Tu eres el visitante No.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Indígenas denuncian fuerte represión a sus marchas

SIEC, Actualidad Etnica, ONIC, ACIN, 14 de Octubre de 2008. Desde la madrugada de hoy se han librado fuertes enfrentamientos entre unos mil indígenas y la fuerza pública que intentaba desalojarlos para levantar el bloqueo de un tramo de la carretera panamericana del Valle del Cauca, en la vía que de Palmira conecta a Popayán, la Florida y Pradera, en el sitio Rumbo y Candelaria.

Fuentes indígenas de la ONIC, asentadas en la zona de los enfrentamientos, informaron a Actualidad Étnica que precisamente en esos momentos el SMAD de la policía los desalojaba con violencia utilizando ráfagas de fusil y chorros de agua a presión. “Hay varios heridos, no nos retiraremos”, dijo con voz entrecortada el funcionario, mientras evadía la ofensiva de las tropas de la policía.

“Estamos en una acción de demanda muy fuerte, aquí no vinimos a negociar ni hacer peticiones, por eso el paro es indefinido. Aquí vinimos es a que el gobierno reivindique nuestros derechos territoriales, humanos, de vida, de salud, eso es lo que venimos a posicionar al gobierno”.

“Lo otro, es una política de respeto y defensa, que no nos asesinen nuestra guardia indígena por los paramilitares o la guerrilla, que el gobierno entienda, queremos una mesa de concertación, de diálogo para que se resuelvan de fondo todos los graves problemas. Nosotros no venimos a negociar que nos den vivienda, que nos den salud, venimos fue a reivindicar nuestros derechos”.

“Hemos venido aquí a la calle a decirle al gobierno que todavía el pueblo indígena, todo el pueblo, se preocupa por la situación que está pasando. Estamos muy preocupados por ese estatuto rural, porque el gobierno no firmó la declaración de los derechos de los pueblos indígenas en la ONU, por el desmonte de nuestros derechos en la constitución, porque no atienden el problema de las víctimas del conflicto y queremos solución negociada ya, que nos quiten ese estatuto rural y nos firmen la declaración…”.

Los continuos asesinatos de líderes y comuneros indígenas, agravados en las dos últimas semanas, y la crítica situación de derechos humanos de las comunidades indígenas, comunidades campesinas y afrocolombianas, rebosaron la copa. Por eso, desde el pasado 11 de Octubre, estas comunidades realizan marchas, tomas y rituales en distintos lugares de la geografía nacional.

Adicionalmente, la Asociación del Cabildos Indígenas del Norte ACIN denunció el saboteo a sus comunicaciones al quedar fuera del aire su página web. http://www.nasaacin.org/, luego de dirigir una carta a Santiago Cantón, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con el fin de solicitar su protección “a la protesta pacífica que desarrollamos en el Cauca, frente al uso desmedido de la fuerza por parte del Estado colombiano”.

Igualmente, se denunció que la sede del CRIC, desde donde transmite su emisora indígena, fue dejada sin suministro de energía, bloqueándose las comunicaciones.

¿Cómo va la situación en las regiones?

En Valle del Cauca…

En la salida de Forida Valle, luego de los enfrentamientos de la mañana de este 14 de octubre, hay como resultado 17 heridos, 8 de ellos graves, quienes están siendo atendidos en los hospitales cercanos. “Los heridos tienen impacto de bala de caucho, con garrote, los gases lacrimógenos, y muchas cosas”. Los indígenas de los pueblos ese lugar, Embera Chami, Eperaras Siapidaras, Nasa y Wannan, se unieron a la Minga de Resistencia Indígena y Popular con los corteros de caña en huelga y campesinos que llegaron allí.

“Nos unimos de manera pacífica, por tanto esperamos que las fuerzas públicas y el Estado de Conmoción no intente apagarnos la voz y el clamor de indígenas de esta región, estigmatizada y criminalizada en Colombia, porque el sudor de los indígenas como el de los cañeros es por defender nuestros derechos”, dijo una fuente.

En Cauca…

Al territorio de Diálogo y convivencia, La María -Piendamó, departamento del Cauca, donde desde ayer se encuentran reunidos más de 12 mil indígenas, continúan arribando miembros de los ocho pueblos que habitan en esta región (coconucos, nasas, guambianos, eperaras, yanaconas, guanaca, ingas), para expresar toda su inconformidad con los constantes atropellos de que vienen siendo objeto y exigir una solución inmediata a los problemas de tierras.

