Tu eres el visitante No.

lunes, 29 de octubre de 2018

Fuerza de Mujeres Wayuu cierra ciclo de conversatorios para tejer memoria de las víctimas de la guerra en Colombia


wayuu

Con el paso de los años, las victimas que ha dejado el conflicto armado en Territorio Wayuu, consideran que aún hay mucho por hablar y para hilar la memoria, encontrar el camino para la justicia, la reparación y la verdad.

“La verdad es el espíritu de la palabra y en el pueblo wayuu somos gente de palabra, la palabra si no es expuesta con la verdad, no es nada…” – partiendo de esta reflexión, desde hace 3 meses el Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu inició un recorrido por el territorio, con la finalidad de realizar 6 encuentros comunitarios en los que se honrara la palabra para tejer memoria en torno a la situación en la que se encuentran diferentes familias en torno al impacto generado por diferentes actores armados en diferentes etapas de la guerra afrontada en Colombia.

La primera y segunda actividad se llevaron a cabo en el mes de agosto en el sur de La Guajira, concentrando entre resguardos, asentamientos y comunidades, más de 16 testimonios. Seguido a estos encuentros, nuestros pasos se trasladaron hasta Uribia en el mes de septiembre, donde a través del apoyo de La Unidad de Victimas, se dio cita para escuchar las vivencias de 10 comunidades de las zonas de la alta guajira entre Uribia y Manaure. Por último, este ciclo de conversatorios se cierra en Maicao con la presencia de  12 voces comunitarias de este municipio, así como también las vivencias de Albania y Riohacha.

Es común encontrar entre los testimonios de la gente, la divagante pregunta acerca del - ¿porqué les paso esto a tantas familias wayuu? - para lo cual dentro del desarrollo metodológico de las actividades se llevaban a cabo exposiciones que contenían un recuento histórico de la guerra contemporánea que se ha afrontado en toda Colombia, para que posterior a esto se diera paso a que entre todos se reflexionara acerca de los intereses territoriales que ocasionaron muertes, masacres, desapariciones, secuestros, violaciones y desplazamientos, evidenciando que están enfocados en el despojo y manipulación de las tierras en función del aprovechamiento de las multinacionales, la militarización estratégica, el comercio del contrabando marítimo y fronterizo, así como también la cooptación del negocio de drogas ilícitas, siendo estos diferentes argumentos los que han puesto en riesgo de exterminio al pueblo Wayuu, como la manifiesta el auto 004 emitido por la Corte Constitucional en el año 2009.

wayuu

Esta propuesta que está siendo apoyada por Oxfam, ha tenido como objetivo por parte de La Fuerza de Mujeres Wayuu, realizar un documento que dé cuenta acerca de las realidades narradas por las propias víctimas, acerca del seguimiento que se ha hecho a los casos de victimización y su vinculación a los diferentes programas para la reparación integral de sus derechos, para que el conjunto de testimonios, se conviertan en un referente para que además de tejer memoria, se le permita decir al estado Colombiano las inquietudes, demandas e incluso sugerencias, de tal manera que esto repercuta en un plan que accione estrategias que garanticen justicia, verdad y tranquilidad a las familias afectadas en el marco de la violencia que han protagonizado los diferentes actores armados en el territorio, tanto legales como ilegales.

Entre los testimonios registrados a lo largo del territorio, los principales relatos indican que leyes como la de Justicia y Paz, Ley de Victimas o la de Restitución de Tierras, si bien han hecho diferentes esfuerzos por esclarecer los hechos victimizantes, estos han sido insuficientes teniendo en cuenta aspectos como: falta de información que llegue hasta las comunidades, estrategias que brinden apoyo a comunidades para traslados y seguimiento de documentos; por otra parte se habla de la falta de acompañamiento oportuno y diferencial, teniendo en cuenta factores culturales y territoriales, así como también las garantías en seguridad, debido a que en muchos de los casos manifiestan sentirse aún amenazados, siendo este factor una realidad por la cual incluso se identificaron varios casos sin denunciar, debido al ambiente de temor que aún sienten.

Seguidamente a este recorrido, La Fuerza de Mujeres Wayuu, para finales del mes de noviembre espera estar haciendo público un documento escrito y otro audiovisual, en el que aparecerán diferentes datos que van desde lo estadístico hasta lo testimonial, con lo cual se pretende incidir  ante el estado colombiano para que de manera oportuna se le dé un mejor tratamiento a los diferentes casos existentes y se le dé seguimiento a los que aún no han podido denunciar, para que de esta manera se asista con justicia, reparación, garantías de no repetición en honor al cumplimiento de la palabra para hallar la verdad en torno acerca del porqué en Territorio Wayuu tenía que hacer presencia las atrocidades dejadas por los malos sueños del conflicto armado de Colombia.

viernes, 19 de octubre de 2018

#SiHayAguaHayChicha – Eere Wüin Eesü Uujot



Movilización del Pueblo Wayuu por la defensa
de Los Espíritus del Agua, La Tierra y Nuestros Alimentos Ancestrales.

Si hay agua, hay chicha, hay siembra, hay vegetación, hay alimentos, hay animales, hay tranquilidad en el territorio. El agua hace parte de nuestra esencia espiritual, armoniza nuestra forma de organizarnos socialmente, dinamiza nuestra economía, fortalece la tierra; si hay agua hay vida, si hay agua… lo tenemos todo. ¡Es nuestro buen vivir!

La presente campaña de movilización es una apuesta promovida hermanando esfuerzos humanos y organizativos entre: Organización Indígena de La Guajira Yanama, IPS Indígena Ayuuleepala, Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu, Fundación Los Hijos del Sol y La Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu, procesos que colocan ante la opinión pública la necesidad de hablar de los diferentes cuerpos de agua presentes en el territorio, su estado actual y planteamiento de ideas para contrarrestar los impactos negativos que les vulneran, tales como la explotación del carbón por parte de la multinacional Cerrejón, los cambios climáticos, el represamiento y desviación de los ríos, así como también analizar la disposición de la voluntad política en la toma de decisiones para protegerles y promover estrategias que garanticen el mínimo vital de agua y los derechos a la tierra para todas las comunidades wayuu, teniendo en cuenta que es este un derecho fundamental de los seres humanos.

Dicha estrategia se despliega con el HT #SiHayAguaHayChicha acompañado de una imagen que tiene como objetivo tomarse las diferentes redes sociales y haciendo un recorrido por el territorio identificando diferentes alimentos del Pueblo Wayuu, aprovechando que coyunturalmente desde el 15 y hasta el 26 de octubre de 2018, se lleva a cabo por parte de Land Rigths Now – Derechos a La Tierra Ya, la jornada de movilización Mundial por Los Alimentos, eventualidad que busca desplegar estrategias que visibilicen la soberanía de los pueblos y sus luchas por mantener las formas ancestrales de alimentarse sanamente con base a su identidad cultural y terrígena, de cara a la arremetida homogenizante de la globalización que estandariza la forma de alimentarnos en la actualidad.

