Tu eres el visitante No.

miércoles, 28 de marzo de 2012

CONCLUSIONES DE LA MACROREGIONAL NORTE DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL CARIBE COLOMBIANO


Comunica TIKCaribe: Codazzi, Serranía del Perijá – Territorio Yukpa, 24 de marzo 2012, 8p.m.

MUJERES INDÍGENAS RESEMBRARON LA PALABRA EN LA MACRO CARIBE DE LA ONIC.

  • Arelis Uriana del pueblo Wayuu – Sur de la Guajira y Luis Fernando Arias - Pueblo Kankuamo, elegidos como los Consejeros de la Macro Caribe al Consejo Mayor de la ONIC.

Arco y flechas de los Shuwe (hombres guardianes) a Luis Fernando Arias – actual Secretario de la ONIC - y una mochila de fique con colores naturales de las Shuwa (mujer fuerza) entregaron a la compañera Arelis Uriana, liderezas Yukpas, símbolo de fuerza y defensa ante el nuevo reto que le han mandato los pueblos y sus organizaciones de base, a sus dos consejeros marcroregional por el Caribe, ante el próximo Consejo Mayor de la ONIC.

Por su parte, fueron elegidos Aristides Loperena del pueblo Wiwa, comisión de salud; Luis Uribe – Pueblo Yukpa, comisión de Territorio; Albeiro Granado Granado - Pueblo Chimila o Ette ennaka, para la comisión de DDHH, y se ratifico a Celedonio Padilla en la Mesa Permanente de Concertación, todas comisiones temáticas en el marco de la Mesa Nacional de Concertación entre los Pueblos Indígenas y Estado – gobierno de la “Prosperidad democrática”.

Luis Fernando Arias, actual consejero por la región Caribe y secretario general de la ONIC, manifestó “Asumo nuevamente el mandato de mi pueblo y de todos los pueblos de la Macro Caribe, para seguir reafirmando y defendiendo los derechos de los Pueblos Indìgenas del Caribe y de Colombia; la Unidad no es estar de acuerdo, es ponernos de acuerdo con los disensos, y hoy nuestros líderes con sus bases demostraron la madurez política organizativa a la que hemos llegado y el reto es superarlas, porque las amenazas son globalizadas”.

“Soy un convencido que en la macro Caribe y en la ONIC cabemos todos; sobre nosotros y sobre ustedes hay una gran responsabilidad política e histórica al elegirnos hoy con la compañera y hermana Wayuu del resguardo de Mayabangloma – ASIWASUG; por ello me agarro de un pensamiento de mi padre (mi apà)que el ratifica y quiero compartir, me dijo “hijo, en la vida pasan tres cosas que no regresan: el tiempo, las palabras y las oportunidades”, y si hoy la Macro regional Caribe tienen la posibilidad de ocupar el máximo cargo de la ONIC, yo estoy dispuesto y con el respaldo primero de ustedes mis hermanos, asumimos el reto, porque estamos haciendo la plana de esa escuela formadora que es nuestra organización madre, la ONIC, por más de 30 años de pie en defensa de los derechos de los pueblos indígenas y de la sociedad civil en general”.

Por su parte, Arelis Uriana, “ agradezco a Dios y a ustedes su respaldo, vengo como mujer Wayuu del Sur de la Guajira, porque no podemos hablar como pueblo, si no como organizaciones; la mayoría me conocen, conocen mi trabajo, las organizaciones Wayuu Araurayu, Panguashi y Waya Wayuu – de la alta, son mis hermanos de raza y por todos los Wayuu, pueblos del Caribe y Colombia, trabajaremos hombro a hombro con el compañero Luis Fernando y los diferentes comisionadas elegidos, pero sòlo con el respaldo de ustedes, nuestra base podemos seguir tejiendo la Unidad, defendiendo la Vida, reafirmando los territorios ancestrales como este que es Yukpa, avivando la cultura legado para nuestros nietos, y haciendo respetar en todos los espacios la autonomía – gobierno propio de cada uno de los pueblos”.

