Tu eres el visitante No.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Denuncias públicas por amenazas en contra de niña Wayuu

Yackeline Romero, madre de la menor que recibió la amenaza, asegura que la labor de defensa de Derechos Humanos que realiza la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, es la motivante de este tipo de amenazas y que lastimosamente no es la primera que reciben. “Nos preocupa que las autoridades no han respondido porque está en juego la vida de nuestras familias” asegura la lidereza.
Escuche y descargue la entrevista aquí:  http://www.contagioradio.com/index.php?option=com_content&view=article&id=7728:fuerza-de-mujeres-wayuu-denuncia-amenazas-contra-ni%C3%B1a-de-15-a%C3%B1os&catid=8:otra-mirada&Itemid=2

La solidaridad de las organizaciones y de los pueblos se manifiesta.

Ni la difamación, ni la persecución, ni los hostigamientos, ni los ataques enmascarados en las redes sociales, ni las amenazas de muerte, nos han hecho cambiar el rumbo de nuestras luchas de resistencia. Nacimos de pie para defender a Wounmainkat y nuestras voces no se callarán ante las injusticias, la corrupción o los ataques en contra de mujeres indígenas por reivindicar la participación política en condiciones de igualdad. 

URGENTE: A la comunidad nacional e internacional

Mayo 10 de 2014 
Censat Agua Viva y la Escuela de la Sustentabilidad Mujer y Minería Rechazan las amenazas hechas a la niña Génesis Gisselle Gutiérrez Romero
"De maíz son mis cantos y de agua mi esencia
Canto hoy como antes cantaron
Como terca semilla que se niega a la muerte
Así como gota que alimenta la fuente.
De maíz: cantos, agua, esencia…
Vivo hoy con la siembra de ayer
Como espiga madura que florece en la tierra".
Freddy Chicangana (Poeta Yanacona)
CENSAT Agua Viva -Amigos de la Tierra Colombia- y la Escuela Mujer y Minería,constituida por organizaciones sociales como COCOMACIA, La Vicaria Del Sur, por concejos comunitarios afrodescendiente, resguardos indígenas y organizaciones feministas de los departamentos de Antioquia, Cauca, Choco, Caquetá, Vaupés, Santander, Bogotá, La Guajira, Cesar, Meta y Tolima, repudiamos y denunciamos las amenazas de muerte a la niña Wayuu Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, perteneciente al proceso de lucha y resistencia de la Fuerza de Mujeres Wayuu, e integrante de la comunidad del Resguardo Indígena de Zahíno, localizado en Barrancas, La Guajira.
Según la información emitida por la Fuerza de Mujeres Wayuu, el pasado 5 de mayo, en horas de la tarde, Génesis Gutiérrez de 15 años de edad, luego de salir de estudiar, recibió una llamada desde un número desconocido, y la voz de un hombre la amenazó de muerte a ella y a su familia. Los hechos ocurrieron en el casco urbano de Barrancas, La Guajira.
Génesis es hija de Jackeline Romero Epiayu, defensora de los Derechos Humanos en la Guajira, hace parte del Movimiento Fuerza de mujeres Wayuu y durante años ha soportado la violencia y las afectaciones que ha traído la minería a su pueblo.
Es importante mencionar que en Barrancas, tiene asiento el proyecto Carbonífero de El Cerrejón, operado por las empresas transnacionales BHP Billiton, Anglo American y Glencore Xstrata, extrae y exporta alrededor de 30 millones de toneladas anuales para los mercados internacionales.
Este desarrollo minero en La Guajira tiene casi cuatro décadas y, ha provocado una profunda transformación, con consecuencias para el territorio, la cultura y las costumbres ancestrales de los pueblos indígenas y afrocolombianos, como han denunciado durante muchos años las organizaciones sociales de la región.