Es la Chicha la bebida que por excelencia se prepara y consume por todo el Abya Yala, teniendo como base para su preparación la gran variedad de semillas endémicas del maíz y por su puesto el buen estado de las diferentes fuentes de agua; partiendo de esta realidad identitaria, la campaña #SiHayAguaHayChicha busca vincular que más pueblos indígenas se sumen a esta iniciativa expresando sus ideas y planteamientos frente a las realidades que vulneran sus formas de alimentarse tradicionalmente, así como también para que hagamos una cadena global para decirle al mundo en nuestros diferentes idiomas qué #SiHayAguaHayChicha – como en este caso lo decimos desde Territorio Wayuu: Eere Wüin Eesü Uujot.

Esperemos en estos días entonces un despliegue de recorridos por el territorio, imágenes, videos, documentos, ideas y propuestas para expresarle al mundo que el Pueblo Wayuu se hace sentir diciendo: Si Hay Agua, Hay Chicha; Si Hay Agua, Hay Vida; Si Hay Agua… lo tenemos todo.

martes, 16 de octubre de 2018

Lo que pasó en Alakat

Por, Ángel Gonzales
Red de comunicadores wayuu pütchimajana

Recuerdo tanto esa mañana soleada, casi la ranchería respiraba ese ambiente fresco así como cuando uno siente esa sensación de haberse bañado para recibir el auge del nuevo amanecer, y es precisamente  aquí donde se debe trazar ese comienzo, en la ranchería Alakat una comunidad que se ubica a los 53 kilómetros de la troncal del caribe vía Riohacha, aquí todos se preparaban para recibir una visita después de un largo tiempo sin acoger a nadie; ese encuentro animó a todos; mi abuela preparaba los mejores chinchorros, mi mama montaba cerca al fogón sobre una tres piedras una olla para la chicha, mis tíos preparaban la enramada, ese único lugar donde se tejen con el primer hilo los pensamientos, los niños preguntaban y sentían mucha curiosidad, no solo hacemos esto cuando llegan políticos, como dicen por ahí, es que la atención y la cordialidad caracteriza el wayuu o eso es lo que han dejado mis tíos, esos que hoy físicamente no se encuentran, pero estamos seguros que sus andares no fueron en vano porque sus espíritus están con nosotros, aun reposan en nuestras frescas memorias sus legados, esa razón de unidad se intensificaba cada hora que pasaba.

Eran las doce del medio día cuando  dos camionetas blancas se adentraron  hasta la ranchería, todos estaban a la expectativa, algunos familiares y vecinos nos acompañaban en la enramada, les dimos la bienvenida a nuestros visitantes con ese apretón de mano y ese abrazo wayuu que nunca falta, un buen café armoniza ese lazo que se empezaba a consumar y nuestra comida tradicional enamoraba con su sabor a nuestros acompañantes, entre ellos quien ha hecho posible el primer trazo, ese liderazgo wayuu que corría entre sus venas era lo que lo ha devuelto a la tierra de su progenitor, es Lemnec Tiller Avellaneda un joven estudiante de ingeniería meca trónica en la universidad autónoma de Bucaramanga, dispuesto a trabajar desde su profesión  en las comunidades wayuu, un proyecto que hace parte de sus sueño y que hoy quiere convertir realidad con ayuda de todos sin ningún tipo de interés económico;  así mismo le acompañaban un grupo de investigadores en geofísica y geología PANGEA  de la universidad de pamplona, la empresa Geología y Servicios GYS Ltda. Y dos delegados de la comisión de derechos humanos, frente a todos se presentaron una vez entrando en armonía y pidiendo permiso al territorio y a sus autoridades, Lemnec procede a exponer con entusiasmo esa actividad la cual ha venido planeando desde hacia muchísimo tiempo atrás, constaba de un estudio de terreno a través de métodos geofísicos para determinar presencia de agua en mayor proporción y con base a este método comenzar con la ejecución de un sistema de bombeo solar en algunas rancherías focalizadas como proyectos guías, mientras las miradas se entrecruzaban esa tarde entre todos también se paseaban las suaves brisas que acariciaban con suspiros esos atardeceres,  en ese momento se desarrollaban las actividades, mi abuela estaba asombrada por todo eso que estaban realizando en la comunidad, pero al mismo tiempo estaba complaciente de ser anfitriona de su casa.


Pero lo que mas asombro le trajo fue ese aparato que decía era un “uchii” en wayunaiki traduce como “pájaro” pero un uchii de cuatro alas como ella decía, se describía así el Drone que sobrevolaba Víctor Cordero un joven comunicador social egresado de la universidad de pamplona que se ha ganado ese espacio con la comunidad para tejer  mancomunadamente otra mirada comunicativa quien ha colocado a nuestra mano estas herramientas para captar la mejor historia de mi ranchería.

La noche caía mansamente, se trazaba en el firmamento esa línea de estrellas y constelaciones conocida como vía láctea, esa estría que para nosotros nos recuerda el espiral del origen y de la vida, una buena fogata se levantaba en medio de la penumbra para  conocer el verdadero sentido de nuestra comunicación a través de la oralidad, esa trasmisión de saberes por medio de relatos e historias fueron los que se encargaron de  amenizar el contexto donde la colectividad participo; al siguiente día el sol se levantaba sobre cúmulos de nubes y prontamente una plática con aroma de despedida con Margarita Epiayu y Venancio Andrade, Autoridades de este territorio dejan en la comunidad ese sentimiento nostálgico que suele pasar cuando se dan muy buenos y humanos encuentros, pero con la certeza y la fortaleza de apoyar estas iniciativas sobre todo si se trata del agua un preciado liquido del cual no tenemos garantía en nuestro territorio, en ese momento escuchaba a mi tío con el wararat en la mano como su voz golpeaba esa conciencia de lo que representa el agua para nosotros, así mismo ese ser divino representado en juya, casualmente por estos días la lluvia nos hace esa gran vista casi en todo el territorio wayuu, ambos lideres asienten que el agua sea una permanencia y un factor muy significativo para la subsistencia en todas la rancherías. No obstante no solo se visitó esta comunidad, su siguiente recorrido  fue en la ranchería majayütpana corregimiento de Jonjoncito en Uribía, la lluvia no fue impedimento para llegar hasta ese lugar que  también guarda sus encantos sobre esa serranías de piedras llamadas jarara, a este lugar se llego para realizar el mismo procedimiento donde nos recibió Petra Mercedes Pana una lideresa wayuu quien ha trabajado incansablemente para sacar adelante su escuela, reúne expresar que las investigaciones que hacen nuestros visitantes permitirá esclarecer mediante estos estudios la permanencia de agua o el comportamiento de acuíferos subterráneos de igual manera la viabilidad de su extracción implementando un sistema de bombeo que funcione con paneles solares 

