Tu eres el visitante No.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Escuela de Comunicación Wayuu lleva a Majali en el corazón


Escuche AQUÍ el programa de radio.

Esta segunda sesión fue recibida por una imponente enramada, por una cálida arena de color oro, por decenas de sonrisas de la comunidad, por la palabra de bienvenida de La Autoridad Daisi Camargo quien parecía hermanarse a la llegada de Juya – El Padre de La Lluvia, quien alegró estas tierras con millares de gotas anticipando que la jornada tendría variedad de sucesos que sin duda alguna grabarían en la memoria de La Escuela de Comunicaciones Wayuu, a la comunidad Majali, del Municipio de Manaure, como un episodio para llevar en el corazón.

Una charla bajo la lluvia, 2 partidos de futbol de la comunidad frente a la escuela, uno de mujeres y otro de hombres, fueron momentos que en medio de emociones dieron la antesala a lo que sería la proyección en la noche del anunciado estreno de “Patilla y Melón”, el cual contó con sillas, pupitres, cercas, piedras, suelo y arboles repletos de la emoción de la gente, la cine – sala natural disfrutó al máximo la pantalla que sin saber tenían; las risa se desbordó, niñas y niños brillaban sus ojos de emoción y al finalizar, nuevamente la voz de Daisi, La Autoridad, ordenó se repitiera la proyección nuevamente, para que al día siguiente con el apoyo del Colectivo Activista – La Colmena, pintaron en la Cine – Pared un imponente mural que quedó grabado como si la película quedara en proyección permanente, situación que también llegó al corazón,.

El cantar de los gallos, la composición de las aves, el sonido de los calderos y el murmullo de los escuelantes desde las 4:30 de la mañana anunciaban el inicio de la jornada, hablar de comunicación indígena, sus antecedentes y perspectivas flotaron en reflexiones conjuntas con base a lo que se es, se piensa, se sueña y se procede wayuu, siendo los principios básicos para el entendimiento del por qué se está adelantando este proceso que persigue fortalecer las iniciativas comunitarias y organizativas del pueblo wayuu y que en el balance que entrega la satisfacción de cada lugar visitado, es cierto, La Escuela se está metiendo también, en el corazón de la gente.

Se vieron niños cazar, la Autoridad volvió a hablar, se descubrió que se siembran berenjenas, se fotografió a Ana la artesana, se acompañó al pastor Paul con su rebaño para contar todas estas historias que parecieran estar escondidas en la espesura del monte, sirviendo de argumento e inspiración para dar continuidad a este proceso formativo que aunque su semilla recién sembrada en el mes de junio de 2016 durante la primera sesión, ya empieza a dar frutos dulces, cargados de compromiso, dedicación, responsabilidad y respeto por lo que como wayuu deben buscar salvaguardar en medio de la crisis que se afronta como pueblo.

Es evidente todo un legado el que se está poniendo al servicio de toda La Guajira, tanto en Colombia como en Venezuela; es una manera de decir que aquí estamos y que somos ente articulador que trabaja visionando una era de paz; representamos la gente que sonríe, la que se esfuerza, la que mide los problemas con reflexiones profundas orientadas por la palabra sabia de las y los mayores que acompañan el proceso para aportar a las transformaciones sociales que requiere lo que a gritos pide la actual realidad. Es la Escuela un epicentro de encuentro continuo con el corazón de la gente para arrebatar sonrisas y visión de una nueva vida.


Nota tomada del blog oficial de La Escuela de Comunicaciones del Pueblo Wayuu

martes, 2 de agosto de 2016

Comunidades Wayuu se toman la vía del tren de cerrejón protestan por incumplimientos del ICBF y abandono estatal


•Denuncian que más de 6 mil niños continúan sin atención por parte del ICBF en Uribía y Manaure.

Luego de agotar las instancias de dialogo y sin lograr resultados, comunidades wayuu decidieron emprender otras alternativas para acelerar soluciones a los múltiples problemas que acosan a sus comunidades, en el Km 133 vía puerto bolívar un grupo de lideres, docentes y comunidades en general, se tomaron la vía del tren del cerrejón para exigir una vez más que el Estado colombiano cumpla sus promesas con el pueblo wayuu.

German Pushaina, autoridad tradicional de la asociación kotirawa, del municipio de Manaure explica que  alrededor de seis mil niños están sin atender en los municipios de  Manaure y Uribía, “El ICBF hizo caso omiso a nuestras solicitudes, y no valió nada nuestros trasnochos en las dos mesas de trabajo que se hicieron en Riohacha con el bienestar familiar, porque no se lograron acuerdos”. 

Mientras las comunidades permanecen sobre los rieles del tren a la espera de soluciones, un grupo de autoridades tradicionales wayuu se encuentra en Bogotá denunciando los incumplientos por parte del ICBF, quien no ha tenido en cuenta a los operadores de confianza de las autoridades wayuu,  así mismo, se están exigiendo presencia al Estado Colombiano, para que logre brindar soluciones a estas comunidades que siguen sobreviviendo por la falta de agua, acceso a la salud y garantía en educación.


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India