viernes, 28 de junio de 2019

El Paro en La Guajira continúa.

El Paro en La Guajira continúa.  Las comunidades han decidido seguir hasta cuando el gobierno se comprometa a cumplir con las demandas.  

Para entender mejor las demandas del #ParoEnLaGuajira, compartimos con ustedes esta información.


jueves, 27 de junio de 2019

#DefendamosSuVoz - Campaña por las Mujeres Defensoras de la Vida

Las mujeres defensoras de los Derechos Humanos se enfrentan a peores condiciones de protección y seguridad por defender la vida.  La Fuerza de Mujeres Wayuu, se une a esta campaña global para defender las voces de todas las mujeres que enfrentan situaciones de vulnerabilidad por llevar a cabo su trabajo.

#DefendamosSuVoz


Mujeres que defienden, mujeres atacadas

Hay personas que, por defender un río, un bosque, una montaña, están siendo atacadas, amenazadas, incluso asesinadas. Hay mujeres que están siendo silenciadas por levantar su voz, por exigir respeto y dignidad, por defender la tierra y el medio ambiente. Esto está ocurriendo en muchos países. En Colombia, el silencio mata.



¿Qué está pasando en Colombia con las mujeres que defienden la tierra, el territorio y el medioambiente?


En Colombia, desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016, las mujeres defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente son un estorbo para quienes tienen intereses económicos en zonas ricas en recursos naturales. El final del conflicto ha propiciado la expansión de modelos extractivistas como la tala, la minería o los cultivos a gran escala, que afectan a los intereses de las comunidades rurales. 

Se han incrementado los casos de amenazas, agresiones y asesinatos de defensoras de derechos a la tierra, el territorio y el ambiente.

¿Por qué sus voces están silenciadas? 

Mujeres campesinas, indígenas y afrocolombianas están siendo amenazadas y asesinadas por enfrentarse a esos intereses económicos legales e ilegales. Las agresiones contra ellas casi se han duplicado en el primer trimestre de 2019. Son víctimas de ataques violentos, desaparición forzada, acoso sexual o amenazas y agresiones a sus familias.


¿Qué pedimos?

Pedimos que el gobierno colombiano escuche a estas mujeres y aplique medidas de prevención y protección urgentes, efectivas y con enfoque de género, colectivo, étnico y territorial. Pedimos que esas medidas tengan en cuenta el criterio de las mujeres defensoras de la tierra y el medioambiente. Queremos, en definitiva, que la seguridad de las defensoras sea política de estado para reducir las crecientes cifras de asesinatos y amenazas.

¿Qué puedes hacer tú?

Sé parte de esta campaña en la que tu participación puede ayudar a que se conozca el problema y a que el gobierno colombiano escuche alto y claro la voz de estas mujeres. Comparte los contenidos de esta página en tus redes sociales y denúncialo utilizando la etiqueta #DefendamosSuVoz.

Oxfam y las defensoras


Nuestro objetivo es que se reconozca el valioso aporte de las mujeres defensoras de derechos agrarios, ambientales y territoriales y se garantice su vida, su derecho a ejercer el liderazgo y a vivir dignamente en sus territorios. Ellas viven en zonas rurales y enfrentan múltiples barreras, entre ellas los mayores niveles de pobreza, la falta de acceso a servicios básicos, las restricciones para el acceso a la salud y la educación y el abandono del Estado.
A través de alianzas con organizaciones expertas, llevamos a cabo formación en prevención, autoprotección y protección.
Realizamos análisis de riesgo para cualquier actividad que realizamos con las mujeres defensoras.
Las acompañamos en sus demandas ante distintos actores para que se cumplan sus propuestas de protección.
Visibilizamos la situación de las defensoras en el ámbito nacional e internacional en conjunto con organizaciones aliadas.
Apoyamos estrategias para que sus voces sean escuchadas y sus propuestas de política pública sean tenidas en cuenta.


Tomado de:  https://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/proyectos/avanzadoras/mujeres-que-defienden-mujeres-atacadas


miércoles, 8 de mayo de 2019

NUEVA AMENAZA CONTRA FUERZA DE MUJERES WAYUU EN MENOS DE UNA SEMANA


DENUNCIAMOS

NUEVA AMENAZA CONTRA FUERZA DE MUJERES WAYUU
EN MENOS DE UNA SEMANA


Transcurridos tan solo 8 días cuando se alertó a través de un comunicado público, en el que se dio detalle de amenazas en contra del Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu, se recibe u nuevo panfleto con membrete de “Las Águilas Negras – Bloque Capital”, en el que para esta ocasión se publican nuevos nombres y fotografías de miembros pertenecientes a nuestro proceso organizativo.