Nos llenamos de barro, el mismo de donde nacimos, de agua el mismo que ha fecundado a la tierra, siempre se puede trabajar desde las bases, las rancherías wayuu merecen tener la oportunidad de progresar, hacerle frente a ese asistencialismo que nos golpea, es hora de optar por una transformación dentro de nuestras comunidades, sin crear una beligerancia, apoyar nuevas iniciativas en pro del avance, de la auto sostenibilidad, y del emprendimiento, sin despojar nuestra cultura. La implementación de estos pozos con bombas solares pueden ser una alternativa, y yo les traje esta historia para contárselas.

lunes, 15 de octubre de 2018

La abundancia de agua paradójicamente alerta a La Guajira


Fotografía, cortesía de Joaquin Prince - Inco

Paradójicamente durante estos días, La Guajira que comúnmente se lamenta por falta de agua, hoy se debate en calamidad por el exceso de la misma debido a la presente temporada invernal. Estando cerca a cumplir un mes de intermitentes pero contundentes lluvias, han lanzado una voz de alerta y llamado a la atención de las autoridades competentes municipios como Barrancas, Fonseca, Riohacha, Manaure y Uribia, siendo esta última, La Capital Indígena de Colombia, la que presenta mayores inundaciones.

Según reporte oficial de La Gobernación de La Guajira, debido a la totalización comprendida en 5383 familias damnificadas en todo el departamento, durante reunión extraordinaria del Consejo Departamental de Gestión de Riesgo del Desastre da concepto favorable para declarar Calamidad Pública en La Guajira, declaración formal ante el Gobierno Nacional, con propuesta de presupuesto requerido para la emergencia, mientras se sigue trabajando desde las instancias locales para mitigar la problemática en todos los puntos afectados.

Aun en medio de que en las zonas más afectadas, como lo son los municipios de Manaure y Uribia, durante los 2 últimos días las lluvias se han ausentado un poco, se genera una expectativa debido un comunicado que publica el Sistema de Alerta Temprana en el que indica que durante 48 horas más las lluvias mermaran, pero que para los días miércoles y jueves debido a una onda tropical que estará atravesando la zona, las lluvias se acentuaran con tormentas eléctricas y en extensos lapsos de tiempo, lo cual representa ser un aviso oportuno para prever planes de contingencia que reduzcan los impactos en las zonas mas vulnerables.

Según diversos testimonios de las zonas más afectadas, las problemáticas que deben ser priorizadas para tratar son principalmente con la niñez y los riesgos que corren frente a diferentes enfermedades; se debe hacer un despliegue en apoyar las familias afectadas con zonas de albergue transitorio que garantice atención médica, hidratación y alimentación; se hace también el llamado a la sociedad guajira y colombiana en general, a estar prestos a brindar apoyo que permita mitigar impactos ante la presente crisis que enfrenta el departamento, en especial la población wayuu asentada en zonas rurales y cascos urbanos de los diferentes municipios.

domingo, 14 de octubre de 2018

Uniendo voces para salir de la crisis se celebraron 20 años de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa

Planteando estrategias para salir de la crisis actual, Radio fe y Alegría - Paraguaipoa celebró sus 20 años al aire el 12 de Octubre, Día de La Resistencia Indígena.

Por, Ángel González
Red de Comunicaciones de Pueblo Wayuu Pütchimaajana

La primera emisora indígena de Venezuela Radio fe y alegría cumplió sus veinte años desde su fundación en un evento que tuvo lugar en Paraguaipoa municipio Guajira del estado Zulia este 12 de octubre fecha en la que se conmemora el día de la Resistencia Indígena en América Latina 

A este encuentro que inicio con una eucaristía asistieron voceros, lideres  y la comunidad para ratificar su apoyo con mayor fuerza a la emisora que se ha convertido en un medio que refleje las realidades del día para el pueblo wayuu y añu  a si mismo se propicio un espacio de reflexión para revitalizar los procesos y retos que debe asumir de ahora en adelante fe y alegría que atraviesa una situación dificultosa debido al hurto de un transmisor que lo ha dejado fuera del aire una ausencia que ha extrañado sus oyentes en medio de una crisis económica del cual es inevitable exonerarse

Saylin Fernández su directora manifestó trabajar con la comunidad para que se pueda recuperar este  medio “hemos hecho muchísimas historias y pienso que eso es lo que nos va a permitir a seguir en radio fe y alegría que sea no la emisora de los que estamos aquí,  es la emisora de todo el pueblo y una de las cosas que vamos a retomar es precisamente caminar de la mano con nuestros abuelos y caminar acompañando a la comunidad” de igual manera las puertas de este medio quedan abiertas para todos aquellos que quieran apoyar la emisora pero deberán seguir resistiendo haciendo uso de la palabra y de la lengua propia”  la radio representa para muchos de sus sabedores y fundadores como esa majayüt (señorita) que ha cumplido su encierro que deberá repotenciarse para próximos y futuros proyectos.

viernes, 12 de octubre de 2018

LA DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO NO PUEDE SER AMENAZADA #LALUCHAWAYUUSIGUE




La Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra REDEPAZ, la Fundación Manos Unidas de Colombia, la Asociación de Campesinos y Comunidades sin Tierra de Cesar – ASOCAMTICE y la Asociación  Colombia Profunda  rechazan las amenazas de las que son objeto  la ONIC, NACION WAYUU ARAURAYU y FUERZA DE MUJERES WAYYU.
En el día de ayer circulo en el municipio de Uribía La Guajira un panfleto rubricado por el Grupo paramilitar Águilas Negras donde hacen fuertes señalamientos y amenazan a defensores de territorio defensores de derechos humanos y en especial a las organizaciones indígenas ONIC, NACION WAYUU ARAURAYU y FUERZA DE MUJERES WAYYU.
La Guajira como lo dijera el maestro Hernando Marín Lacoutire “es una dama  hermosa saqueada, por multinacionales, políticos corruptos y desangrada por el conflicto armado interno, donde sus niños se mueren de hambre, desnutrición y la población en su mayoría indígena carece de los más básicos derechos económicos, políticos y sociales”.
En un departamento víctima de la voraz corrupción sobre todo del partido político Cambio Radical ha sido la voz y la lucha incansable de los pueblos indígenas y en especial del movimiento  FUERZA DE MUJERES WAYYU quienes han logrado un mínimo de dignidad y resistencia ante tanta barbarie y desidia.
Esa resistencia heroica de la Gran Nación Wayuu es incomoda a intereses económicos y políticos de grandes casas electorales que en medio de una coyuntura electoral buscan sembrar el terror para desarmar la heroica resistencia y oposición del pueblo guajiro.
Rechazamos estas formas de intimidación y cercenamiento de la lucha social por la defensa del territorio y la dignidad del pueblo guajiro.