Fuertes enfrentamientos se han producido con la fuerza pública que, según la ACIN, ha respondido con “fuerza desproporcionada” para callar su palabra “a punta de balas y represión”. Al respecto, informaron que en el territorio de paz de La María Piendamó, “la comunidad se encuentra rodeada por el Ejército Nacional, también hay gente de civil armada en las montañas y alrededor de la carretera, que disparan contra la comunidad. La represión es muy fuerte, sin embargo no han podido destapar la vía, donde cerca de 9 mil personas resisten la agresión”, (…) “y los helicópteros sobrevuelan la parte alta del resguardo… Esta es una masacre!” Resultado: 16 heridos y tres detenidos.


Por otra parte, en Tacueyó ofrendarán a la Madre Tierra el cuerpo sin vida “del hermano Nicolás Valencia Lemus”, asesinado este fin de semana.

Durante la última semana han sido asesinados cuatro comuneros en hechos aislados ocurridos en distintos corregimientos, que han afectado a comuneros y cuyo único patrón parece ser el hecho de haber sido realizadas por los grupos paramilitares de las Águilas Negras.

En Toribío, norte del Cauca, fue asesinado Nicolás Valencia Lemus. Celestino Rivera fue asesinado en Jambaló, en episodios no esclarecidos por las autoridades. Está por confirmarse la identidad de dos Indígenas Yanaconas de la zona sur del Macizo colombiano, del cabildo El Paraíso, municipio La vega, que “fueron desaparecidos la semana anterior y hasta este domingo nos han confirmado el asesinato”, dijo una autoridad tradicional de la zona.

Entre tanto, los indígenas avanzan en la preparación de una declaración pública con otros sectores campesinos y populares que entregarán al Presidente URIBE, en la cita prevista para este martes en la María Piendamó. “Las necesidades son las mismas, por eso la lucha debe articularse en espacios comunes de resistencia como el que en este momento encabezan los pueblos indígenas, y al que se han sumado organizaciones sociales, en el departamento del Cauca”, dijo la fuente.


Los indígenas del Cauca han dicho que seguirán marchando “mientras no se apague el sol” y seguirán realizando “acciones de sanación del territorio como las del 12 de Octubre”. También han reafirmado La María, Piendamó como un territorio de Diálogo y Convivencia, hoy engalanado con los símbolos patrios, la bandera del Cric y de la ONIC.

Ante sus denuncias, el Gobernador del Cauca, señaló por medios de comunicación que la vía Panamericana es un bien público y NADIE puede abusar de ella o bloquearla, que sólo han muerto dos indígenas y no fueron las Águilas Negras sus asesinos porque estas no operan en esta zona, y que el Gobierno Nacional está buscando dinero de inmediato para cumplir con el acuerdo de El Nilo, en uno o dos días.

Al respecto, los indígenas respondieron “!ya basta carajo!”. “La vía Panamericana es un bien privado de las corporaciones y gamonales…, por el que sale la riqueza que le roban a la tierra y a los pueblos. (…) Que han sido asesinados además de los dos indígenas del Norte del Cauca, otro en Popayán, 5 en Nariño y 3 en Riosucio, Caldas, y muchos otros líderes populares y afrodescendientes. Que están “dispuestos a dialogar con la verdad si del otro lado no hay mentiras y trampas. Estamos dispuestos a creerle a los hechos y no a las palabras”


En Huila…

En La Plata, la fuerza pública impidió el avance de nueve chivas (buses tradicionales) con indígenas que se dirigían a la zona de encuentro. Más de 800 indígenas se tomaron la vía que conduce del municipio de la Plata a Obo, en donde pretendían reunirse.

La decisión se tomo luego que en las horas de la mañana la fuerza pública, Ejército y Policía, les impidieran avanzar. A esta hora la comunidad indígena considera movilizarse a pie, con el fin de llegar al municipio de Obo, separado de la Plata por 90 kilómetros.

Los pueblos que participan de esta jornada son nasas, guambianos y yanaconas, y esperan que los indígenas de los Resguardos de Juan Tama, Gaitana, la Reforma, La Estación, Tálaga, entre otros, del municipio de la Plata, se puedan integrar.

“En el Instituto Técnico de la Plata, desde las 2 de la madrugada, la fuerza pública nos tiene detenido a todo el personal que se desplaza en nueve chivas desde los resguardos, luego de requisar a cada uno de los más de 500 indígenas, no nos quieren dejar pasar a los niños”, dijo un representante del Consejo Regional Indígena del Huila.


Con mediación de la defensoría del Pueblo, “esperamos poder superar este impase, porque los indígenas trabajamos en familia y los niños son parte esencial de nuestro sistema; además nosotros marcharemos en forma pacífica, por tanto ellos no correrán ningún peligro”, así lo indicó la autoridad indígena de esa región.