LOS NUEVOS HECHOS

1.  El día martes 7 de mayo de 2019, fueron arrojados por debajo de la puerta de la residencia de una compañera de nuestro proceso, 2 panfletos idénticos en los que de manera directa se vuelven a mencionar a Deris Paz, Luis Misael Socarras, Dulcy Cotes, Miguel Iván Ramírez, pero además en esta oportunidad agregan 2 nombres más que en la oportunidad anterior no habían sido mencionados: Angélica Ortiz y Evelyn, anexando además fotografías de compañeras y compañeros que han sido tomadas de publicaciones realizadas a través del blog Notiwayuu.

2.   La compañera dueña de la residencia, para el día martes se encontraba de viaje, y en el momento de llegar hasta su casa el día miércoles 8 de mayo de 2019, recibió por parte de una amistad que cuida la casa, las hojas que contienen las nuevas amenazas.

3.  Para la presente narrativa de los hechos nos reservamos especificidad del lugar donde fueron arrojados dichos panfletos, con la intención de entregar la información a las autoridades competentes para que adelanten su proceso investigativo.

ANTECEDENTES RECIENTES

1.   Aproximadamente a las 4 de la tarde del 29 de abril de 2019, a través de un perfil de la red social Facebook con el nombre de "Pedro Lastra", fueron publicadas y compartidas,  dos imágenes: una correspondía a amenazas del 2018 en la que logotipos de nuestra organización aparecieron junto a logotipos que representan al Movimiento Nación Wayuu, La Organización Wayuu Araurayu y La ONIC; la segunda imagen, contenía de manera específica los logotipos de La Fuerza de Mujeres Wayuu, así como también mencionaba de forma directa los nombres y apellidos de 6 de sus integrantes: Karmen Ramírez, Miguel Ramirez, Jakeline Romero, Deris Paz, Luis Misael Socarras, Dulcy Cotes.

2.  La publicación del perfil "Pedro Lastra", es acompañada por un  comentario en el que menciona y etiqueta a dos personas más: Carlos Daniel Hernández y Rosa María Cano.

3.  Al revisar la red social Facebook, para tratar de obtener  información sobre "Pedro Lastra" - a eso de las 9 de la noche, el perfil ya había sido eliminado.

RECALCAMOS

A pesar de las denuncias que hemos elevado a las instituciones competentes, nunca han revelado resultados que nos aseguren que nuestro trabajo por la defensa de la paz, de nuestros derechos,  de los derechos de Wounmainkat y nuestras vidas propias no corren peligro.

Desde las amenazas proferidas en nuestra contra el 10 de octubre de 2018, no ha habido resultado alguno a nuestras denuncias.  Responsabilizamos, una vez más, al Estado Colombiano, por cualquier hecho que atente contra nuestro trabajo o nuestras vidas.

REITERAMOS NUESTRAS SOLICITUDES:

1.  Solicitamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgar medidas cautelares al movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyuu Wayuu para que podamos continuar con nuestro trabajo por la defensa de Wounmainkat - Nuestra Tierra, Wuinkat - el agua,  Kataa o’ui  - la vida, y Anajirra A’in - La Paz.  

2.   Pedimos al actual gobierno que inicie un plan de acción inmediata para garantizar el cumplimiento de la jurisprudencia emitida por la Corte Constitucional en favor de los pueblos indígenas para evitar el exterminio de nuestros pueblos a causa de la guerra.  Además, pedimos que se atienda de manera priorizada la grave condición de riesgo en que nos encontramos, a fin de proteger nuestras vidas.

3.  Convocamos a las Misiones y Cuerpos Diplomáticos acreditados en Colombia para monitorear la delicada y vulnerable situación en la que nos encontramos les defensores de derechos humanos en el Pueblo Wayuu.    Así mismo solicitamos que exijan al actual gobierno, dar cumplimiento a los Acuerdos de Paz, así como con a los compromisos adquiridos internacionalmente en materia de derechos humanos, especialmente los que tienen que ver con los derechos de los pueblos indígenas y defensores de derechos humanos.

4.    Instamos a la Unidad Nacional de Protección (UNP) a reevaluar las medidas del plan de protección de la FMW-SJW  así como a reforzar las estrategias de protección desde una visión holística, que contemple la protección espiritual como parte del programa que nos permita garantizar no solo el trabajo en nuestro territorio, sino también la protección de la vida.