Exigimos medidas de protección y garantías para que los pueblos indígenas de Colombia puedan ejercer su labor de lucha y resistencia en sus territorios; a la comunidad internacional acompañamiento y seguimiento a los pueblos indígenas defensores de derechos humanos,  líderes y lideresas sociales, a la fiscalía general de la nación y al estado colombiano en cabeza del presidente de la republica celeridad en las investigaciones y adoptar la medidas necesarias para que estos escenarios de intimidación y vulneración no se repitan.

Comunicado de Solidaridad con el Pueblo Wayuu #LaLuchaWayuuSigue

Hoy #12deOctubre #DíaDeLaResistenciaIndígena, las organizaciones que firmamos este comunicado, denunciamos a la opinión pública nacional e internacional, las amenazas proferidas por parte de las Águilas Negras a organizaciones Wayuu  como Nación Wayuu, Wayuu Alaulayuu y la ONIC, las cuales adelantan procesos importantes en materia de la defensa de los derechos humanos.  Nos solidarizamos también con el movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu-Suintsuin Jiyeeyuu Wayuu, el cual igualmente fue amenazado y  a quienes conocemos y acompañamos en sus luchas por la construcción de paz, así como por la defensa del territorio, el agua y la vida.  Rechazamos todo acto violento contra la vida, así como cualquier acto que atente contra el derecho a organizarse y a la libre determinación de los pueblos indígenas.  Invitamos a las organizaciones a sumarse a esta manifestación de solidaridad y a compartir, porque #LaLuchaWayuuSigue


Colectivo Mujeres al Derecho
FIAN Colombia
Red de Mujeres de Casanare
ANUC Cundinamarca
Fundación San Isidro
ASODEMUC
FUNDECIMA
FUNDECOR
Red de Mujeres Rurales del Norte de Bolívar
Agrosolidaria
Tejedoras de Vida
Forum Syd
Renacer - Desplazados del Putumayo
Corporación Casa de la Memoria Quipu Huasi
Red Departamental de Mujeres Chocoanas
ACIN
Plataforma de Mujeres Rurales
Oxfam Colombia
INCOMINDIOS Suiza
Indigenous Womens Initiative - Suiza

miércoles, 10 de octubre de 2018

Fuerza de Mujeres Wayuu denuncia amenazas en contra de organizaciones wayuu

La Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyuu Wayuu (FMW-SJW)

D E N U N C I A

Amenazas de muerte en contra de organizaciones Wayuu


Desde la FMW-SJW, reivindicamos como
principio fundamental la defensa de
Wounmainkat - Nuestra Tierra,
Winkat - el agua y Kataa o’ui  - la vida.

Las mujeres, hombres y autoridades  Wayuu que conformamos el movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyuu Wayuu (FMW-SJW), manifestamos nuestro absoluto rechazo por las amenazas proferidas en contra de los procesos organizativos que defendemos los derechos humanos, los derechos de las mujeres indígenas y los derechos de Wounmainkat - Nuestra Tierra, en territorio Wayuu de La Guajira en Colombia.


Denunciamos la reencauchada estrategia de persecución y amedrentamiento  desplegada por los grupos armados paramilitares reorganizados en las “Águilas Negras”, quienes  a través de panfletos desperdigados por la línea férrea del Cerrejón, han amenazado de muerte a quienes defendemos la vida en el territorio.  



Repudiamos de manera contundente este hecho que se despliega por los enemigos de La Paz, a tan solo dos días de la visita del presidente Iván Duque Marquez a Uribia, La Capital Indígena de Colombia.

Es preciso mencionar que, desde sus inicios hace ya más de trece años, la FMW-SJW,  ha sido objeto de campañas misóginas y generadoras de odio en nuestra contra; igualmente hemos sido objeto de amenazas de muerte, señalamientos y persecución permanentes que han obligado a varias personas de nuestro movimiento a desplazarse fuera del territorio.  

Desde la FMW-SJW nos solidarizamos y sororizamos con las organizaciones ONIC, Wayuu Araurayuu y Nación Wayuu, las cuales han sido también amenazadas por supuestamente “entorpecer el desarrollo del país”.    

Consideramos que estas amenazas son una provocación para impedir la paz que hemos ayudado a construir desde nuestras luchas.


SOLICITUDES


Por lo anterior, la FMW-SJW responsabiliza al Estado Colombiano por los hechos que puedan atentar contra la vida de les dirigentes Wayuu de las organizaciones que han sido amenazadas de muerte.  

Solicitamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que evalúe de manera inmediata y  urgente, otorgar medidas cautelares al movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyuu Wayuu para que podamos continuar con nuestro trabajo por la defensa de Wounmainkat - Nuestra Tierra, Winkat - el agua y Kataa o’ui  - la vida.  Es preciso mencionar y tener en cuenta que en el pasado, dirigentas de la FMW-SJW  han sido cobijadas con el otorgamiento de estas medidas y estas han debido abandonar el país por el riesgo que corrían sus vidas.  

Pedimos al actual gobierno que inicie un plan de acción inmediata para garantizar el cumplimiento de la jurisprudencia emitida por la Corte Constitucional en favor de los pueblos indígenas para evitar el exterminio de nuestros pueblos a causa de la guerra.  Además, pedimos que se atienda de manera priorizada la grave condición de riesgo en que nos encontramos, a fin de proteger nuestras vidas.

Convocamos a las Misiones y Cuerpos Diplomáticos acreditados en Colombia para monitorear la delicada y vulnerable situación en la que nos encontramos les defensores de derechos humanos del Pueblo Wayuu.

Así mismo solicitamos que exijan al actual gobierno, dar cumplimiento a los Acuerdos de Paz, así como a los compromisos adquiridos internacionalmente en materia de derechos humanos, especialmente los que tienen que ver con los derechos de los pueblos indígenas y defensores de derechos humanos.


Instamos a la Unidad Nacional de Protección (UNP) a reevaluar las medidas del plan de protección de la FMW-SJW  así como a reforzar las estrategias de protección desde una visión holística, que contemple la protección espiritual como parte del programa que nos permita garantizar no solo el trabajo en nuestro territorio, sino también la protección de la vida.  

