Tu eres el visitante No.

lunes, 29 de octubre de 2018

Fuerza de Mujeres Wayuu cierra ciclo de conversatorios para tejer memoria de las víctimas de la guerra en Colombia


wayuu

Con el paso de los años, las victimas que ha dejado el conflicto armado en Territorio Wayuu, consideran que aún hay mucho por hablar y para hilar la memoria, encontrar el camino para la justicia, la reparación y la verdad.

“La verdad es el espíritu de la palabra y en el pueblo wayuu somos gente de palabra, la palabra si no es expuesta con la verdad, no es nada…” – partiendo de esta reflexión, desde hace 3 meses el Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu inició un recorrido por el territorio, con la finalidad de realizar 6 encuentros comunitarios en los que se honrara la palabra para tejer memoria en torno a la situación en la que se encuentran diferentes familias en torno al impacto generado por diferentes actores armados en diferentes etapas de la guerra afrontada en Colombia.

La primera y segunda actividad se llevaron a cabo en el mes de agosto en el sur de La Guajira, concentrando entre resguardos, asentamientos y comunidades, más de 16 testimonios. Seguido a estos encuentros, nuestros pasos se trasladaron hasta Uribia en el mes de septiembre, donde a través del apoyo de La Unidad de Victimas, se dio cita para escuchar las vivencias de 10 comunidades de las zonas de la alta guajira entre Uribia y Manaure. Por último, este ciclo de conversatorios se cierra en Maicao con la presencia de  12 voces comunitarias de este municipio, así como también las vivencias de Albania y Riohacha.

Es común encontrar entre los testimonios de la gente, la divagante pregunta acerca del - ¿porqué les paso esto a tantas familias wayuu? - para lo cual dentro del desarrollo metodológico de las actividades se llevaban a cabo exposiciones que contenían un recuento histórico de la guerra contemporánea que se ha afrontado en toda Colombia, para que posterior a esto se diera paso a que entre todos se reflexionara acerca de los intereses territoriales que ocasionaron muertes, masacres, desapariciones, secuestros, violaciones y desplazamientos, evidenciando que están enfocados en el despojo y manipulación de las tierras en función del aprovechamiento de las multinacionales, la militarización estratégica, el comercio del contrabando marítimo y fronterizo, así como también la cooptación del negocio de drogas ilícitas, siendo estos diferentes argumentos los que han puesto en riesgo de exterminio al pueblo Wayuu, como la manifiesta el auto 004 emitido por la Corte Constitucional en el año 2009.

wayuu

Esta propuesta que está siendo apoyada por Oxfam, ha tenido como objetivo por parte de La Fuerza de Mujeres Wayuu, realizar un documento que dé cuenta acerca de las realidades narradas por las propias víctimas, acerca del seguimiento que se ha hecho a los casos de victimización y su vinculación a los diferentes programas para la reparación integral de sus derechos, para que el conjunto de testimonios, se conviertan en un referente para que además de tejer memoria, se le permita decir al estado Colombiano las inquietudes, demandas e incluso sugerencias, de tal manera que esto repercuta en un plan que accione estrategias que garanticen justicia, verdad y tranquilidad a las familias afectadas en el marco de la violencia que han protagonizado los diferentes actores armados en el territorio, tanto legales como ilegales.

Entre los testimonios registrados a lo largo del territorio, los principales relatos indican que leyes como la de Justicia y Paz, Ley de Victimas o la de Restitución de Tierras, si bien han hecho diferentes esfuerzos por esclarecer los hechos victimizantes, estos han sido insuficientes teniendo en cuenta aspectos como: falta de información que llegue hasta las comunidades, estrategias que brinden apoyo a comunidades para traslados y seguimiento de documentos; por otra parte se habla de la falta de acompañamiento oportuno y diferencial, teniendo en cuenta factores culturales y territoriales, así como también las garantías en seguridad, debido a que en muchos de los casos manifiestan sentirse aún amenazados, siendo este factor una realidad por la cual incluso se identificaron varios casos sin denunciar, debido al ambiente de temor que aún sienten.

Seguidamente a este recorrido, La Fuerza de Mujeres Wayuu, para finales del mes de noviembre espera estar haciendo público un documento escrito y otro audiovisual, en el que aparecerán diferentes datos que van desde lo estadístico hasta lo testimonial, con lo cual se pretende incidir  ante el estado colombiano para que de manera oportuna se le dé un mejor tratamiento a los diferentes casos existentes y se le dé seguimiento a los que aún no han podido denunciar, para que de esta manera se asista con justicia, reparación, garantías de no repetición en honor al cumplimiento de la palabra para hallar la verdad en torno acerca del porqué en Territorio Wayuu tenía que hacer presencia las atrocidades dejadas por los malos sueños del conflicto armado de Colombia.

viernes, 19 de octubre de 2018

#SiHayAguaHayChicha – Eere Wüin Eesü Uujot



Movilización del Pueblo Wayuu por la defensa
de Los Espíritus del Agua, La Tierra y Nuestros Alimentos Ancestrales.