Invitamos a la sociedad civil en general, para que rompamos las barreras de la indiferencia y nos manifestemos en exigencia permanente para que se esclarezcan estos hechos, los cuales no son sucesos aislados frente a la realidad misógina, estigmatizante y que ha trascendido a atentados y asesinatos selectivos en contra de los diferentes liderazgos sociales que defendemos la vida, nuestro territorio y nuestros derechos en toda Colombia.

Wajiira – Wounmaikat
9 de Mayo de 2019

martes, 30 de abril de 2019

D E N U N C I A M O S: Estigmatización, persecución y amenazas

La Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyuu Wayuu (FMW-SJW)

D E N U N C I A

Estigmatización, persecución y amenazas



Nos declaramos en  defensa permanente de
Wounmainkat - Nuestra Tierra,  Wüinkat - el agua,
Kataa o’u  - la vida y  Anajirrra A'in - la paz



Esta vez las amenazas han sido dirigidas directamente a nuestro movimiento y a las personas que lo integramos.  Hemos completado 14 años de trabajo incansable en los cuales nuestra única arma ha sido La Palabra que levantamos en defensa de lo que consideramos justo para la protección de Wounmainkat - Nuestra Madre Tierra, Nuestros Derechos, y el derecho a vivir en paz.

Denunciamos y repudiamos las nuevas estrategias de amenazas que han sido esta vez efectuadas por las “Águilas Negras - Bloque Capital D.C.” a través de la creación de perfiles falsos en redes sociales que desde el día 29 de abril a las 3:50 de la tarde, publicaron un panfleto en el que se nos persigue, estigmatiza y amenaza.

Nos permitimos mencionar los hechos en detalle que evidencian una nueva amenaza colectiva en contra de nuestro movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyuu Wayuu, la cual menciona de manera específica el nombre de varias de personas de nuestro movimiento:





L O S   H E C H O S

  1. Varias de las personas que integran nuestro movimiento comenzamos a recibir a través de mensajes de alerta provenientes de personas cercanas, la noticia de que circulaba en redes sociales un panfleto en el cual se nos amenazaba.

  1. Aproximadamente a las 4 de la tarde del 29 de abril de 2019, a través de un perfil de la red social Facebook con el nombre de "Pedro Lastra", fueron publicadas y compartidas,  dos imágenes: una correspondía a amenazas del 2018 en la que logotipos de nuestra organización aparecieron junto a logotipos que representan al Movimiento Nación Wayuu, La Organización Wayuu Araurayu y La ONIC; la segunda imagen, contenía de manera específica los logotipos de La Fuerza de Mujeres Wayuu, así como también mencionaba de forma directa los nombres y apellidos de 6 de sus integrantes: Karmen Ramírez, Miguel Ramirez, Jakeline Romero, Deris Paz, Luis Misael Socarras, Dulcy Cotes.   

  2. La publicación del perfil "Pedro Lastra", es acompañada por un  comentario en el que menciona y etiqueta a dos personas más: Carlos Daniel Hernández y Rosa María Cano.

  3. Al revisar la red social Facebook, para tratar de obtener  información sobre "Pedro Lastra" - a eso de las 9 de la noche, el perfil ya había sido eliminado.

No es la primera vez que campañas misóginas y generadoras de odio, se han divulgado en contra de la Fuerza de Mujeres Wayuu;  hemos también sido amenazadas de muerte y la persecución que hemos tenido que enfrentar incluso ha obligado a personas de nuestro movimiento a huir del territorio.  A pesar de las denuncias que hemos elevado a las instituciones competentes, nunca han revelado resultados que nos aseguren que nuestro trabajo por la defensa de la paz, de nuestros derechos,  de los derechos de Wounmainkat y nuestras vidas propias no corren peligro.

De manera decidida,  las personas que hacemos parte del Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyuu Wayuu nos declaramos:

  1. En defensa permanente de los derechos de Wounmainkat - Nuestra Madre Tierra.
  2. En defensa permanente de la Paz que hemos ayudado a construir desde nuestras luchas.  
  3. En defensa y lucha permanente por el agua, el territorio y la vida misma.  