Wajira - Wounmaikat
10 de octubre de 2018

lunes, 3 de septiembre de 2018

Tejiendo Memoria del Pueblo Wayuu en el marco del conflicto armado



Fuerza de Mujeres Wayuu inicia proceso para tejer Memoria del Pueblo Wayuu en el marco del conflicto armado

Tejer Memoria como ejercicio fundamental para el esclarecimiento de la verdad, compensar los daños ocasionados y poner en marcha estrategias para que la historia violenta del país, no se repita, son los fundamentos que buscan hilar la palabra cimentada en los recuerdos y en los avances jurídicos que han hecho seguimiento a procesos de víctimas del pueblo wayuu en el marco del conflicto armado en Colombia.

El Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu, proceso organizativo que desde hace 12 años ha abanderado diferentes apuestas de visibilización, denuncia y seguimiento en torno a violación de derechos humanos y territoriales cuyas afectaciones vulneran al Pueblo Wayuu, hace el lanzamiento oficial del “Foro Itinerante – Tejiendo Memoria, Paz y Armonización de Víctimas Wayuu”, el cual se adelanta de manera autónoma con el apoyo de la Agencia de Cooperación Oxfam.

El desarrollo metodológico del Foro Itinerante, ha sido planteado para que recorra el territorio wayuu,  a fin de identificar casos victimizantes ocurridos en el marco del conflicto armado de Colombia.  De igual manera,  se pretende dar adecuado seguimiento a los procesos adelantados ante las  instituciones a quienes concierne la responsabilidad de asistir a las comunidades y a las víctimas.

Este proceso dio inicio con un conversatorio en La Comunidad de Manantial Grande 2, Resguardo de Loma Mato, zona rural del Municipio de Hatonuevo, lugar al que se convocaron diferentes resguardos y asentamientos del Sur de La Guajira.  Al conversatorio asistieron las comunidades de Caicemapa, Mayabangloma, Zahino, Nuevo Espinal, Rodeito el Pozo y Guajirero, representando así los municipios de Distracción, Fonseca, Barrancas y Hatonuevo.

Las temáticas planteadas para hacer memoria colectiva, han sido programadas con el objetivo de abordar las razones por las cuales el conflicto y sus diferentes actores amenazan el equilibrio cultural del Pueblo Wayuu.  Para llevar a cabo este ejercicio, se ha analizado la transformación del conflicto durante el tiempo comprendido en tres momentos simbólicamente históricos para la construcción de la paz en Colombia: La Desmovilización de 1990 que dio pie a la constituyente de 1991; la desmovilización de Las Autodefensas Unidas de Colombia – AUC y el proceso de Justicia y Paz; por último el Proceso de Paz de La Habana con Las FARC.

En el marco de estos esfuerzos nacionales para silenciar los fusiles a favor de La Paz, han planteado de diferentes maneras su intervención para asistir el impacto generado en las comunidades, sin embargo es evidente el descontento por parte de las víctimas, debido a que con el pasar de los años siguen sintiendo que han sido insuficientes para reparar los daños ocasionados.  Esta situación revela la revictimización del pueblo Wayuu y la dignidad de sus muertos.

El recorrido planteado en itinerancia tiene como actividad próxima escuchar la memoria que reposa en la palabra de comunidades de La Alta Guajira, donde se desarrollará el segundo conversatorio  del 7 al 9 de Septiembre de 2018 en Uribia, contemplando convocar población víctima de las municipalidades de Uribia, Manaure y sus amplias zonas rurales. De la misma manera para los días comprendidos entre el 12 y el 14 de Octubre de 2018 se llevará a cabo el conversatorio en Maicao, convocando víctimas wayuu de Riohacha, Dibulla, Albania y Maicao.


Tejiendo una gran Susü por la memoria de las víctimas Wayuu

Unas de las consecuencias más graves del conflicto armado para el pueblo Wayuu, ha sido precisar el número de víctimas en en el territorio, así como la necesidad de hacer memoria colectiva.  

“Mientras tejemos, las mujeres wayuu depositamos en cada hilada nuestro pensamiento, el cual puede ser triste o feliz; pero lo que sí es cierto es que en cada puntada va tejida nuestra memoria” – Mientras teje, la Señora Isilda Gouriyu, mujer wayuu del resguardo de Mayabangloma.

De esta profunda reflexión de mujeres Wayuu ha surgido la propuesta  tejer sus memorias en hilo de mil colores para sanar sus dolores y dignificar a sus muertos.  Cada mochila representará a cada una de las víctimas y estas reposarán en una gran Susü que recorrerá el territorio para no olvidar, para continuar en el camino de la búsqueda de la verdad y garantías de no repetición.


lunes, 13 de agosto de 2018

Tejiendo memoria, paz y armonización - Foro Itinerante de las víctimas del conflicto armado en Territorio Wayuu


Tejiendo memoria, paz y armonización
Foro Itinerante  de las víctimas del conflicto armado en Territorio Wayuu

El  Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sütsüin Jiyeyu Wayuu dedica parte de su trabajo a la denuncia, visibilización y seguimiento de diferentes casos en los que el impacto del conflicto armado ha vulnerado derechos y ocasionando desplazamientos, muertes, desapariciones y masacres.  Estas graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, deben ser contadas para tejer la memoria del pueblo wayuu.

Para este segundo semestre de 2018, La Fuerza de Mujeres Wayuu lleva a cabo el  “Foro Itinerante de las Víctimas del Conflicto Armado en Territorio Wayuu – Tejiendo Memoria, Paz y Armonización”, desarrollado en el marco del proyecto: “Empoderamiento de Mujeres y Jóvenes Indígenas para la reducción de desigualdades y la construcción de Paz”, acompañado y apoyado por Oxfam.  

El “Foro Itinerante de las Víctimas del Conflicto Armado en Territorio Wayuu – Tejiendo Memoria, Paz y Armonización” se compone de tres conversatorios en tres lugares diferentes del Territorio Wayuu en donde la violencia del conflicto ha ocasionado impactos dramáticos.  La finalidad de estas actividades, es la de  generar un espacio entre víctimas del Pueblo Wayuu de todo el territorio, abriendo así, un  diálogo que permita como resultado un diagnóstico sobre la participación, de las víctimas Wayuu, en la construcción de procesos de paz que se han gestado en Colombia.  Del mismo modo, se profundizará sobre el acceso a la justicia, la obtención de verdad, justicia y garantías de no repetición.