Lo que le ha sucedido a Génesis no es un hecho aislado. Desde hace años las mujeres Wayúu han vivido una delicada situación de seguridad. Para el 2004, en Bahía Portete se produjo una masacre perpetuada por grupos paramilitares, quienes torturaron y asesinaron a 6 personas entre ellas a 4 mujeres, lugar en el que se encuentro ubicado Puerto Bolívar, el puerto carbonífero del Proyecto El Cerrejón.
Tras diez años de la masacre, las organizaciones sociales y de mujeres siguen siendo víctimas de amenazas, señalamientos, persecución y estigmatización. Un reflejo de esta compleja situación son las amenazas de muerte a Jazmín Romero Epiayu miembro de la Fuerza de Mujeres Wayuu durante el 2012, situación que se denunció ante instituciones nacionales e internacionales, pero que aún se mantiene impune sin conocer los actores que intentaron atentar contra la vida de dicha dirigente.
Paralelo a esto, la situación de las niñas y los niños de la Guajira es grave. Recientemente, los medios de comunicación nacional dieron a conocer la aguda situación que sufren, las denuncias advierte la muerte de niños y niñas por desnutrición y sed. De acuerdo con un estudio diagnóstico realizado por el Departamento Administrativo de Planeación de La Guajira, apoyado por la Secretaria de Salud Departamental, denominado “Evaluación y seguimiento Morbi- Mortalidad y bajo peso al nacer por desnutrición departamento de La Guajira” las cifras son alarmantes pues se evidencia múltiples casos de vulneración de sus derechos, tanto a la vida, la integridad física, la alimentación equilibrada, la salud y la seguridad social, al identificarse los numerosos casos de mortalidad y morbilidad por desnutrición de la población infantil, especialmente indígena, se denota una clara negligencia de parte de los entes que tienen asignada la responsabilidad  directa de velar y salvaguardar sus derechos. 
Por todo lo anterior y conocedoras del trabajo por parte de la Fuerza de Mujeres Wayuu y de Jakeline Epiayu en la promoción y defensa de los derechos de las libertades políticas y sociales de las comunidades indígenas de La Guajira, repudiamos las amenazas de las que han sido víctima las defensoras de derechos humanos y ambientales de dicha organización y demandamos de manera enfática y urgente:
A las autoridades regionales y nacionales, en cabeza del gobierno nacional:
· Adelantar y agilizar las debidas investigaciones sobre el origen de las llamadas amenazantes en contra de la niña Wayuu Génesis Gisselle Gutiérrez Romeropara dar con los responsables de dichas amenazas.
· Garantizar la protección colectiva a las y los integrantes de la Organización Fuerza de Mujeres Wayuu, quienes a pesar de las denuncias proferidas en otras oportunidades por hechos similares que atentan contra sus vidas, siguen en condiciones de riesgo inminente.
· Garantizar la protección de mujeres y hombres que día a día trabajan en defensa de los derechos humanos y del territorio en el departamento de la Guajira.
· Velar por el bienestar de las niñas y los niños en Colombia, y para que se tomen medidas de acción y atención urgentes por el daño moral, sicológico y cultural, que ha sido ocasionado a la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero y l@s demás niños y niñas víctimas de amenazas y hostigamientos.
A la comunidad internacional:
· Contribuir en la protección de mujeres y hombres indígenas defensor@s de derechos humanos en el país.
· Cooperar con denuncias que manifiesten su rechazo abierto ante los hechos ocurridos y exigir a las autoridades colombianas, la protección inmediata a la vida de Gisselle niña wayuu de 15 años.
Escuela de la Sustentabilidad Mujer y Minería
CENSAT Agua Viva -Amigos de la Tierra Colombia