Desde las amenazas proferidas en nuestra contra el 10 de octubre de 2018, no ha habido resultado alguno a nuestras denuncias.  Responsabilizamos, una vez más, al Estado Colombiano, por cualquier hecho que atente contra nuestro trabajo o nuestras vidas y hacemos una vez más, las siguientes  

S O L I C I T U D E S


  1. Solicitamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgar medidas cautelares al movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyuu Wayuu para que podamos continuar con nuestro trabajo por la defensa de Wounmainkat - Nuestra Tierra, Winkat - el agua,  Kataa o’ui  - la vida, y Anajirra A’in - La Paz.  
  2. Pedimos al actual gobierno que inicie un plan de acción inmediata para garantizar el cumplimiento de la jurisprudencia emitida por la Corte Constitucional en favor de los pueblos indígenas para evitar el exterminio de nuestros pueblos a causa de la guerra.  Además, pedimos que se atienda de manera priorizada la grave condición de riesgo en que nos encontramos, a fin de proteger nuestras vidas.
  3. Convocamos a las Misiones y Cuerpos Diplomáticos acreditados en Colombia para monitorear la delicada y vulnerable situación en la que nos encontramos les defensores de derechos humanos en el Pueblo Wayuu.    Así mismo solicitamos que exijan al actual gobierno, dar cumplimiento a los Acuerdos de Paz, así como con a los compromisos adquiridos internacionalmente en materia de derechos humanos, especialmente los que tienen que ver con los derechos de los pueblos indígenas y defensores de derechos humanos.
  4. Instamos a la Unidad Nacional de Protección (UNP) a reevaluar las medidas del plan de protección de la FMW-SJW  así como a reforzar las estrategias de protección desde una visión holística, que contemple la protección espiritual como parte del programa que nos permita garantizar no solo el trabajo en nuestro territorio, sino también la protección de la vida.  

Wajira - Wounmaikat
30 de abril de 2019

martes, 9 de abril de 2019

Fuerza de Mujeres Wayuu participa en actividades sobre extractivismo en Irlanda


El día 6 de abril 2019, se realizó en Dublín, Irlanda, la conferencia ‘Mujeres Defendiendo La Tierra de la Minería Destructiva’, con la participación de Jakeline Romero Epiayu de Fuerza de Mujeres Wayúu.

La conferencia es parte de una semana de actividades que realiza la organización irlandesa LASC, el Centro de Solidaridad con América Latina.

Desde Septiembre del 2018, LASC y otras organizaciones en Irlanda están impulsando una campaña sobre la mina Cerrejón. La empresa semi-estatal de electricidad de Irlanda, la Electricity Supply Board (ESB), importa carbón de Cerrejón para producir electricidad en la única termoelectrica del país. Desde 2011, más de 90% del carbón importado por la ESB viene de Cerrejón. Además, la empresa responsable por las ventas globales del carbón de Cerrejón, la Coal Marketing Company (CMC) tiene su sede internacional en Dublín, Irlanda.

La campaña en Irlanda busca concientizar a la gente irlandesa sobre donde viene el carbón que la empresa ESB importa para producir electricidad, y obligar al estado irlandés asumir su responsabilidad por la violación de derechos humanos en La Guajira. La campaña busca que el estado irlandés deje de comprar este carbón por razones de derechos humanos, pero también el objetivo es usar la campaña misma como forma de deslegitimar a la empresa Cerrejón y visibilizar la realidad de los impactos de la actividad minera en La Guajira, además de realizar acciones de solidaridad con las comunidades afectadas en La Guajira.

Durante la semana de actividades de LASC, Fuerza de Mujeres Wayúu va a participar en cuatro eventos públicos – la conferencia en Dublín, seminarios públicos en las universidades de Cork y Galway, y un foro público en Dublín junto con las organizaciones Centro para la Democracia y el Instituto Transnacional. Además se va a realizar una reunión con parlamentarios irlandeses que están en el Comité de Relaciones Exteriores del gobierno irlandés, reuniones con activistas y ONGs, y entrevistas en los medios.

La participación de Fuerza de Mujeres Wayúu en esta semana de actividades es imprescendible en realizar el trabajo de conscientización en la gente de la procedencia del carbón que se consume y la responsabilidad de los gobiernos de los paises que importan este carbón. Además es importante  impulsar a la gente para que actue en solidaridad con los pueblos indígenas, Afrodescendientes y campesinas de Colombia. En la conferencia en Dublín el día 6 de abril se hizo un pequeño acto de solidaridad con la Minga Indígena:


miércoles, 20 de marzo de 2019

No queremos que extraigan el Carbón de Cañaverales

Comunicado a la opinión publica

Decimos NO a otra explotación de carbón
a cielo abierto en La Guajira

La comunidad de Cañaverales, ubicada en San Juan del Cesar (sur de La Guajira), quiere expresar ante la opinión pública, nacional e internacional, el inminente riesgo de desplazamiento y transformación del uso y vocación del suelo por la ejecución de un megaproyecto minero sobre nuestro territorio, el cual seguirá profundizando la grave crisis social, económica, cultural y ambiental en la región, especialmente para las comunidades étnicas y campesinas que se encuentran en el área de influencia de este denominado “corredor minero” del sur de La Guajira y norte del Cesar.

