Tu eres el visitante No.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Segunda sesión de La Escuela de Formación “Mujeres Indígenas y otras formas de Sabiduría”

No hemos cambiado el mundo, pero si hemos cambiado el pequeño mundo de muchas mujeres De esta manera poco a poco irá cambiando el mundo. - Karmen Ramírez Boscán.


En el marco del 25 de noviembre, fecha en la que se conmemora el día de la eliminación de todas las formas de violencia en contra de la Mujer, desde el pasado jueves 21 Donde se desarrolló el Foro “Hilando Derechos desde La Fuerza de Los Pueblos” y que hasta el día 24, donde se visito la ranchería de Puerto Caracol, una comunidad cercana a Süchiimma (Riohacha), quienes con la calidez humana que caracteriza a las familias de apaalanchii (pescadores), se recibió la propuesta de desarrollar la segunda sesión de La Escuela de Formación “Mujeres Indígenas y otras formas de Sabiduría”, donde en esta ocasión se logró contar con la presencia de más mujeres interesadas en participar en este tipo de procesos que les de herramientas y argumentos sólidos para defender su vida, la de su gente y la de sus tierras.


“Si nosotras mismas no buscamos la manera de abanderar este tipo de procesos, el estado nunca nos dará los espacios que nos corresponden” – citaba enfáticamente Angelica Ortíz, haciendo alusión a que si existen diferentes tratados, convenios, leyes y mandatos que le permiten a la mujer activar mecanismos que conlleven a los estados y sus diferentes dependencias, a desarrollar estrategias y políticas que garanticen equilibrios sociales donde no se vulneren los derechos y se garantice buenas maneras de vivir mejor, es este el momento de asumir que como mujeres se debe ir empoderando de estos escenarios.


Esta segunda sesión, contó con la presencia de Karmen Ramírez Boscán, quien por motivos de amenazas se vio obligada a salir del país hace algunos años, pero que aun en medio de ese tipo de dificultades, desde donde se encuentra radicada, continúa apoyando los procesos de La  Fuerza de Mujeres Wayuu, y que en el marco de este encuentro, compartió sus experiencias y conocimientos con respecto a la CEDAW (CONVENCIÓN SOBRE LA ELIMINACIÓN DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER) mecanismo que ha hecho aportes significativos a nivel internacional para el posicionamiento de mejores prácticas que conlleven a la equidad de género en apoyo a la mujer.


Tener contacto con la tierra, con el barro; es una forma de lograr percibir el proceso que vivió la madre tierra para parirnos a todas y todos, por eso tomar un poco de barro, para que con las manos moldeemos una Wayuunkera (Muñeca de barro), estamos percibiendo el cómo ir moldeando esas formas tiene similitudes con el ir moldeando nuestras vidas mismas, hacerlas cada vez mas tersas y fuertes, así como también mas sabias. En una Wayuunkera reflejamos el moldear nuestra vida para defender la Madre Tierra. – Comentaba Maira Alejandra Jayariyu, una de las asistentes a este proceso formativo.


La escuela de formación seguirá recorriendo el territorio, en esta ocasión se decidió que para la próxima sesión se cruzará lo que han impuesto como frontera; todas estas mujeres Wiwa, Arhuakas, Chimila, Senú, Mokaná, Yukpas y Wayuu irán hasta Venezuela a seguir hilando la palabra, para que apoyándose en los conocimientos propios que en conjunto con los que se vienen compartiendo en el marco de la escuela de formación, paso a paso, sueño tras sueño, se van trenzando lazos de fuerza que a medida que se venga cambiando el mundo de algunas mujeres, con el tiempo se estará cambiando el mundo en un certero camino a la paz.

Hacer clic en el siguiente enlace para acceder al video de la primera sesión de la escuela:


0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India