Autor: Censat Agua Viva y Escuela Mujer y Minería

DOCUMENT - COLOMBIA: THREATS MADE AGAINST INDIGENOUS DEFENDERS

UA: 115/14 Index: AMR 23/018/2014 Colombia Date: 9 May 2014
URGENT ACTION
Threats made against indigenous Defenders
Fifteen-year-old Génesis Giselle Gutiérrez Romero, a member of the Wayúu Indigenous Reservation of Zahíno, received a death threat on 5 May. She and her family are linked to a local human rights organization which campaigns on behalf of the Wayúu Indigenous communities and which has been the target of repeated paramilitary death threats. Their safety is at risk.
Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, a 15-year-old member of the Wayúu Indigenous Reservation of Zahíno (Resguardo Indígena de Zahíno) in the municipality of Barrancas, department of La Guajira in north-eastern Colombia, received a telephone death threat on 5 May. An unidentified man told her: “Tell your family to take care of themselves and you, because we are going to kill you”, (Díle a tu familia que se cuide y a ti, porque te vamos a matar).
Génesis Gisselle is the daughter of Wayúu leader and human rights defender Jakeline Romero Epiayu. Both are linked to the non-governmental human rights organization Fuerza de Mujeres Wayúu. This organization has been active in campaigning for respect of the right of Wayúu Indigenous communities to free, prior and informed consent in the south of La Guajira in relation to large-scale economic projects, including coal mining, on their land. As a result of this work, members of Fuerza de Mujeres Wayúu have been the target of repeated paramilitary death threats. The threat came in the context of a visit to Europe of a Wayúu delegation, which included Jakeline Romero Epiayu, to raise issues related to the human rights situation faced by the Wayúu communities.
Please write immediately in Spanish or your own language:
Expressing concern for the safety of Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, her mother Jakeline Romero Epiayu and other members of her family, and members of Fuerza de Mujeres Wayúu;
Calling for a full and impartial investigation by the civilian justice system into the 5 May 2014 threat, for the results to be made public, for those responsible to be brought to justice and for authorities to take appropriate measures to guarantee the safety of those under threat;
Urging the authorities to take action against paramilitary forces and to break any links between them and the security forces, in line with repeated UN recommendations.
PLEASE SEND APPEALS BEFORE 20 JUNE 2014 TO:
President
Señor Juan Manuel Santos
Presidente de la República
Palacio de Nariño, Carrera 8 No.7-26 Bogotá, Colombia
Tel/Fax: +57 1 596 0631 (keep trying)
Salutation: Dear President Santos/
Excmo. Sr. Presidente Santos
Minister of Interior
Aurelio Iragorri Valencia
Calle 12B No 8-46, Primer Piso
Bogotá, Colombia
Fax: +57 1 283 9876
Email: mesadeentrada@mininterior.gov.co
Salutation: Dear Minister / Estimado Sr. Ministro
And copies to:
Human Rights Ombudsman
Jorge Armando Otálora
Defensoría del Pueblo
Calle 55 No. 10-32
Bogotá, Colombia
Fax: +57 1 314 7300 (when recorded
voice answers, dial ext 4000)
Salutation: Dear Human Rights Ombudsman/Estimado Sr. Defensor
Also send copies to diplomatic representatives accredited to your country. Please insert local diplomatic addresses below:
Name Address 1 Address 2 Address 3 Fax Fax number Email Email address Salutation Salutation
Please check with your section office if sending appeals after the above date.
URGENT ACTION
Threats made against indigenous Defenders
ADditional Information
All warring parties in Colombia’s long-running armed conflict have repeatedly failed to respect the civilian population’s right not to take part in the armed conflict and have been responsible for serious human rights abuses and violations of international humanitarian law. Amnesty International has repeatedly called on both sides in the conflict – guerrilla groups and the security forces – to put an immediate and unconditional end to human rights abuses and violations of international humanitarian law.
The warring parties – the armed forces, either acting alone or in collusion with paramilitaries, and guerrilla forces – are responsible for serious human rights abuses against members of the Indigenous communities including threats and killings. In recent months there have also been several large-scale demonstrations by peasant farmers in different parts of the country. Government and State officials have insinuated that these are being led or infiltrated by the Revolutionary Armed Forces of Colombia (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC).
Indigenous leaders campaigning for the respect of the human rights of Indigenous communities have repeatedly been the target of serious human rights abuses and violations including threats, killings and forced disappearance.
Names: Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, Jakeline Romero Epiayu and Fuerzas de Mujeres Wayúu
Genderf


Link from http://www.amnesty.org/en/library/asset/AMR23/018/2014/en/b75c1a44-f81f-4859-9488-3093aa8c8d99/amr230182014en.html

Mujeres Indígenas y comercio Justo

El comercio justo dignifica el trabajo de las personas; promueve la equidad entre hombres y mujeres; se basa en el respeto al medio ambiente; el valor de los productos permite condiciones de vida dignas; se evitan los intermediarios entre productores y consumidores. Miremos la artesanía indígena pensando en el trabajo real que implica para toda una familia. Paguemos el precio por el arte que contiene y compremos directamente a las mujeres tejedoras. Todo esto contiene Paz.

miércoles, 7 de mayo de 2014

Amenazas de muerte en contra de niña Wayuu de 15 años


La Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuu (FMW-SJW) y el Resguardo Indígena Wayuu de Zahino

Denuncian

Amenazas de muerte en contra de niña Wayuu de 15 años




Desde el Movimiento Organizativo Fuerza de Mujeres Wayuu, hacemos un llamado de solidaridad a los Pueblos de América Latina y del Mundo, así como a la opinión pública nacional e internacional.  Solicitamos que se manifiesten con mensajes de rechazo ante las amenazas de muerte que ha recibido la niña Wayuu Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, quién es hija de este proceso de lucha y resistencia. 