Estamos aportas de que, en los próximos 30 años, “El Proyecto Minero Integrado Minas Cañaverales” pueda explotar, transportar y exportar carbón térmico extraídos del subsuelo de nuestros territorios ubicados en los municipios de San Juan del Cesar, Fonseca y Dibulla, además de transformar 150 km del departamento con la construcción de un ferrocarril de carga y contaminar nuestros mares con un puerto de cargue directo en el municipio de Dibulla.

Tal Proyecto que cuenta con el aval del Estado, fue planeado y concesionado a las empresas brasileñas MPX y CCX y, actualmente es ejecutado por la Empresa Best Coal Company SAS (BCC), filial de la multinacional turca Yildrim Holdings, la cual ha venido realizando diversas reuniones en nuestras comunidades de los municipios de San Juan del Cesar y Fonseca para presentar el proyecto minero, los respectivos estudios de impacto y manejo ambiental, así como los supuestos beneficios para las comunidades.

No obstante, la información ha sido poco transparente y ha generado confusión entre la población local, pues, por ejemplo, desconocemos cual va a ser el destino de nuestras fuentes de agua como el Manantial de Cañaverales que, a pesar de ser declarado Reserva Forestal Protectora, su exposición a la explotación minera pone en riesgo su existencia y así, nuestra pervivencia en el territorio.

En este sentido, teniendo en cuenta que el Manantial de Cañaverales es fuente de agua para el consumo humano y para el desarrollo de actividades productivas de los habitantes urbanos y rurales del municipio, y reconociendo la vocación agropecuaria de Cañaverales y de las zonas aledañas, manifestamos a viva voz: NO estar de acuerdo con la minería y consideramos que el proyecto minero de la empresa BCC no garantiza la protección de la vida y la preservación de los ecosistemas naturales de la región.

Decimos NO al Proyecto Minero Cañaverales porque con el inicio de la explotación se pone en grave riesgo nuestro:

• Derecho a la vida, la libertad y la integridad: es sabido que en el país los líderes y lideresas en procesos de defensa del territorio han sido atacados, amenazados y estigmatizados.

• Derecho humano al agua: con la explotación minera se dificulta el acceso al agua, aumenta la contaminación de cuerpos de agua, se genera la pérdida de fuentes hídricas y las limitaciones en el abastecimiento de agua para el consumo humano.

• Derecho a la salud: con la contaminación del agua, aire y suelo, el uso de químicos y la exposición al carbón se genera riesgos y daños crónicos a la salud, así como muertes prematuras.

• Derecho a la alimentación: el cambio o sustitución de la actividad agropecuaria por la actividad minera implica riesgos en la soberanía alimentaria de las poblaciones locales.

• Derecho al trabajo: las empresas mineras brindan escasas y precarias oportunidades laborales a los pobladores locales y crean economías de dependencia a la industria extractiva haciendo que perdamos nuestra vocación agropecuaria.

• Derecho a la participación: no se permite que las comunidades decidan conforme a los derechos consagrados en la constitución y las comunidades se ven sometidas a las imposiciones de las empresas.

Por las razones expuestas, nosotros los pobladores de Cañaverales reiteramos no estar de acuerdo con la minería proyectada en nuestro territorio, siendo nuestra decisión proteger el territorio, el agua y la vida frente a los megaproyectos mineros.

Comunidad de Cañaverales, San Juan del Cesar, La Guajira.
19 de marzo de 2019

lunes, 29 de octubre de 2018

Fuerza de Mujeres Wayuu cierra ciclo de conversatorios para tejer memoria de las víctimas de la guerra en Colombia


wayuu

Con el paso de los años, las victimas que ha dejado el conflicto armado en Territorio Wayuu, consideran que aún hay mucho por hablar y para hilar la memoria, encontrar el camino para la justicia, la reparación y la verdad.

“La verdad es el espíritu de la palabra y en el pueblo wayuu somos gente de palabra, la palabra si no es expuesta con la verdad, no es nada…” – partiendo de esta reflexión, desde hace 3 meses el Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu inició un recorrido por el territorio, con la finalidad de realizar 6 encuentros comunitarios en los que se honrara la palabra para tejer memoria en torno a la situación en la que se encuentran diferentes familias en torno al impacto generado por diferentes actores armados en diferentes etapas de la guerra afrontada en Colombia.

