Tu eres el visitante No.

viernes, 15 de julio de 2016

Caso Wayuu presentado en Mecanismo de pueblos indígenas de la ONU

El Agua Es Nuestra. 
El Agua es un derecho para la humanidad y no para las multinacionales.



Mujeres Wayuu denunciaron ante el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU  los impactos de la extracción de carbón en su territorio con relación a la situación del agua y la hambruna que ha matado a más de 5000 niños Wayuu en los últimos años.  La información presentada ante este procedimiento de las Naciones Unidas, será tenida en cuenta como insumo para la elaboración del “Estudio sobre el derecho a la salud y los pueblos indígenas centrado en los niños y los jóvenes”  que será presentado por este Mecanismo ante el Consejo de Derechos Humanos que es el principal órgano de la ONU encargado de la promoción y la protección de los derechos fundamentales.

Durante esta importante reunión que acoge a representantes de comunidades de todo el mundo, también intervinieron los indígenas Luis Alfonso Pazos Alegría, médico tradicional de la región del Putumayo, pie de monte amazónico en Colombia, Carlos Gualteros y Mabi Martínez, indígenas del pueblo Pijao del Consejo Regional Indígena del Tolima, organización que hace parte de la ONIC.

Intervención Fuerza de Mujeres Wayuu y Wayunkerra Indigenous Women’s Initiative: 

Mecanismo de Expertos Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

Novena Periodo de Sesiones -  11 al 15 de julio de 2016


Punto 5:  Estudio y asesoramiento sobre el derecho a la salud y los pueblos indígenas centrado en los niños y los jóvenes

Por:  La Iniciativa de Mujeres Indígenas Wayunkerra – Consejo Regional Indígena del Tolima -  Red de Mujeres Indígena Seimakan y Fuerza de Mujeres Wayuu

Saludos señor presidente, expertas y expertos del MEDPI. Saludos Hermanos y hermanas indígenas presentes. 

Mi nombre Karmen Ramírez Boscán Wayuu Indígena Wayuu de Colombia miembra de la Fuerza de Mujeres Wayuu

Respetados expertos del Mecanismo:  El Agua Es Nuestra.  El Agua es un derecho para la humanidad y no para las multinacionales.
 
Es importante mencionar que cuando se habla del derecho a la salud se debe hablar del derecho al agua. 

En noviembre del 2015 la Red de Mujeres Indígenas del Caribe Colombiano y Venezolano Seymakan se reunió en el marco de la Escuela de Mujeres Indígenas y otras Formas de Sabiduría para analizar entre otras temáticas, la de la salud. 

Partiendo del principio de las enfermedades que pueden identificarse y curarse desde lo espiritual se insistió en la necesidad de fortalecer los diálogos entre los estados y los pueblos indígenas, médicos tradicionales, sabedores y sabedoras de medicina, a fin de contribuir a la construcción conjunta de alternativas para el reconocimiento y sobre todo entendimiento mutuo de las formas de tratar la salud indígena. 

Según estudios realizados por el Departamento Científico de la Universidad de Wisconsin de Estados Unidos, más de cuatro millones de personas mueren anualmente debido a las enfermedades infecciosas, como malaria, dengue, sida, paludismo y tuberculosis, afectado a las poblaciones más vulnerables dentro las cuales se encuentras los pueblos indígenas.  Sin embargo hay ausencia total de información que pueda dar cuenta de las enfermedades causadas por la imposición de modelos de desarrollo de empresas multinacionales que extraen indiscriminadamente los recursos naturales de la Madre Tierra.  La contaminación del medio ambiente que generan las operaciones de estas compañías propaga una enfermedad que debe ser analizada con lupa a nivel global:  esta enfermedad que se relaciona con la ausencia del agua ya que sin esta no hay alimentos en los territorios, asesina a millones de indígenas en el mundo, esta enfermedad se llama hambre. 

En Wounmainkat, territorio del pueblo indígena Wayuu, localizado en el departamento de La Guajira al norte de Colombia, en menos de cinco años, cerca de 5.000 niños y niñas Wayuu han muerto por problemas respiratorios, por síntomas relacionados a la malnutrición y por hambre.  Entretanto, El Cerrejón, la mina de carbón a cielo abierto más grande del mundo que se localiza en nuestro territorio, utiliza 17.000 litros de agua para garantizar sus operaciones diarias de explotación.  La respuesta por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) de Colombia, es dar vía libre a ésta compañía minera para desviar las fuentes hídricas como el Arroyo Bruno y  Río Ranchería, en un territorio que es árido y en algunas zonas desérticas. 

¡Auxilio! ¡Una Generación de pueblos indígenas está siendo asesinada de hambre!

Ante esta situación de emergencia inminente, las mujeres y los hombres Wayuu que nos resistimos a seguir enterrando a nuestros niños y niñas asesinados por la falta de suministro de agua que debiera llegar a las comunidades y no a las multinacionales, lanzamos un grito de auxilio a los honorables expertos del Mecanismo para que se documente de manera detallada y exhaustiva la pandemia del hambre que ha invadido los territorios indígenas no solo en Colombia sino a nivel global. 

Lanzamos un grito de auxilio a nuestros hermanos y hermanas indígenas, a amigos y amigas, a organizaciones aliadas,  así como a personas solidarias en el mundo entero, para que apoyen la campaña #elaguaesnuestra que tiene como fin detener el asesinato de nuestros abuelos ríos, recuperar nuestras fuentes hídricas como fuentes de seguridad alimentaria y salud, por la protección de Wounmainkat Nuestra Madre Tierra  y por la memoria de las niñas y los niños Wayuu que representan  una generación de niñas y niños que ha sido asesinada de hambre y de sed mientras la explotación de carbón llevada a cabo por mineras como El Cerrejón, utiliza el agua que debiera potabilizarse para alimentarles. 

Es preciso mencionar a los honorables expertos de este Mecanismo que hemos presentado un informe sombra ante el Comité del CERD en agosto del 2015 donde los expertos de éste órgano de tratados, recomiendan al estado colombiano dar prioridad a la potabilización del agua para el consumo humano, para asegurar que el uso del agua en la industria de la minería no perjudique el acceso al agua de los pueblos indígenas.  Sin embargo el Estado Colombiano ha ignorado esta contundente recomendación dando vía libre a la privatización del agua para el uso de compañías mineras como El Cerrejón.

Nuestro aporte a los expertos del Mecanismo para que se tenga en cuenta en la elaboración del proyecto de estudio sobre el asunto del punto 5 de esta sesión son:

1.  Que se considere el hambre como una pandemia causada por el modelo económico que pone en riesgo la salud de los pueblos indígenas y que, para el caso expuesto en esta intervención, se relaciona con las industrias extractivas.
2.  Que los Estados, den cabal seguimiento y cumplimiento a las Recomendaciones Generales emitidas por los Órganos de Tratados como el CERD en aras de proteger el derecho a la salud de los pueblos indígenas, especialmente de aquellos que se encuentran en riesgo de extinción. 

Por la memoria de los niños y las niñas indígenas del mundo que han muerto de hambre, #ElAguaEsNuestra No de las multinacionales. 



Muchas gracias. 

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India