Contexto


Desde su temprana infancia Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, es consciente de las realidades que malogran y atentan contra nuestro pueblo ya que ha participado activamente en todas las iniciativas del proceso organizativo y político de la Fuerza de Mujeres Wayuu, organización desde la cual se adelantan importantes acciones en defensa del territorio, además de denunciar  las violaciones de derechos humanos que ocurren en contra del pueblo Wayuu.  Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, la niña Wayuu de 15 años de edad amenazada de muerte, es hija de la reconocida dirigente Wayuu y activista de derechos humanos, Jakeline Romero Epiayu.  Ambas son miembras de la comunidad del Resguardo Indígena de Zahíno, localizado en Barrancas, La Guajira, entidad de carácter especial que es filial de la Asociación de Laulayu y Cabildos Indígenas Wayuu del Sur de La Guajira (AACIWASUG).



Hechos:

Siendo la 1:00 pm del día  5 de mayo de 2014, Génesis Gisselle Gutiérrez Romero recibió una llamada en su celular desde un numero desconocido, justo cuando salía de la institución educativa localizada en el casco urbano del municipio de Barrancas, La Guajira, donde cursa sus estudio secundarios.  En la llamada recibida, un hombre con voz intimidante le habló para decirle:  “Dile a tu familia que se cuide y a tí, porque te vamos a matar”.

Los hechos, han sido puestos en conocimiento de las entidades oficiales competentes para adelantar las investigaciones de éste aberrante caso. 

Es preciso resaltar que hechos de amenazas en contra de esta familia del clan Epiayu que habita en el Resguardo Wayuu de Zahino, han ocurrido de manera sistemática desde el año 2005 cuando muchos miembros tuvieron que desplazarse forzosamente hacia Venezuela por amenazas de muerte perpetradas por grupos paramilitares que en aquel entonces se encontraban al mando de Jorge 40.  También, en el año 2012, Jazmín Romero Epiayu, recibió amenazas de muerte y aunque los hechos fueron denunciados ante instituciones oficiales como La Fiscalía y la Unidad Nacional de Protección (UNP) para que éstas adelantaran las investigaciones competentes, el caso sigue impune sin que se conozcan los perpetradores de los hechos que atentan contra la vida de importantes mujeres Wayuu dirigentes del movimiento indígena nacional.

Los señalamientos, la persecución y la estigmatización de la que son víctimas varios miembros de este grupo familiar, persisten severamente, especialmente en contra de las mujeres Wayuu como Jakeline Romero Epiayu y Jazmín Romero Epiayu a lo que se suman las amenazas ocurridas en contra de la niña Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, hija del movimiento político y organizativo que ha venido empoderando procesos de mujeres indígenas tanto en territorio Wayuu, como a nivel nacional en Colombia y Venezuela.    Es inminente tomar medidas frente a la vulnerabilidad a la que se encuentran expuestas éstas mujeres Wayuu, especialmente en el Sur de La Guajira, por denunciar abiertamente en debates públicos situaciones como la ausencia garantías de derechos de consulta por parte de multinacionales como El Cerrejón para llevar a cabo proyectos de expansión en territorio Wayuu,  la situación de las víctimas Wayuu del conflicto armado, las condiciones de empobrecimiento de las comunidades y como se ven afectadas la niñez y las mujeres indígenas, además de denunciar también públicamente la corrupción a la que sucumben algunos líderes Wayuu, situaciones que se han traducido en una afrenta abierta que solo es comparable con una exacerbada violencia en contra de mujeres Wayuu defensoras de los derechos humanos de su pueblo. 

No es la primera vez que  varias lideresas del movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuu, han sido amenazadas.  Las amenazas de muerte en contra de las mujeres y los hombres que hacemos parte de este movimiento, se ha llevado a cabo de manera sistemática desde el año 2005 lo que ha ocasionado que algunas mujeres hayan tenido que desplazarse forzosamente con toda su familia a otros departamentos e incluso, a que algunas vivan en el exilio, sin embargo,  es la primera vez que amenazan a una de nuestras hijas.

Quienes llevan a cabo estas amenazas, evidentemente pretenden infundir terror para debilitarnos, pero no podemos seguir en silencio. 