La primera actividad del Foro Itinerante será el conversatorio del sur de La Guajira, el cual se llevará a cabo en el Municipio de Hato Nuevo del 17 al 19 de Agosto de 2018. De ante mano, Fuerza de Mujeres Wayuu extiende la invitación a toda aquella persona interesada en participar dentro de dichos conversatorios, para lo cual puede escribir al correo fuerzamujereswayuu@gmail.com, o comunicarse con los teléfonos: 3174043609 – 3232336200.

domingo, 22 de julio de 2018

Estado Colombiano pide perdón al Pueblo Wiwa luego de 16 años de lucha



En una lucha constante de 16 años, en la que la Comunidad Wiwa de El Limón exigió justicia, reparación, verdad, pero sobre todo que se les extendiera una voz de perdón, debido a la masacre de 16 miembros de su pueblo, hechos que se lograron evidenciar que fueron perpetrados por parte de grupos paramilitares el Grupo No. 6 del Batallón Cartagena del Ejercito Nacional, entre el 29 de Agosto y el 3 de Septiembre de 2002.

La Organización Wiwa Yugumaian Bumkuanurrua Tayrona, emprendieron una lucha por la defensa de sus derechos  exigiendo al estado colombiano a pedir perdón en acto público a las familias Mendoza Loperena y Rodillo Redondo,  asi como también a todos los miembros del pueblo Wiwa que vivieron el terror durante el tiempo transcurrido durante la masacre.

El pueblo Wiwa que bajo el acompañamiento de sus lideres y autoridades decidió instaurar una demanda  el 31 de Agosto  del 2004 - ante la Tribunal Contencioso  Administrativo  de La Guajira en Riohacha, esto con el fin de iniciar el proceso que obligó al estado a pedir perdón reconociendo la responsabilidad y complicidad de grupos al margen de la ley en compañía de entes del estado. "Fue tan bello el trabajo porque le pusimos ganas,  empeño y dedicación,  lo trabajamos sin plata y hasta no comíamos por ir corriendo a llevar papeles" - Así afirma Pedro Loperena, delegado de DDHH del pueblo Wiwa, quien aún en medio de los tristes recuerdos de la época de la masacre, hoy refleja un sentimiento de satisfacción en la que considera que evidenciar la verdad, es una forma de construir paz en este país,

En el marco de esta lucha este colectivo participaron  en varios espacio como en la Adquisición de conocimientos acerca  de los derechos humanos: El Convenio 169 de la OIT donde está amparado los derechos fundamentales de los pueblos indígenas, la Declaración Universal de los DDHH,  La construcción del 91, donde también a través de estos espacios  Conocieron  a la corporación Colectivo de Abogados - José Alvear Restrepo con el apoyo y acompañamiento de La Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC.

Con esa carrera de luchas, la dedicación en el tiempo y la paciencia que tuvieron durante todos estos años, los debates  por la justicia a la verdad,  por las lágrimas de la familias víctimas y alimentando el proceso, en el 2014 salió la primera sentencia, y como pueblos indígenas Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta no se sintieron reflejados ni reconocidos: "Cuando salió la primera sentencia allí no encontramos nada que nos identifique,  sentimos que nuestros derechos no llegaran hasta ahí,  nos sentimos vulnerados, razón por la cual decidimos doblar el trabajo hasta encontrar resultados acorde a la verdad y satisfacción de las familias afectadas" - así expresó Pedro Loperena comentando que posterior a ese fallo decidieron apelar. "Si durante más de 10 años no nos habíamos muerto de hambre,  ahora con dos años que dura una apelación no nos íbamos a morir y decidimos apelarla".

El 31 de Marzo del año 2016, salió publicada la segunda sentencia, donde el Tribunal Contencioso  Administrativo  de La Guajira  Ordena y Condena el Estado a pedir perdón al pueblo Wiwa, así como extender todo tipo de garantías que permitieran esclarecer la verdad, reparar integralmente las familias sobrevivientes, estructurar garantías de no repetición que devuelvan la armonía en el territorio. "Durante estos dieciséis años esta lucha nos llevó a varios escenarios, como por ejemplo a sentarnos con el Ministro de Defensa en varias ocasiones,  quienes quisieron bajarle la importancia a la Sentencia,  pero les dijimos la sentencia habla y deben pedirnos perdón".

Finalmente este 19 de julio del presente año,  en la Comunidad de La Sabana  de Manuela,  Territorio Ancestral del pueblo Wiwa, en zona rural del Municipio de San juan – Sur de La Guajira, fue el sitio de concentración del acto protocolario  de pedir perdón alas  Familias víctimas, evento en el que en cabeza del Ministro de Justicia Enrique Gil Botero,  extendió su voz de perdón en nombre del estado frente a centenares de miembros del Pueblo Wiwa.

En el ambiente y rostro de cada persona asistente se percibió un sentimiento de haber cumplido con una tarea que sin duda alguna era necesaria para el descanso de los espíritus de los hermanos Wiwa asesinados en estos hechos, pero a la vez también por los sobrevivientes que aún no borran este episodio de sus mentes y corazones; sin embargo consideran que la tarea aún no termina, debido a que el panorama del país percibe un resurgimiento de distintas formas de violencia similares a las de la época de la masacre, ante lo cual hacen un llamado permanente al gobierno próximo a posesionarse a aferrarse a hechos concretos que permitan encontrar la paz en pleno para toda Colombia.

Por, Eduvilia Uliana

Comunicadora Indígena y Comunitaria
Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu

sábado, 30 de junio de 2018

Maicao decidió sembrar un monumento


abuelo de las barbas de maiz
Monumento IDENTIDAD de Maicao - Abuelo de las barbas de Maíz

Por, Miguel Iván Ramírez Boscán

Aun en medio de la aridez que caracteriza el territorio guajiro, si hay una verdadera vocación que podemos reconocer de los wayuu, es la de sembrar la tierra. De hecho es algo que caracteriza todo tipo de poblaciones en todo el mundo: los orientales siembran arroz, los europeos trigo y en las américas los pueblos indígenas sembramos maíz desde la más alta montaña, hasta el más caluroso desierto. Pero Maicao decidió sembrar un monumento.

De niño solía ir a la finca con mi abuelo y abuela casi todos los días. En los corrales se criaban vacas, cerdos y chivos. Mi abuela se dedicaba a las gallinas, pavos y animales de compañía. Había algo que no era cotidiano aunque se pensara en ello a diario; esperar la temporada de siembra cada año en la que se sembraba yuca, patilla, ahuyama y por supuesto maíz. Esta forma de desarrollar la vida aun la conservan varios de mis tíos y primos, eso sí, ya no es para nada igual porque les toca estar lidiando con las inestabilidades climáticas que han caracterizado estos tiempos.

