Tu eres el visitante No.

domingo, 22 de julio de 2018

Estado Colombiano pide perdón al Pueblo Wiwa luego de 16 años de lucha



En una lucha constante de 16 años, en la que la Comunidad Wiwa de El Limón exigió justicia, reparación, verdad, pero sobre todo que se les extendiera una voz de perdón, debido a la masacre de 16 miembros de su pueblo, hechos que se lograron evidenciar que fueron perpetrados por parte de grupos paramilitares el Grupo No. 6 del Batallón Cartagena del Ejercito Nacional, entre el 29 de Agosto y el 3 de Septiembre de 2002.

La Organización Wiwa Yugumaian Bumkuanurrua Tayrona, emprendieron una lucha por la defensa de sus derechos  exigiendo al estado colombiano a pedir perdón en acto público a las familias Mendoza Loperena y Rodillo Redondo,  asi como también a todos los miembros del pueblo Wiwa que vivieron el terror durante el tiempo transcurrido durante la masacre.

El pueblo Wiwa que bajo el acompañamiento de sus lideres y autoridades decidió instaurar una demanda  el 31 de Agosto  del 2004 - ante la Tribunal Contencioso  Administrativo  de La Guajira en Riohacha, esto con el fin de iniciar el proceso que obligó al estado a pedir perdón reconociendo la responsabilidad y complicidad de grupos al margen de la ley en compañía de entes del estado. "Fue tan bello el trabajo porque le pusimos ganas,  empeño y dedicación,  lo trabajamos sin plata y hasta no comíamos por ir corriendo a llevar papeles" - Así afirma Pedro Loperena, delegado de DDHH del pueblo Wiwa, quien aún en medio de los tristes recuerdos de la época de la masacre, hoy refleja un sentimiento de satisfacción en la que considera que evidenciar la verdad, es una forma de construir paz en este país,

En el marco de esta lucha este colectivo participaron  en varios espacio como en la Adquisición de conocimientos acerca  de los derechos humanos: El Convenio 169 de la OIT donde está amparado los derechos fundamentales de los pueblos indígenas, la Declaración Universal de los DDHH,  La construcción del 91, donde también a través de estos espacios  Conocieron  a la corporación Colectivo de Abogados - José Alvear Restrepo con el apoyo y acompañamiento de La Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC.

Con esa carrera de luchas, la dedicación en el tiempo y la paciencia que tuvieron durante todos estos años, los debates  por la justicia a la verdad,  por las lágrimas de la familias víctimas y alimentando el proceso, en el 2014 salió la primera sentencia, y como pueblos indígenas Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta no se sintieron reflejados ni reconocidos: "Cuando salió la primera sentencia allí no encontramos nada que nos identifique,  sentimos que nuestros derechos no llegaran hasta ahí,  nos sentimos vulnerados, razón por la cual decidimos doblar el trabajo hasta encontrar resultados acorde a la verdad y satisfacción de las familias afectadas" - así expresó Pedro Loperena comentando que posterior a ese fallo decidieron apelar. "Si durante más de 10 años no nos habíamos muerto de hambre,  ahora con dos años que dura una apelación no nos íbamos a morir y decidimos apelarla".

El 31 de Marzo del año 2016, salió publicada la segunda sentencia, donde el Tribunal Contencioso  Administrativo  de La Guajira  Ordena y Condena el Estado a pedir perdón al pueblo Wiwa, así como extender todo tipo de garantías que permitieran esclarecer la verdad, reparar integralmente las familias sobrevivientes, estructurar garantías de no repetición que devuelvan la armonía en el territorio. "Durante estos dieciséis años esta lucha nos llevó a varios escenarios, como por ejemplo a sentarnos con el Ministro de Defensa en varias ocasiones,  quienes quisieron bajarle la importancia a la Sentencia,  pero les dijimos la sentencia habla y deben pedirnos perdón".

Finalmente este 19 de julio del presente año,  en la Comunidad de La Sabana  de Manuela,  Territorio Ancestral del pueblo Wiwa, en zona rural del Municipio de San juan – Sur de La Guajira, fue el sitio de concentración del acto protocolario  de pedir perdón alas  Familias víctimas, evento en el que en cabeza del Ministro de Justicia Enrique Gil Botero,  extendió su voz de perdón en nombre del estado frente a centenares de miembros del Pueblo Wiwa.

En el ambiente y rostro de cada persona asistente se percibió un sentimiento de haber cumplido con una tarea que sin duda alguna era necesaria para el descanso de los espíritus de los hermanos Wiwa asesinados en estos hechos, pero a la vez también por los sobrevivientes que aún no borran este episodio de sus mentes y corazones; sin embargo consideran que la tarea aún no termina, debido a que el panorama del país percibe un resurgimiento de distintas formas de violencia similares a las de la época de la masacre, ante lo cual hacen un llamado permanente al gobierno próximo a posesionarse a aferrarse a hechos concretos que permitan encontrar la paz en pleno para toda Colombia.

Por, Eduvilia Uliana

Comunicadora Indígena y Comunitaria
Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India