Demandas:

Por lo anteriormente expuesto, la Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuu, hace las siguientes exigencias:

·       A las entidades oficiales de control y de investigación competentes como la Fiscalía General de la Nación, a donde han sido presentadas las denuncias de los hechos, para que se adelanten manera inmediata y urgente las investigaciones sobre el origen de las llamadas amenazantes en contra de la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero para dar con sus actores materiales e intelectuales, perpetradores de las amenazas. 

·       A las entidades competentes que velan por el bienestar de las niñas y los niños en Colombia, para que tomen medidas de acción y atención urgentes por el daño moral, sicológico y cultural, que ha sido ocasionado a la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero.

·       Al Gobierno Nacional de Colombia, para que a través del Ministerio del Interior y de Justicia y su programa de protección, se activen las medidas urgentes de protección colectiva  a las y los integrantes de la Organización Fuerza de Mujeres Wayuu, quienes a pesar de las denuncias proferidas en otras oportunidades por hechos similares que atentan contra sus vidas, siguen en condiciones de riesgo inminente.

·       A los organismos internacionales veedores de la protección de los derechos humanos como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Colombia, para que en cumplimiento de su mandato, inste al estado Colombiano a cumplir con las acciones de protección de las mujeres  indígenas, así como de todos los defensores y las defensoras de derechos humanos.

·       Finalmente, hacemos un llamado fraternal a las Organizaciones Nacionales e Internacionales de DDHH, a las Misiones y Cuerpos Diplomáticos acreditados en Colombia, para que manifiesten su abierto rechazo ante los hechos ocurridos y para que igualmente exíjan a las autoridades colombianas, la protección inmediata de la vida de la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero y se monitoree de manera permanente la situación de las mujeres Wayuu que se encientran en riesgo inminente.  

Resguardo Wayuu de Zahino
Barrancas, La Guajira

7 de mayo de 2014

Autoridades de Yanama, se concentran en apoyo a la movilización y Paro Agrario, Campesino, Étnico y Popular.

En vista de los incumplimientos del gobierno nacional con los compromisos asumidos  en el marco de la Minga Social Indígena y Popular realizada en octubre de 2013, el movimiento indígena nacional convocó a todos los Pueblos Indígenas y organizaciones zonales y regionales filiales de la ONIC a unirse entre ellas, para vincularse de manera colectiva y activa en la jornada de movilización y Paro Agrario, Campesino, Étnico y Popular, junto a los demás sectores sociales.
El pliego de exigencia de esta movilización de acción política se centrará en dos aspectos:
1. Cumplimiento de los acuerdos suscritos en el marco de la Minga Social, Indígena y Popular, en materia territorial, de autonomía y derechos humanos.

2. Respaldo al pliego de exigencias de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular.
Esta movilización es una acción política, de carácter pacífico, que busca reiterar nuestra fuerza social, con el fin de exigirle al Gobierno Nacional  cumplir dichos acuerdos y atender estas peticiones.
El Movimiento Indígena exige al Presidente, Juan Manuel Santos, firme, el decreto autónomo de origen constitucional, que es una conquista jurídica de la lucha de los Pueblos Indígenas, agrupados en la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC,  y establece normas relativas al funcionamiento de los Territorios Indígenas,  sus autoridades y estructuras de gobierno propio, respecto de la implementación de los Sistemas Propios de los Pueblos indígenas, Sistema Educativo Indígena Propio, Sistema Indígena de Salud Propia e Intercultural, Sistema General de Participaciones –SGP, Sistema Propio de Comunicación de los Pueblos Indígenas, Sistema de Autoridad Territorial Económico Ambiental ATEA, entre otros y se establecen normas para el fortalecimiento de la Jurisdicción Especial Indígena.
Las autoridades tradicionales wayuu de la organización indígena Yanama, rechazamos todas las acciones violentas que se han presentado alrededor del Paro Agrario, Campesino, Étnico y Popular, y las  amenazas que se han presentado en contra de nuestros líderes situación que  atenta a nuestros derechos de exigir acciones y beneficios para los  pueblos indígenas.
Desde territorio wayuu, nos sumamos a la directriz de la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, realizando una concentración pacífica en la zona de 4 vías,  no se realizarán cierre de vías, solo apoyos a las movilizaciones que a nivel nacional se estarán desarrollando.
Saludamos y apoyamos la justa causa obrera y de sectores populares, a quienes se les adeuda históricamente atención a sus justas reivindicaciones.
Hacemos un llamado a  toda la sociedad civil a la solidaridad con el movimiento indígena, campesino, en movilización.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India