Con una sola voz de Unidad finalizó la II Asamblea Macroregional de los Pueblos Indígenas del Caribe Colombiano en territorio Yukpa, con la aprobación de su declaración final, “por la Unidad por encima de las diferencias, la mujer fuego, aire y agua de la cultura de los Pueblos Indígena de la Macro Caribe y el mundo”. Al final se gozó con noche mágica interétnica, sin el apoyo, nì respaldo del Alcalde de Codazzi y lnstitucionalidad Cesarence, “por la Unidad por encima de las diferencias, la mujer fuego, aire y agua de la cultura de los Pueblos Indígena de la Macro Caribe y el mundo”.


II ASAMBLEA MACROREGIONAL DE LOS PUEBLOS

INDÍGENAS DEL CARIBE COLOMBIANO

Codazzi-Cesar, Territorio Ancestral del Pueblo Yukpa, marzo 24 de 2012

Desde la ciudad de Codazzi - Cesar, Territorio Ancestral del Pueblo Yukpa, 385 delegados y delegadas de los Pueblos Indígenas, adscritos a la ONIC: Yukpa, Ette Ennaka (Chimila), Wiwa, Kankuamo, Wayuu, Mokana, Zenú y Embera Katio del resguardo Cañaveral, nos reencontramos con la Palabra Dulce en este caminar de más de 30 años en los principios de Unidad, Territorio, Cultura y Autonomía, para declarar y hacer visible:

1. Que nos reencontramos para celebrar y reafirmar los principios de más de 30 años de vida institucional de nuestra organización nacional indígena - ONIC, y de esta manera conmemorar nuestros aportes al mundo, a la nación y a esta región, en la que se están gestando procesos de trabajo y de decisiones políticas amparadas en el respeto y en la UNIDAD de los pueblos.

2. Que históricamente, los Pueblos Indígenas en Colombia hemos sido objeto de una estrategia de etnocidio, discriminación, invisibilización y desconocimiento de nuestra autonomía y gobierno propio, manifestado en: el asesinato de nuestros líderes y lideresas, ejecuciones extrajudiciales, amenazas, desplazamiento forzado, violaciones sexuales de nuestras mujeres y niñas, reclutamiento forzado de nuestros jóvenes, entre otras.

A pesar de todas estas situaciones nuestro espíritu se ha mantenido fuerte y se fortalece cuando nos acercamos y hablamos a una sola voz bajo el principio de la VIDA y la Unidad para DEMANDAR:

1. coherencia en la palabra empeñada por el Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, en el sentido de garantizar la Vida Digna y la pervivencia de los Pueblos Indígenas de Colombia, la cual se contrapone con el accionar de su gobierno debido a la implementación de políticas de desarrollo que atentan contra nuestra pervivencia y nuestros territorios, y que se evidencian en la puesta en marcha de grandes megaproyectos de infraestructura, exploraciones mineras, petroleras, monocultivos, represas y carreteras que enferman, atraviesan y desmembran nuestros territorios. Acciones estas que generan y promueven el hambre, la desterritorialización, y rompen el tejido vital socio cultural de nuestros pueblos.

2. Rechazamos la expedición de títulos y de licencias que otorga el gobierno nacional, para la explotación de nuestros recursos naturales y la implementación de megaproyectos en territorios indígenas; por lo tanto, reafirmamos nuestra voz para insistir en la implementación de los derechos a la consulta y al consentimiento previo libre e informado, de manera seria y adecuada a nuestra cultura e identidad.

3. Exigimos, el respeto de los Sitios Sagrados Naturales ubicados en los territorios ancestrales de cada uno de los Pueblos Indígenas del Caribe y de Colombia, los cuales son el fundamento para el restablecimiento de la armonía y el equilibrio de la Madre Naturaleza y la garantía para nuestra pervivencia cultural.

4. Rechazamos, categóricamente la crisis humanitaria que sufren nuestros Pueblos Indígenas, por el recrudecimiento del conflicto armado, expresado en militarización, implementación de batallones y brigadas militares, y resurgimiento de grupos armados al margen de la ley; todo ello, a pesar de la implementación de la Política de Seguridad Democrática. Ante lo cual, los pueblos indígenas insistimos en la búsqueda de una salida negociada al conflicto armado colombiano, en aras de garantizar la vida y la pervivencia de nuestros pueblos.

5. Exigimos la garantía e implementación efectiva de los acuerdos establecidos en el marco de la Mesa Permanente de Concertación entre los Pueblos Indígenas y el gobierno Colombiano; así como en las Comisiones Derechos Humanos y Territorio.