Si hay agua, hay chicha, hay siembra, hay vegetación, hay alimentos, hay animales, hay tranquilidad en el territorio. El agua hace parte de nuestra esencia espiritual, armoniza nuestra forma de organizarnos socialmente, dinamiza nuestra economía, fortalece la tierra; si hay agua hay vida, si hay agua… lo tenemos todo. ¡Es nuestro buen vivir!

La presente campaña de movilización es una apuesta promovida hermanando esfuerzos humanos y organizativos entre: Organización Indígena de La Guajira Yanama, IPS Indígena Ayuuleepala, Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu, Fundación Los Hijos del Sol y La Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu, procesos que colocan ante la opinión pública la necesidad de hablar de los diferentes cuerpos de agua presentes en el territorio, su estado actual y planteamiento de ideas para contrarrestar los impactos negativos que les vulneran, tales como la explotación del carbón por parte de la multinacional Cerrejón, los cambios climáticos, el represamiento y desviación de los ríos, así como también analizar la disposición de la voluntad política en la toma de decisiones para protegerles y promover estrategias que garanticen el mínimo vital de agua y los derechos a la tierra para todas las comunidades wayuu, teniendo en cuenta que es este un derecho fundamental de los seres humanos.

Dicha estrategia se despliega con el HT #SiHayAguaHayChicha acompañado de una imagen que tiene como objetivo tomarse las diferentes redes sociales y haciendo un recorrido por el territorio identificando diferentes alimentos del Pueblo Wayuu, aprovechando que coyunturalmente desde el 15 y hasta el 26 de octubre de 2018, se lleva a cabo por parte de Land Rigths Now – Derechos a La Tierra Ya, la jornada de movilización Mundial por Los Alimentos, eventualidad que busca desplegar estrategias que visibilicen la soberanía de los pueblos y sus luchas por mantener las formas ancestrales de alimentarse sanamente con base a su identidad cultural y terrígena, de cara a la arremetida homogenizante de la globalización que estandariza la forma de alimentarnos en la actualidad.

Es la Chicha la bebida que por excelencia se prepara y consume por todo el Abya Yala, teniendo como base para su preparación la gran variedad de semillas endémicas del maíz y por su puesto el buen estado de las diferentes fuentes de agua; partiendo de esta realidad identitaria, la campaña #SiHayAguaHayChicha busca vincular que más pueblos indígenas se sumen a esta iniciativa expresando sus ideas y planteamientos frente a las realidades que vulneran sus formas de alimentarse tradicionalmente, así como también para que hagamos una cadena global para decirle al mundo en nuestros diferentes idiomas qué #SiHayAguaHayChicha – como en este caso lo decimos desde Territorio Wayuu: Eere Wüin Eesü Uujot.

Esperemos en estos días entonces un despliegue de recorridos por el territorio, imágenes, videos, documentos, ideas y propuestas para expresarle al mundo que el Pueblo Wayuu se hace sentir diciendo: Si Hay Agua, Hay Chicha; Si Hay Agua, Hay Vida; Si Hay Agua… lo tenemos todo.

martes, 16 de octubre de 2018

Lo que pasó en Alakat

Por, Ángel Gonzales
Red de comunicadores wayuu pütchimajana

Recuerdo tanto esa mañana soleada, casi la ranchería respiraba ese ambiente fresco así como cuando uno siente esa sensación de haberse bañado para recibir el auge del nuevo amanecer, y es precisamente  aquí donde se debe trazar ese comienzo, en la ranchería Alakat una comunidad que se ubica a los 53 kilómetros de la troncal del caribe vía Riohacha, aquí todos se preparaban para recibir una visita después de un largo tiempo sin acoger a nadie; ese encuentro animó a todos; mi abuela preparaba los mejores chinchorros, mi mama montaba cerca al fogón sobre una tres piedras una olla para la chicha, mis tíos preparaban la enramada, ese único lugar donde se tejen con el primer hilo los pensamientos, los niños preguntaban y sentían mucha curiosidad, no solo hacemos esto cuando llegan políticos, como dicen por ahí, es que la atención y la cordialidad caracteriza el wayuu o eso es lo que han dejado mis tíos, esos que hoy físicamente no se encuentran, pero estamos seguros que sus andares no fueron en vano porque sus espíritus están con nosotros, aun reposan en nuestras frescas memorias sus legados, esa razón de unidad se intensificaba cada hora que pasaba.