Remembrando a los viejos José Domingo Boscán y Dolores Bonivento – una de las familias wayuu pobladoras de Maikou, antes de lo que llaman fundación de Maicao, de la voz de mí madre varias veces hemos revivido las prácticas de mis bisabuelos, quienes vivían en lo que aún era una ranchería y hoy se conoce como Barrio Boscán. Entre sus fragmentados relatos a través de los años, se resumen contándome que en aquellas épocas esta familia agradecía la prosperidad alrededor de los años 1920 a 2 cosas: La primera a la siembra de ajonjolí, algodón y por supuesto el maíz. La segunda al auge comercial fronterizo que se daba alrededor del famoso cacaito de la plaza central.

El departamento de La Guajira y en especial el Municipio de Maicao, afronta para estas épocas un flagelo en el que convergen diversas problemáticas: cambio climático, corrupción, bloqueos comerciales, cierre fronterizo; todo esto ha dado como resultado sequías, muerte de animales, perdida de cultivos, hambrunas, desempleo y una crisis migratoria que desmedidamente acrecienta nuestra diversa identidad poblacional, la cual se sumerge en elevados índices de inseguridad.

Este relato me nace debido a que la actual administración municipal decidió sembrar lo que han llamado: Monumento IDENTIDAD, el cual aunque quedó atravesado, debo reconocer que me gustó; sin embargo este esfuerzo de generar sentido de pertenencia, en el que se honra “Al Abuelo de las barbas de Maiz”, debe ir más allá que un recurso sembrado para embellecer una ciudad, o sembrado para generar arraigo identitario; un monumento de este tipo debe ser para acompañar la vocación que desarrolla cultural, social y economicamente nuestro poblamiento maicaero. Como ejemplo esta Medellín que honra las flores, Cali la caña de azúcar, Valledupar el arte de la música vallenata.

Las tierras de Maicao están abrazadas por la serranía de Perijá y colindan fronterizamente con el desierto que inicia en Uribia. La gran mayoría de estas tierras están en manos de familias wayuu que desde hace un par de décadas vienen padeciendo el hambre y la sed. Su vocación de arar la tierra se ha ido desvirtuando debido a choques culturales y por supuesto mencionar de nuevo el cambio climático; aquí mi escrito se transforma entonces en una apreciación que busca hacer propuestas para que como maicaeros amemos más ese monumento.

Pienso entonces, qué pertinente sería que en compañía del monumento se despliegue un plan masivo de siembra de semillas de maíz por todos los alrededores maicaeros; que desde la administración municipal surjan soluciones definitivas para garantizar el agua a las comunidades y por ende el fortalecimiento de los cultivos; que se tecnifique y forme agroindustrialmente al wayuu y al campesino maicaero, para que con esto revivamos ese Maikou que dio origen y prosperidad a Maicao.

Como wayuu no se quiere ser parte de la historia porque en nuestro himno repose la razón de donde se deriva el nombre del municipio, no se quiere ver como como la pieza autóctona y artesanal que come chivo y teje chinchorros; el wayuu no se quiere ver representado en monumentos por todas partes; así como tampoco se le quiere ver como el pobre indio al que se le debe ayudar. Contario a esto al wayuu se le debe reconocer como dueño ancestral de este territorio y por ende como seres humanos capaces de realizar las transformaciones sociales que a gritos pide nuestra colapsada sociedad.

Hoy veo centenares de Maicaeros que aunque criticaron la obra, van y se toman fotos con él. Ya hay algo más a que tomarle foto en Maicao a parte de la plaza, Juan Hotel o la Mezquita. Repito, quedó bonito pa’ que… mi invitación la cierro entonces con esta reflexión que he decidido compartir como un maicaero más que para que cuando cumpla los 100 años de vida administrativa, pueda decir: superamos la crisis gracias a la siembra de maíz.

Bienvenido Monumento IDENTIDAD – Abuelo de las barbas de Maíz… Sembremos maíz.

PD: Cuidemos las semillas endémicas… ¡ojo! Con los transgénicos y fumigaciones… después la chicha y la arepa no sabrá igual.

viernes, 20 de abril de 2018

Encuentro de socialización convocado por la Onic sobre la consulta del proyecto de ley por medio del cual se modifica la ley 160 de 1994



Por, Lismari Machado
Comunicaciones Orgnización Indígena Yanama
Miembro de La Red de Comunicaciones Wayuu

La socialización se realizó los días 16 y 17 en Aiwa la comunidad de Pinski, donde autoridades y miembros de las comunidades de El Pasito(Riohacha), Majali (Manaure) y Resguardo 4 de noviembre se encontraron para debatir el proceso de consulta del proyecto de ley por medio del cual se modifica la ley 160 de 1994.

Según Roberto Daza miembro Abogado y asesor de la Comunidad Wiwa y Delegado de la Organización Indígena de Colombia (ONIC). “El análisis jurídico es que esta propuesta de modificación atenta contra el principio de la diversidad étnica, el principio cultural, ecológica social y afecta el equilibrio de poderes, es una serie de vulneraciones”

“Ha sido presentada ante la mesa permanente como un proyecto de modificación a la ley 160, los pueblos indígenas a través de la mesa permanente vamos hacer nuestras objeciones y nuestras conclusiones de una vez les decimos es inconstitucional, la respuesta de las comunidades indígenas, será utilizar los mecanismos la constitución para la defensa de nuestros derechos conquistados, también hacer  nuestras acciones a nivel internacional ya que vulnera unos tratados internacionales sobre la protección del medio ambiente y la protección de las comunidades étnicas”.


En la socialización los presentes debatieron sobre el Contexto territorial actual: Afectaciones, Riesgos y Problemáticas en territorios indígenas. Análisis jurídico de los marcos normativos: Estrategias jurídica y mecanismos de protección de derechos territoriales indígenas. Apuestas y proyecciones territoriales del movimiento indígena colombiano, como propuesta de este encuentro, la unidad propia fue la que resaltó “para que haya una toma de decisiones sobre el pueblo wayuu, debe hacerse desde la unidad que todos lleguemos a un consenso para el bien de todos eso lo logramos si lo hacemos cada uno desde las diferentes comunidades, si viene alguna consulta o algún decreto que quiera vulnerar nuestros derechos” enfatizó Evencio Palmar de la comunidad de Mashou

Así mismo este encuentro es uno de los (47) encuentros regionales de las organizaciones afiliadas a la ONIC, de las cinco (5) macro regionales para analizar y debatir el proyecto de ley y así como a incorporar propuestas a la misma.



viernes, 9 de marzo de 2018

La responsabilidad de la juventud en la pésima realidad de La Guajira



Por, Miguel Iván Ramírez Boscán
Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu

Es apenas entendible que la juventud guajira demuestre apatía en esta época de elecciones, pero la decisión de no participar en ella, es el acto de irresponsabilidad más grande para con ustedes mismos y aquí les digo porqué.

