Tu eres el visitante No.

sábado, 12 de marzo de 2016

¿Uribia, Capital Indígena de Colombia?

Relato de opinión y rechazo ante lo que el exterminio de nuestra gente es un objetivo, usando el hambre, la sequía, la falta de oportunidades y las arremetidas violentas en contra de nuestro pueblo, situaciones que son la estrategia, jamás la realidad.

Por, Miguel Iván Ramírez Boscán

Qué pena con los hermanos Misak, Yanaconas, Coreguajes, Pijaos, Yukpas, Arhuakos, Wiwas, Kankuamos y demás indígenas Colombia por no representarles bien desde este seudónimo, porque no es nada más que eso, una estrategia más para la subordinación de nuestra gente y nuestro territorio, porque qué triste es contarles que ésta mal llamada Capital Indígena de Colombia, desde hace varios años es gobernada por "alijunas” que excluyen de sus mandatos en todo sentido el pensamiento Wayuu y que por el contrario recientemente ha recibido en 2 ocasiones en menos de un mes unos "buenos días" de bombas de gas, bolillo, desalojo, daños a bienes ajenos y sometimiento a golpes a ciclotaxistas, comerciantes wayuu del mercado, artesanas, viajeros del desierto, trascendiendo además a generar un caos en el que se ha visto obligada el resto de la población Uribiera a defenderse de los hechos que consideran nefastos por parte de la decisión de la administración actual para proceder violentamente con el acompañamiento de la fuerza pública y el ESMAD.

En Uribia nadie quiere hablar con nombre propio, no por temor sino por el coraje que caracteriza al wayuu; sus gestos de rabia e impotencia se perciben por todas partes, sienten que los tratan peor que a animales, no se encuentra justificación a estos hechos debido a que la situación que se vive en las comunidades y que es show mediático internacional, evidencian que en La Guajira hay hambre, hay sed y hay muerte, esto es el efecto de no haber oportunidades y por ende la única esperanza que hay es llegar al pequeño casco urbano para dedicarse al comercio, el cual hoy llaman informal, pero que ha sido su sustento desde hace décadas teniendo en cuenta la binacionalidad e identidad costera del Pueblo Wayuu.


La gente con gestos de rabia se pregunta en las calles -¿por qué no se les consulta, por qué no concertar con la comunidad, por qué no se les apoya a organizarse, por qué desconocen sus derechos, porqué los liderazgos mercantilistas del voto nada más aparecen en épocas eleccionarias, porqué hay este afán violento de someter a la gente? - ante estos cuestionamientos ellos mismos se responden:


- No consultan porque desconocen la ley, no porque no la sepan, sino por facilismo y conveniencia.

- No se les apoya a organizarse porque no quieren que "el wayuu de sol, de arena, de comunidad pura", salga adelante, que se eduquen o que levante la voz, no les conviene porque les harían competencia en el poder.
- Desconocen todo el tiempo la constitución, no dan prioridad a proteger al ser humano sino a sus intereses.
- La sumatoria de esto evidencia que su deseo es mantener al wayuu en total sumisión, solo así cada jornada electoral garantizan que por veinte mil necesitados pesos se repleten camiones para comercializar el voto del paisano.
- Toman estas medidas porque es en la intimidación y siembra de terror colectivo donde pretenden perpetrarse en el poder, ese poder corrupto que a fin de cuentas es el que ha arrojado la necesidad de lo que ellos hoy pretenden erradicar con violencia.

¿De qué Capital Indígena hablan? - Los alijunas perpetrados en la alcaldía folclorizan con el chinchorro, con la yonna, el karatsü, el frichi o el Palabrero Wayuu que corren a buscar cuando viene alguien de gobierno central para proyectar pozos profundos que no se hacen, para inaugurar salones educativos inexistentes, para sentarse del lado de las multinacionales, para convertir de a poco la cultura en tema de libros y museos, para inventarse cuanto evento se les ocurra en la actualidad para “homenajear la niñez Wayuu” que ellos mismos han asesinado”, condenando de esta manera las realidades que hoy hablan mal de lo que en realidad somos y que los gobierneros han relegado sistemáticamente por todas partes..


Déjenme decirles hermanos indígenas de Colombia y del Mundo, que con todo esto el Wayuu dudo que vaya a salir huyendo, eso no creo se aprenda de lo que si hace el alijuna, ¡esconderse! -siendo evidencia de esto y de todo lo anteriormente contado, se percibe en Cielo Redondo, ex alcaldesa alijuna, la que hablaba de un Cielo de oportunidades en campañas políticas, la que tiene a su hijo montado en la alcaldía actual, la que es buscada por la justicia Colombiana ya que en gesto de cobardía o culpa quizá, se encuentra prófuga desde diciembre del año pasado y que es investigada por corrupción.


Hoy Uribia estalla colapsada en mentiras construidas desde escritorios políticos; su gente aunque con dolor se proyecta valiente, de esto se espera aprendan de esta lección que se debe reflejar prontamente cuando lleguen a pedir el voto.

Por ultimo hermanos indígenas permitan retomar las disculpas, las cuales más que eso buscan su voz de rechazo a todo lo que en La Guajira viene sucediendo, esa capital que los alijuna llaman, debemos descentralizarla desde el sentir colectivo que nos asiste, porque si fuésemos administradores de esa capital la historia se contaría de otra manera mas no de la manera que ellos están enviando mensajes con los que transmiten su estrategia de exterminio hacia las culturas en toda Colombia, es por esto que el llamado es a hermanarnos para decirle al país que los Pueblos Indígenas de Colombia somos culturas de Paz y que sus hechos violentos deben ser purgados de nuestros territorios.

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India