Eran las doce del medio día cuando  dos camionetas blancas se adentraron  hasta la ranchería, todos estaban a la expectativa, algunos familiares y vecinos nos acompañaban en la enramada, les dimos la bienvenida a nuestros visitantes con ese apretón de mano y ese abrazo wayuu que nunca falta, un buen café armoniza ese lazo que se empezaba a consumar y nuestra comida tradicional enamoraba con su sabor a nuestros acompañantes, entre ellos quien ha hecho posible el primer trazo, ese liderazgo wayuu que corría entre sus venas era lo que lo ha devuelto a la tierra de su progenitor, es Lemnec Tiller Avellaneda un joven estudiante de ingeniería meca trónica en la universidad autónoma de Bucaramanga, dispuesto a trabajar desde su profesión  en las comunidades wayuu, un proyecto que hace parte de sus sueño y que hoy quiere convertir realidad con ayuda de todos sin ningún tipo de interés económico;  así mismo le acompañaban un grupo de investigadores en geofísica y geología PANGEA  de la universidad de pamplona, la empresa Geología y Servicios GYS Ltda. Y dos delegados de la comisión de derechos humanos, frente a todos se presentaron una vez entrando en armonía y pidiendo permiso al territorio y a sus autoridades, Lemnec procede a exponer con entusiasmo esa actividad la cual ha venido planeando desde hacia muchísimo tiempo atrás, constaba de un estudio de terreno a través de métodos geofísicos para determinar presencia de agua en mayor proporción y con base a este método comenzar con la ejecución de un sistema de bombeo solar en algunas rancherías focalizadas como proyectos guías, mientras las miradas se entrecruzaban esa tarde entre todos también se paseaban las suaves brisas que acariciaban con suspiros esos atardeceres,  en ese momento se desarrollaban las actividades, mi abuela estaba asombrada por todo eso que estaban realizando en la comunidad, pero al mismo tiempo estaba complaciente de ser anfitriona de su casa.


Pero lo que mas asombro le trajo fue ese aparato que decía era un “uchii” en wayunaiki traduce como “pájaro” pero un uchii de cuatro alas como ella decía, se describía así el Drone que sobrevolaba Víctor Cordero un joven comunicador social egresado de la universidad de pamplona que se ha ganado ese espacio con la comunidad para tejer  mancomunadamente otra mirada comunicativa quien ha colocado a nuestra mano estas herramientas para captar la mejor historia de mi ranchería.

La noche caía mansamente, se trazaba en el firmamento esa línea de estrellas y constelaciones conocida como vía láctea, esa estría que para nosotros nos recuerda el espiral del origen y de la vida, una buena fogata se levantaba en medio de la penumbra para  conocer el verdadero sentido de nuestra comunicación a través de la oralidad, esa trasmisión de saberes por medio de relatos e historias fueron los que se encargaron de  amenizar el contexto donde la colectividad participo; al siguiente día el sol se levantaba sobre cúmulos de nubes y prontamente una plática con aroma de despedida con Margarita Epiayu y Venancio Andrade, Autoridades de este territorio dejan en la comunidad ese sentimiento nostálgico que suele pasar cuando se dan muy buenos y humanos encuentros, pero con la certeza y la fortaleza de apoyar estas iniciativas sobre todo si se trata del agua un preciado liquido del cual no tenemos garantía en nuestro territorio, en ese momento escuchaba a mi tío con el wararat en la mano como su voz golpeaba esa conciencia de lo que representa el agua para nosotros, así mismo ese ser divino representado en juya, casualmente por estos días la lluvia nos hace esa gran vista casi en todo el territorio wayuu, ambos lideres asienten que el agua sea una permanencia y un factor muy significativo para la subsistencia en todas la rancherías. No obstante no solo se visitó esta comunidad, su siguiente recorrido  fue en la ranchería majayütpana corregimiento de Jonjoncito en Uribía, la lluvia no fue impedimento para llegar hasta ese lugar que  también guarda sus encantos sobre esa serranías de piedras llamadas jarara, a este lugar se llego para realizar el mismo procedimiento donde nos recibió Petra Mercedes Pana una lideresa wayuu quien ha trabajado incansablemente para sacar adelante su escuela, reúne expresar que las investigaciones que hacen nuestros visitantes permitirá esclarecer mediante estos estudios la permanencia de agua o el comportamiento de acuíferos subterráneos de igual manera la viabilidad de su extracción implementando un sistema de bombeo que funcione con paneles solares 

