Tu eres el visitante No.

martes, 6 de septiembre de 2016

Una docena de historias bajo las palmeras de Mariché


Sin duda alguna la apertura de la frontera ha sido para La Red y La Escuela de Comunicaciones del Pueblo Wayuu, un motivo para celebrar; razón por la cual no se dudó un segundo el pensar en regresar a Territorio Wayuu Wayuu Venezolano, ya que desde el mes de Marzo del 2015 no se habían podido realizar actividades en este sector del territorio, ha sido de esta manera entonces que se llevó a cabo la tercera sesión en Paraguaipoa – Municipio Guajira en La Comunidad de Mariché I, lugar en el que en medio de palmeras, brisa y arena fresca, se trabajó incansablemente para visibilizar sus realidades.


Vicenta Siosi, reconocida escritora wayuu, ilustró el alma de la escuela brindando desde su conocimiento y experiencia una interminable motivación para atreverse a escribir la historia de  nuestra gente, en medio de sus acertadas enseñanzas, dijo: -“para retratar con palabras lo que somos, debemos respirar, escuchar, ver y sentir cada huella que hemos caminado, solo así entenderemos la importancia que representa el escribir para proteger la tierra”, siendo esta la antesala a varias presencias importantes que también acompañaron esta sesión, donde reconocidos periodistas como Mermis Fernández y Olimpia Palmar de Radio Fe y Alegría, Jayariyu Farías del Periódico Wayuunaiki y David Hernández de La Muestra Internacional de Cine Indígena de Venezuela – MICIV, entregaron en su acompañamiento, palabra y experiencias que en este proceso formativo son vitales para fortalecer el criterio y la diversidad de roles que se pueden desempeñar comunicacionalmente como un aporte para consolidar procesos autónomos.


Mariché I, comunidad que se encuentra a escasos 2 kilómetros del casco urbano de Paraguaipoa, más específicamente La Familia Fuenmayor, abrieron las puertas de su hogar para recibir La Escuela, la cual durante los 4 día de trabajo logró verse inmersa en medio del continuo baile de las palmeras, quienes en su ambiente fresco brindaron la sombra de la tranquilidad para relatar una docena de historias radiales, audiovisuales, fotográficas y escritas, narrando realidades en cuanto a sus necesidades, dificultades, bienaventuranzas y propuestas para su bienestar, dejando de esta manera un compendio de posibilidades que saltan a la luz pública con el fin de aperturar posibilidades para el mejoramiento de su calidad de vida.

Se bailó el yonna, se hicieron reflexiones bajo las enseñanzas de la luz de la luna y fue así como una vez mas La Escuela ha cumplido, sigue caminando el territorio sin distingo de la llamada frontera, la cual desde el sentir que se propones en su espíritu, se busca desaparecer cualquier tipo de directriz que pretenda trazar líneas divisorias en el Pueblo Wayuu; La Mariché es muestra del gran esfuerzo que se viene haciendo, donde una vez más con una sonrisa de satisfacción del deber cumplido, La Escuela emprende un nuevo camino para seguir haciendo lo que mejor sabe hacer, contar historias para defender el territorio.


0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India