La primera y segunda actividad se llevaron a cabo en el mes de agosto en el sur de La Guajira, concentrando entre resguardos, asentamientos y comunidades, más de 16 testimonios. Seguido a estos encuentros, nuestros pasos se trasladaron hasta Uribia en el mes de septiembre, donde a través del apoyo de La Unidad de Victimas, se dio cita para escuchar las vivencias de 10 comunidades de las zonas de la alta guajira entre Uribia y Manaure. Por último, este ciclo de conversatorios se cierra en Maicao con la presencia de  12 voces comunitarias de este municipio, así como también las vivencias de Albania y Riohacha.

Es común encontrar entre los testimonios de la gente, la divagante pregunta acerca del - ¿porqué les paso esto a tantas familias wayuu? - para lo cual dentro del desarrollo metodológico de las actividades se llevaban a cabo exposiciones que contenían un recuento histórico de la guerra contemporánea que se ha afrontado en toda Colombia, para que posterior a esto se diera paso a que entre todos se reflexionara acerca de los intereses territoriales que ocasionaron muertes, masacres, desapariciones, secuestros, violaciones y desplazamientos, evidenciando que están enfocados en el despojo y manipulación de las tierras en función del aprovechamiento de las multinacionales, la militarización estratégica, el comercio del contrabando marítimo y fronterizo, así como también la cooptación del negocio de drogas ilícitas, siendo estos diferentes argumentos los que han puesto en riesgo de exterminio al pueblo Wayuu, como la manifiesta el auto 004 emitido por la Corte Constitucional en el año 2009.

wayuu

Esta propuesta que está siendo apoyada por Oxfam, ha tenido como objetivo por parte de La Fuerza de Mujeres Wayuu, realizar un documento que dé cuenta acerca de las realidades narradas por las propias víctimas, acerca del seguimiento que se ha hecho a los casos de victimización y su vinculación a los diferentes programas para la reparación integral de sus derechos, para que el conjunto de testimonios, se conviertan en un referente para que además de tejer memoria, se le permita decir al estado Colombiano las inquietudes, demandas e incluso sugerencias, de tal manera que esto repercuta en un plan que accione estrategias que garanticen justicia, verdad y tranquilidad a las familias afectadas en el marco de la violencia que han protagonizado los diferentes actores armados en el territorio, tanto legales como ilegales.

Entre los testimonios registrados a lo largo del territorio, los principales relatos indican que leyes como la de Justicia y Paz, Ley de Victimas o la de Restitución de Tierras, si bien han hecho diferentes esfuerzos por esclarecer los hechos victimizantes, estos han sido insuficientes teniendo en cuenta aspectos como: falta de información que llegue hasta las comunidades, estrategias que brinden apoyo a comunidades para traslados y seguimiento de documentos; por otra parte se habla de la falta de acompañamiento oportuno y diferencial, teniendo en cuenta factores culturales y territoriales, así como también las garantías en seguridad, debido a que en muchos de los casos manifiestan sentirse aún amenazados, siendo este factor una realidad por la cual incluso se identificaron varios casos sin denunciar, debido al ambiente de temor que aún sienten.

Seguidamente a este recorrido, La Fuerza de Mujeres Wayuu, para finales del mes de noviembre espera estar haciendo público un documento escrito y otro audiovisual, en el que aparecerán diferentes datos que van desde lo estadístico hasta lo testimonial, con lo cual se pretende incidir  ante el estado colombiano para que de manera oportuna se le dé un mejor tratamiento a los diferentes casos existentes y se le dé seguimiento a los que aún no han podido denunciar, para que de esta manera se asista con justicia, reparación, garantías de no repetición en honor al cumplimiento de la palabra para hallar la verdad en torno acerca del porqué en Territorio Wayuu tenía que hacer presencia las atrocidades dejadas por los malos sueños del conflicto armado de Colombia.

viernes, 19 de octubre de 2018

#SiHayAguaHayChicha – Eere Wüin Eesü Uujot



Movilización del Pueblo Wayuu por la defensa
de Los Espíritus del Agua, La Tierra y Nuestros Alimentos Ancestrales.

Si hay agua, hay chicha, hay siembra, hay vegetación, hay alimentos, hay animales, hay tranquilidad en el territorio. El agua hace parte de nuestra esencia espiritual, armoniza nuestra forma de organizarnos socialmente, dinamiza nuestra economía, fortalece la tierra; si hay agua hay vida, si hay agua… lo tenemos todo. ¡Es nuestro buen vivir!