Ya el cuento está hasta trillado; el departamento esta vuelto un disparate y adivinen: ¡La Juventud Guajira no ha hecho mayor cosa! – 5 gobernadores presos por corrupción, alcaldes de varios municipios si no están presos los están buscando y han sido ellos durante toda la historia del departamento los custodios de nuestras actuales catástrofes sociales.

Somos según el DANE el segundo departamento con mayor índice de analfabetismo y pobreza, esto no es más que un reflejo de la corrupción, la cual nos tiene sumergidos en la muerte de millares de niñas y niños muertos, se viven incertidumbres por no saber si van a la universidad o no porque la plata de Uniguajira se la robaron, el desempleo en las juventudes es agobiante, el informalismo en las calles es terrible, la gente cada vez más abandona su pueblo y arma rancho aparte, se robaron nuestras regalías, pagamos impuestos carísimos y nuestras calles no sirven o no hay, a nuestras casas no llega el agua, nuestros campos no producen y en medio de mil problemáticas más… adivinen: ¡La Juventud Guajira no ha hecho mayor cosa!

Si hay algo muy cierto y es aquella vieja frase que dice - “Los pueblos tienen el gobierno que merecen”, lo cual aplica perfecto para el contexto juvenil guajiro debido a que cada vez es más recurrente en el ambiente escuchar frases como: “nombe cule hueso, ahí lo que hay es pura rata, siempre los mismos robándose la plata, pa´qué meterse en eso a perder el tiempo, la política me da flojera, yo voto por el que me digan pero yo no me meto a eso…” y así decenas de frases más de apatía ante lo que paradójicamente es lo que decide que el panorama político actual es el reflejo precisamente de varias generaciones de juventudes indiferentes en La Guajira, obteniendo así “el gobierno que nos merecemos”, un gobierno indiferente con la sociedad que les elige.

La política se ha convertido en un ejercicio de sometimiento de una sociedad sobre otra, lo cual sucede en cada rincón de La Guajira. Hoy consideramos común que un político llegue en un carraso último modelo, vidrios polarizados, gafas oscuras, camisetica y gorrita de política para parecer humildes, eso sí, van tomándole fotos a las reuniones con su celular de gama alta a aquella gente que arriaron en busetas unos encima de otros, camionetas repletas hasta los teques, taxis en sobre cupos, nunca faltan los que mandan de a 3 en moto taxi y ni hablar de los que llegan sudaos porque se fueron cuadras y cuadras a pie.

El sometimiento no es ni siquiera el hecho de que empiñen a la gente en reuniones para demostrarle fortaleza a los políticos. El sometimiento radica en que las personas que movilizan no están teniendo altos niveles de conciencia acerca del porqué asisten, más allá de la camiseta, del juguito y el pastelito; el asistir en masa a reuniones políticas se ha convertido en un acto normal en épocas de elecciones y nos dejamos arrear, pero luego pasan las elecciones y que los que lograron ganar se montan en sus puestos, nos quedamos en nuestras casas esperando a que solucionen nuestras vidas, cosa que jamás sucederá si la juventud no se activa a ejercer su deber de control y supervisión ciudadana para que los políticos se atecen y hagan lo que tienen que hacer.

En este juego de la política “Los malos ganan cuando los buenos se dejan” – sucediéndonos esto a diario aquí en La Guajira. Está más que evidenciado que si hay allá afuera una catajarria de políticos presos o investigados, pues es lógico que ellos son los malos del paseo y la juventud guajira el combo de los buenos que no está haciendo mayor vaina, siendo que es la juventud la que esta llamada a transformar en primera instancia la clase dirigente del departamento, para que así posteriormente se de la transformación social, en la que además, va a ser la sociedad en la desarrollaran sus propias vidas, radicando ahí la irresponsabilidad para consigo mismos.

Si la buena joven sociedad guajira no hace nada en elegir buenos y nuevos políticos, pues aténgase a que seguirán los mismos con las mismas atizando la crisis del departamento; es decir: Siga quejándose y así será convertido en uno de los malos.

Si como joven se sigue empecinado en demostrar apatía ante la política, lo que nos depara es que a futuro tendremos una sociedad más trágica, porque la apatía es prima hermana de la cínica sonrisa de la corrupción. Esto quiere decir que quien no participa en política es cómplice de lo que a futuro nos suceda.

Pero bueno, la idea no es pintar tan solo el panorama triste que nos identifica en la actualidad, que aunque sea cierto, la actitud de la juventud contrariamente a todo lo anteriormente dicho, debe ser de gente cargada de energía, disposición de trabajar, ser propositivos, estimular el espíritu de emprendimiento.

Un joven de hoy debe formarse e informarse a diario, llenar sus palabras de un pensamiento crítico y ser vigilantes que garanticen a plenitud el funcionamiento de todo el aparato estatal que tenemos desde nuestros barrios, municipios, el departamento para que así saquemos a La Guajira de ese nefasto panorama con el que nos mira el resto del país.

No permitas ser ese joven que se levanta tarde, que no aporta en nada, que no estudia y que le da igual quede quien queda en los puestos políticos. Conviértete en una nueva persona digna de admirar porque fuiste quien dio inicio a una nueva generación que nos entregó este departamento para ser un mejor vividero.

No seas ese joven que muy seguramente ni se tomó el esfuerzo de leer este articulo completo porque “Ay no, que flojera”, sino que precisamente sé tú quien le diga al flojo: “Ey toma, lee esta vaina que te habla a ti”.

Por ultimo ten presente que para el estado colombiano se és joven desde los 18 hasta los 32 años de edad, el llamado es entonces a todos ellos para que se atrevan a cambiar el pensamiento completo, asumir el liderazgo de sus familias, conformarse en grupos de amistades y simpatizantes a sus ideales para promover buenas practicas ciudadanas y que promuevan nuevas formas de ser y hacer la política… como lo dijo Jaime Garzón:  “Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvarlo. ¡Nadie!”.

Posdata: Este 11 de Marzo de 2018 se elige el congreso de La Republica. Tendremos la oportunidad de darle una lección a los corruptos que hemos elegido en el pasado en cuanto a Senado y Cámara. También hay una consulta inter partidista en la que puedes elegir algunos candidatos a la presidencia, porque si no lo sabias, después de estas elecciones vienen las de presidencia. Ya sabes, infórmate bien y no elijas más corruptos. Bota por quien quieras, pero sal a Votar.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India