Nos llenamos de barro, el mismo de donde nacimos, de agua el mismo que ha fecundado a la tierra, siempre se puede trabajar desde las bases, las rancherías wayuu merecen tener la oportunidad de progresar, hacerle frente a ese asistencialismo que nos golpea, es hora de optar por una transformación dentro de nuestras comunidades, sin crear una beligerancia, apoyar nuevas iniciativas en pro del avance, de la auto sostenibilidad, y del emprendimiento, sin despojar nuestra cultura. La implementación de estos pozos con bombas solares pueden ser una alternativa, y yo les traje esta historia para contárselas.

lunes, 15 de octubre de 2018

La abundancia de agua paradójicamente alerta a La Guajira


Fotografía, cortesía de Joaquin Prince - Inco

Paradójicamente durante estos días, La Guajira que comúnmente se lamenta por falta de agua, hoy se debate en calamidad por el exceso de la misma debido a la presente temporada invernal. Estando cerca a cumplir un mes de intermitentes pero contundentes lluvias, han lanzado una voz de alerta y llamado a la atención de las autoridades competentes municipios como Barrancas, Fonseca, Riohacha, Manaure y Uribia, siendo esta última, La Capital Indígena de Colombia, la que presenta mayores inundaciones.

Según reporte oficial de La Gobernación de La Guajira, debido a la totalización comprendida en 5383 familias damnificadas en todo el departamento, durante reunión extraordinaria del Consejo Departamental de Gestión de Riesgo del Desastre da concepto favorable para declarar Calamidad Pública en La Guajira, declaración formal ante el Gobierno Nacional, con propuesta de presupuesto requerido para la emergencia, mientras se sigue trabajando desde las instancias locales para mitigar la problemática en todos los puntos afectados.

Aun en medio de que en las zonas más afectadas, como lo son los municipios de Manaure y Uribia, durante los 2 últimos días las lluvias se han ausentado un poco, se genera una expectativa debido un comunicado que publica el Sistema de Alerta Temprana en el que indica que durante 48 horas más las lluvias mermaran, pero que para los días miércoles y jueves debido a una onda tropical que estará atravesando la zona, las lluvias se acentuaran con tormentas eléctricas y en extensos lapsos de tiempo, lo cual representa ser un aviso oportuno para prever planes de contingencia que reduzcan los impactos en las zonas mas vulnerables.

Según diversos testimonios de las zonas más afectadas, las problemáticas que deben ser priorizadas para tratar son principalmente con la niñez y los riesgos que corren frente a diferentes enfermedades; se debe hacer un despliegue en apoyar las familias afectadas con zonas de albergue transitorio que garantice atención médica, hidratación y alimentación; se hace también el llamado a la sociedad guajira y colombiana en general, a estar prestos a brindar apoyo que permita mitigar impactos ante la presente crisis que enfrenta el departamento, en especial la población wayuu asentada en zonas rurales y cascos urbanos de los diferentes municipios.

domingo, 14 de octubre de 2018

Uniendo voces para salir de la crisis se celebraron 20 años de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa

Planteando estrategias para salir de la crisis actual, Radio fe y Alegría - Paraguaipoa celebró sus 20 años al aire el 12 de Octubre, Día de La Resistencia Indígena.

Por, Ángel González
Red de Comunicaciones de Pueblo Wayuu Pütchimaajana

La primera emisora indígena de Venezuela Radio fe y alegría cumplió sus veinte años desde su fundación en un evento que tuvo lugar en Paraguaipoa municipio Guajira del estado Zulia este 12 de octubre fecha en la que se conmemora el día de la Resistencia Indígena en América Latina 

A este encuentro que inicio con una eucaristía asistieron voceros, lideres  y la comunidad para ratificar su apoyo con mayor fuerza a la emisora que se ha convertido en un medio que refleje las realidades del día para el pueblo wayuu y añu  a si mismo se propicio un espacio de reflexión para revitalizar los procesos y retos que debe asumir de ahora en adelante fe y alegría que atraviesa una situación dificultosa debido al hurto de un transmisor que lo ha dejado fuera del aire una ausencia que ha extrañado sus oyentes en medio de una crisis económica del cual es inevitable exonerarse

Saylin Fernández su directora manifestó trabajar con la comunidad para que se pueda recuperar este  medio “hemos hecho muchísimas historias y pienso que eso es lo que nos va a permitir a seguir en radio fe y alegría que sea no la emisora de los que estamos aquí,  es la emisora de todo el pueblo y una de las cosas que vamos a retomar es precisamente caminar de la mano con nuestros abuelos y caminar acompañando a la comunidad” de igual manera las puertas de este medio quedan abiertas para todos aquellos que quieran apoyar la emisora pero deberán seguir resistiendo haciendo uso de la palabra y de la lengua propia”  la radio representa para muchos de sus sabedores y fundadores como esa majayüt (señorita) que ha cumplido su encierro que deberá repotenciarse para próximos y futuros proyectos.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India