La presente campaña de movilización es una apuesta promovida hermanando esfuerzos humanos y organizativos entre: Organización Indígena de La Guajira Yanama, IPS Indígena Ayuuleepala, Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu, Fundación Los Hijos del Sol y La Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu, procesos que colocan ante la opinión pública la necesidad de hablar de los diferentes cuerpos de agua presentes en el territorio, su estado actual y planteamiento de ideas para contrarrestar los impactos negativos que les vulneran, tales como la explotación del carbón por parte de la multinacional Cerrejón, los cambios climáticos, el represamiento y desviación de los ríos, así como también analizar la disposición de la voluntad política en la toma de decisiones para protegerles y promover estrategias que garanticen el mínimo vital de agua y los derechos a la tierra para todas las comunidades wayuu, teniendo en cuenta que es este un derecho fundamental de los seres humanos.

Dicha estrategia se despliega con el HT #SiHayAguaHayChicha acompañado de una imagen que tiene como objetivo tomarse las diferentes redes sociales y haciendo un recorrido por el territorio identificando diferentes alimentos del Pueblo Wayuu, aprovechando que coyunturalmente desde el 15 y hasta el 26 de octubre de 2018, se lleva a cabo por parte de Land Rigths Now – Derechos a La Tierra Ya, la jornada de movilización Mundial por Los Alimentos, eventualidad que busca desplegar estrategias que visibilicen la soberanía de los pueblos y sus luchas por mantener las formas ancestrales de alimentarse sanamente con base a su identidad cultural y terrígena, de cara a la arremetida homogenizante de la globalización que estandariza la forma de alimentarnos en la actualidad.

Es la Chicha la bebida que por excelencia se prepara y consume por todo el Abya Yala, teniendo como base para su preparación la gran variedad de semillas endémicas del maíz y por su puesto el buen estado de las diferentes fuentes de agua; partiendo de esta realidad identitaria, la campaña #SiHayAguaHayChicha busca vincular que más pueblos indígenas se sumen a esta iniciativa expresando sus ideas y planteamientos frente a las realidades que vulneran sus formas de alimentarse tradicionalmente, así como también para que hagamos una cadena global para decirle al mundo en nuestros diferentes idiomas qué #SiHayAguaHayChicha – como en este caso lo decimos desde Territorio Wayuu: Eere Wüin Eesü Uujot.

Esperemos en estos días entonces un despliegue de recorridos por el territorio, imágenes, videos, documentos, ideas y propuestas para expresarle al mundo que el Pueblo Wayuu se hace sentir diciendo: Si Hay Agua, Hay Chicha; Si Hay Agua, Hay Vida; Si Hay Agua… lo tenemos todo.

martes, 16 de octubre de 2018

Lo que pasó en Alakat

Por, Ángel Gonzales
Red de comunicadores wayuu pütchimajana

Recuerdo tanto esa mañana soleada, casi la ranchería respiraba ese ambiente fresco así como cuando uno siente esa sensación de haberse bañado para recibir el auge del nuevo amanecer, y es precisamente  aquí donde se debe trazar ese comienzo, en la ranchería Alakat una comunidad que se ubica a los 53 kilómetros de la troncal del caribe vía Riohacha, aquí todos se preparaban para recibir una visita después de un largo tiempo sin acoger a nadie; ese encuentro animó a todos; mi abuela preparaba los mejores chinchorros, mi mama montaba cerca al fogón sobre una tres piedras una olla para la chicha, mis tíos preparaban la enramada, ese único lugar donde se tejen con el primer hilo los pensamientos, los niños preguntaban y sentían mucha curiosidad, no solo hacemos esto cuando llegan políticos, como dicen por ahí, es que la atención y la cordialidad caracteriza el wayuu o eso es lo que han dejado mis tíos, esos que hoy físicamente no se encuentran, pero estamos seguros que sus andares no fueron en vano porque sus espíritus están con nosotros, aun reposan en nuestras frescas memorias sus legados, esa razón de unidad se intensificaba cada hora que pasaba.