El punto de encuentro es el municipio de Obo para este día marchar hasta Campo Alegre y así llegar el miércoles hasta la ciudad de Neiva, accionar que por primera vez en su nuevo y firme proceso organizativo, indígenas del departamento del Huila, como los Nasas, Guambianos y Yanaconas, asumen en este proceso de unidad de lucha. En Obo, donde de las otras comunidades han llegado sin problema alguno “esperaremos a nuestros hermanos que vienen por la Plata desde los Resguardos de la Juan Tama, Gaitana, la Reforma, la Estación Tálaga, Argentina, Nuevo Amanecer, Namisat, entre otros.


En Guajira… a pesar del invierno y desastres en muchas de sus rancherías en Manauare y en las mediaciones de Riohacha, a las 8 de la mañana, los Wayúu que participan de la ruta del Sombrero la palabra llegan hasta la capital de la Guajira.


El punto de encuentro es la Universidad de la Guajira, donde a los marchantes que desde el viernes vienen sanando el territorio con cantos, danzas, ceremonia y con la reafirmación de la palabra, los recibirán indígenas Wiwas, estudiantes indígenas y otros sectores.

En Boyacá: U’was.

Luego de caminar por más de seis horas, más de mil 200 indígenas U´was llegaron desde Cubará en la tarde del 12 de octubre hasta el Pozo Gilbartar III, donde realizaron ritual de sanación en horas de la tarde, para reiterar su oposición a los proyectos de explotación petrolera en su territorio ancestral.

Al respecto, han dicho que no hay lugar a consultas y concesiones en esta materia”. “No negociaremos, seguiremos en esta lucha, hasta con el último U´wa que nos dejen”.


Esta reivindicación del pueblo Uwa ha sido conocida a nivel internacional, y señala que “extraer la sangre a la madre tierra es un acto que afecta el equilibrio de la naturaleza y traerá consecuencias para todos los hombres, plantas y animales”

Por eso han exigido: “1. La entrega del Resguardo Indígena Unido U’wa debidamente saneado en su totalidad. 2. Cancelación del proyecto petrolero BLOQUE SIRIRI Y CATLEYA que se viene desarrollando en nuestro territorio. En el caso del BLOQUE SIRIRI se encuentra en proceso de exploración el pozo Gibraltar. En terrenos de propiedad uwa donde habitan familias indígenas a menos de 200 metros del punto de perforación, y las otras operaciones se están ejecutando en territorio donde actualmente existen comunidades indígenas como son SANTAMARTA I Y SANTAMARTA II. 3. Esclarecimiento e indemnización por el secuestro y posterior asesinato de los tres indigenistas norteamericanos; la muerte de dos niños U’was en el proceso de desalojo de la comunidad Uwa en el sector las canoas el 11 de febrero del 2000. Muerte de Siwakubo Bocota y su hermano Rujkuiso Bocota el 5 de enero de 2004 en Saravena por parte de las fuerzas militares”.


"Los U’was no vamos a renunciar a nuestros derechos que nos da las leyes naturales, culturales, constitucionales y legales que sustentan nuestro origen, nuestra misión, nuestro mundo indígena, nuestro derecho a ser diferentes. Pedimos el apoyo solidario de la sociedad colombiana, las ONGs nacionales e internacionales y a todas las personas que están dispuestos a continuar con la defensa de la vida y el medio ambiente”.

Con estas voces, los pueblos indígenas de Colombia, desde diferentes rincones del país, plantean “un llamado al mundo para que sus derechos dejen de ser reconocidos sólo a nivel formal, y se conviertan en una realidad”. Pero también exigen sean cumplidas las demandas del movimiento social, afectado por similares problemas a los suyos.


Córdoba

A una hora de distancia de la ciudad de Sincelejo se encuentran más de 12 mil indígenas del Alto Sinú y del Alto San Jorge, de las etnias Zenu y Embera Chami, quienes vienen marchando desde el municipio de Sampués. “Miles de indígenas Zenú, y embera katío, se unen en esta Minga, por la dignidad y derechos de los Pueblos Indígenas, en tres puntá y curtidos de coraje, los Zenú y Emberas se unen, para defender su territorio”, dijo un vocero de la ONIC.


Quindío

Según información de Constantino Ramírez, dirigente indígena, miembros del Ejército Nacional invadieron el territorio indígena con perros, entrando incluso a las casas de habitacón.

Caquetá

Más de 500 indígenas del pueblo Korebaju, estudiantes, docentes, campesinos y comunidad en general se concentraron en la sede principal de la Institución Educativa Mama Bwe Reojache. Según el Consejo Regional Indígena del Orteguaza Medio Caquetá, se realizan actos de protesta.

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India