Tu eres el visitante No.

martes, 7 de abril de 2015

Con video y blogs, jóvenes wayuu quieren preservar sus tradiciones

Ángel Amaya, la autoridad tradicional de la comunidad El Arroyo, de Riohacha, comparte sus saberes con los jóvenes de la escuela.

Por Sandra Guerrero Barriga
22 indígenas de La Guajira crearon una escuela de comunicaciones en la que “el techo es el cielo, y las paredes, el viento”. Difundir sus orígenes es uno de sus objetivos.
El abuelo wayuu Julio Ipuana cuenta que el nombre ancestral de Uribia es Ichipki y dice que los kusinas fueron los primeros habitantes de este territorio en el que las casas eran hechas con yotojoro, un material elaborado con la pulpa del cardón.
Narra que en ese entonces no conocían el dinero y que se usaba el intercambio de alimentos y mercancía. “Se cambiaba un saco de maíz por un becerro, por ejemplo”, asegura con la autoridad que le han dado los años.
Agrega  que antes sus hermanos de la etnia no se enfermaban porque comían productos de la tierra como el maíz, el frijol, la ahuyama y el millo.
Él es la autoridad tradicional de la ranchería Jisentiraa en la Alta Guajira y el relato lo hace frente a los jóvenes de la Escuela de Comunicaciones Wayuu. El proyecto empezó en agosto de 2014 bajo el liderazgo de jóvenes indígenas.
Los comienzos. Además del deseo de abrirse campo a nivel laboral, querían empezar a hilar saberes, experiencias y sueños a través de diversas expresiones comunicacionales. Y partir de allí fortalecer los mandatos político-organizativos  como norte para las convivencias a ambos lados de la frontera donde se encuentra el territorio wayuu.
Según el coordinador Miguel Ramírez Boscán, el proceso en su etapa inicial  fue impulsado por la organización noruega Fokus y la Fuerza de Mujeres Wayuu en el marco del proyecto ‘Mujeres indígenas por la paz, una apuesta para la consolidación de procesos territoriales orientados a la participación política en clave de derechos’.
“Empleamos estrategias para la consolidación de la Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu – Pütchimaajana, como un aporte de prácticas de paz para todo el territorio indígena en Colombia y Venezuela”, aseguró.
Dijo que en estos momentos necesitan más recursos para seguir en el proceso.
El objetivo es la formación integral de los jóvenes utilizando las herramientas que les sirvan en el futuro inmediato, con la capacidad de mantener una esencia única como indígenas.
Palabra, imagen y sonido. De la escuela hacen parte 22 jóvenes provenientes de diversos resguardos y comunidades del departamento de La Guajira colombiana y municipios de La Guajira venezolana. “A ellos se les ha ofrecido procesos de formación en el manejo de los sonidos, la palabra y la imagen, enmarcadas estas enseñanzas en el espíritu humano de liderazgo que se debe encarnar  desde el sentir, soñar y proceder wayuu”, según explica Miguel Ramírez.
“La escuela de comunicaciones del pueblo wayuu no tiene una infraestructura permanente diferente al trabajo invertido por la gente que lo impulsa, pero sí se considera que su techo es el cielo, sus paredes el viento y los pupitres la tierra”, manifiesta Mileidys Polanco, otra de las encargadas del proyecto.
Explica que los estudiantes estarán en capacidad de establecer propuestas de paz impulsadas desde la apropiación de los medios de comunicación e iniciar un proceso de formación de liderazgo cuyo resultado será el de desplegar capacidades para responder a las expectativas político-organizativas del pueblo wayuu.
El grupo. Igualmente podrán elaborar un guión radial, uno audiovisual, manejar una cámara de video, editar un programa de radio y  generar espacios de debate e intercambio de información.
Los facilitadores de la escuela son comunicadores wayuu entre los que están Mermis Fernández, director de la emisora Radio, Fe y Alegría de Paraguaipoa; la cineasta Leiki Uriana, la comunicadora social Nat Nat Iguarán, el fotógrafo David Hernández y Sailín Fernández, también comunicadora.
Estudiantes
Adriel Henríquez 
Me siento agradecido con la escuela y con todos los instructores porque hoy estoy cumpliendo mi sueño de conocer más sobre el mundo de las comunicaciones. Aquí en las clases he aprendido mucho.
Liz Mary Machado
Considero importante el fortalecimiento de la identidad indígena a través de medios masivos de comunicación, siempre que estos respondan a los intereses de una sociedad globalizada.
Mónica López
Yo vengo de Albania y mi principal propósito es seguir la formación en la escuela wayuu para aportar al bienestar de los habitantes de mi comunidad a través de los medios de comunicación.

Tomado de:  http://www.elheraldo.co/la-guajira/con-video-y-blogs-jovenes-wayuu-quieren-preservar-sus-tradiciones-190255

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India