Eran las doce del medio día cuando  dos camionetas blancas se adentraron  hasta la ranchería, todos estaban a la expectativa, algunos familiares y vecinos nos acompañaban en la enramada, les dimos la bienvenida a nuestros visitantes con ese apretón de mano y ese abrazo wayuu que nunca falta, un buen café armoniza ese lazo que se empezaba a consumar y nuestra comida tradicional enamoraba con su sabor a nuestros acompañantes, entre ellos quien ha hecho posible el primer trazo, ese liderazgo wayuu que corría entre sus venas era lo que lo ha devuelto a la tierra de su progenitor, es Lemnec Tiller Avellaneda un joven estudiante de ingeniería meca trónica en la universidad autónoma de Bucaramanga, dispuesto a trabajar desde su profesión  en las comunidades wayuu, un proyecto que hace parte de sus sueño y que hoy quiere convertir realidad con ayuda de todos sin ningún tipo de interés económico;  así mismo le acompañaban un grupo de investigadores en geofísica y geología PANGEA  de la universidad de pamplona, la empresa Geología y Servicios GYS Ltda. Y dos delegados de la comisión de derechos humanos, frente a todos se presentaron una vez entrando en armonía y pidiendo permiso al territorio y a sus autoridades, Lemnec procede a exponer con entusiasmo esa actividad la cual ha venido planeando desde hacia muchísimo tiempo atrás, constaba de un estudio de terreno a través de métodos geofísicos para determinar presencia de agua en mayor proporción y con base a este método comenzar con la ejecución de un sistema de bombeo solar en algunas rancherías focalizadas como proyectos guías, mientras las miradas se entrecruzaban esa tarde entre todos también se paseaban las suaves brisas que acariciaban con suspiros esos atardeceres,  en ese momento se desarrollaban las actividades, mi abuela estaba asombrada por todo eso que estaban realizando en la comunidad, pero al mismo tiempo estaba complaciente de ser anfitriona de su casa.


Pero lo que mas asombro le trajo fue ese aparato que decía era un “uchii” en wayunaiki traduce como “pájaro” pero un uchii de cuatro alas como ella decía, se describía así el Drone que sobrevolaba Víctor Cordero un joven comunicador social egresado de la universidad de pamplona que se ha ganado ese espacio con la comunidad para tejer  mancomunadamente otra mirada comunicativa quien ha colocado a nuestra mano estas herramientas para captar la mejor historia de mi ranchería.

La noche caía mansamente, se trazaba en el firmamento esa línea de estrellas y constelaciones conocida como vía láctea, esa estría que para nosotros nos recuerda el espiral del origen y de la vida, una buena fogata se levantaba en medio de la penumbra para  conocer el verdadero sentido de nuestra comunicación a través de la oralidad, esa trasmisión de saberes por medio de relatos e historias fueron los que se encargaron de  amenizar el contexto donde la colectividad participo; al siguiente día el sol se levantaba sobre cúmulos de nubes y prontamente una plática con aroma de despedida con Margarita Epiayu y Venancio Andrade, Autoridades de este territorio dejan en la comunidad ese sentimiento nostálgico que suele pasar cuando se dan muy buenos y humanos encuentros, pero con la certeza y la fortaleza de apoyar estas iniciativas sobre todo si se trata del agua un preciado liquido del cual no tenemos garantía en nuestro territorio, en ese momento escuchaba a mi tío con el wararat en la mano como su voz golpeaba esa conciencia de lo que representa el agua para nosotros, así mismo ese ser divino representado en juya, casualmente por estos días la lluvia nos hace esa gran vista casi en todo el territorio wayuu, ambos lideres asienten que el agua sea una permanencia y un factor muy significativo para la subsistencia en todas la rancherías. No obstante no solo se visitó esta comunidad, su siguiente recorrido  fue en la ranchería majayütpana corregimiento de Jonjoncito en Uribía, la lluvia no fue impedimento para llegar hasta ese lugar que  también guarda sus encantos sobre esa serranías de piedras llamadas jarara, a este lugar se llego para realizar el mismo procedimiento donde nos recibió Petra Mercedes Pana una lideresa wayuu quien ha trabajado incansablemente para sacar adelante su escuela, reúne expresar que las investigaciones que hacen nuestros visitantes permitirá esclarecer mediante estos estudios la permanencia de agua o el comportamiento de acuíferos subterráneos de igual manera la viabilidad de su extracción implementando un sistema de bombeo que funcione con paneles solares 

Nos llenamos de barro, el mismo de donde nacimos, de agua el mismo que ha fecundado a la tierra, siempre se puede trabajar desde las bases, las rancherías wayuu merecen tener la oportunidad de progresar, hacerle frente a ese asistencialismo que nos golpea, es hora de optar por una transformación dentro de nuestras comunidades, sin crear una beligerancia, apoyar nuevas iniciativas en pro del avance, de la auto sostenibilidad, y del emprendimiento, sin despojar nuestra cultura. La implementación de estos pozos con bombas solares pueden ser una alternativa, y yo les traje esta historia para contárselas.

El Paro en La Guajira continúa.

El Paro en La Guajira continúa.  Las comunidades han decidido seguir hasta cuando el gobierno se comprometa a cumplir con las demandas.   ...