Igualmente, las apuestas propias del Sistema Intercultural de salud Propia de los Pueblos Indígena (SISPI), del Sistema Educativo Indígena Propio (SEIP), la administración directa de los recursos del SGP asignados a los Resguardos Indìgenas, entre otros.

6. Garantizar la implementación y sostenibilidad de los medios de comunicación propia de los pueblos indígenas, como derecho fundamental en la concreción de la garantía de la libertad de expresión, y la libertad de opinión diferente a la mayoría, que se posibilita en la puesta en marcha de la Política Pública Comunicativa Indígena; todos igual convalidados en el caminar de los acuerdos entre Pueblos Indígenas y Gobierno nacional y su plan de desarrollo “Prosperidad para todos”.

7. Demandamos la implementación y garantía integral del Decreto Ley de Víctimas y Restitución de tierras y territorios indígenas, y coincidimos en que el mismo, debe ser aplicado de conformidad como fue consultado y presentado por los Pueblos Indígenas. En este contexto, nos preocupa la creación de reservas campesinas y la restitución de tierras a otros sectores de la población utilizando nuestros territorios.

8. Exigimos la implementación de acciones efectivas, para el cumplimiento de las sentencias y autos ordenados por la Corte Constitucional en materia de Derechos humanos, Consulta previa, protección de dirigentes indígenas, violación del territorio, defensa de la vida, la cultura, la mujer, la familia; y la Salvaguarda de los pueblos indígenas en riesgo de exterminio físico y cultural, víctimas del conflicto armado colombiano.

9. Rechazamos cualquier intento de división o de paralelismo de las organizaciones indígenas, por agentes externos.

10. Garantía del aporte sustancial y vital de los pueblos indígenas de Colombia, lo cual se iniciaría con el restablecimiento, visibilidad y reconocimiento de la simbología propia de cada pueblo Indígena; en la construcción y tejido real de la Colombia Multiétnica y Pluricultural, contemplado en la Constitución Nacional.

Finalmente, Las Organizaciones y Pueblos Indígenas del Caribe reafirmamos nuestra posición de autonomía en la perspectiva de seguir construyendo independencia y nuestra identidad política, como sujeto colectivo de derechos, como actores políticos en el País y reiteramos que el camino de nuestras luchas y reivindicaciones se debe seguir forjando sobre la unidad en medio de la diversidad y la defensa permanente del territorio y sus recursos, es ese el Legado que la ONIC nos ha mostrado en estos 30 años de vida y lucha organizativa.

Miembros comisión delegada por cada uno de los ocho (8) pueblos indígenas y sus organizaciones de base de la Macro Norte – Caribe – ONIC.

Pedro Loperena – Pueblo Wiwa.

Luis Uribe – Pueblo Yukpa.

José Francisco Gonzalez - Wayuu del Sur.

Feliciano Jumí – Pueblo Embera Katio.

Juan Campo – Pueblo Zenú.

Albeiro Granado – Pueblo Chimila – Eteneka.

Guillianna Arrieta Maury – Pueblo Mokaná.

Ana Manuela Ochoa Arias – Pueblo Kankuamo; delega a su hermana de pueblo Silsa Arias Martínez.

Nat Nat Iguarán, por TikCaribe – trenzado indígena Komunicativo de la macro Caribe – ONIC.

Cuando son las 18:22 horas, del 24 de marzo del 2012, en Codazzi territorio ancestral Yukpa, la asamblea de la II Macroregional del al unísono aprobaron el texto de la Declaraciòn “por la Unidad por encima de las diferencias, la mujer fuego, aire y agua de la cultura de los Pueblos Indígena de la Macro Caribe y el mundo”.

lunes, 26 de marzo de 2012

Fuerza de Mujeres Wayuu rechazó la expansión minera en territorio Wayuu en el concierto de ManuChao en Maracaibo




Integrantes de La Fuerza de Mujeres Wayuu y la Organización Indígena Maikaraalasali fueron invitados por Manu Chao a su concierto en la ciudad de Maracaibo - Territorio Wayuu Venezolano el pasado 25 de marzo de 2012. La presencia de estas organizaciones extendieron su voz haciendo un pronunciamiento claro en contra de la Minería y la criminalización de la Lucha Indigena en los paises de Colombia y Venezuela.


jueves, 22 de marzo de 2012

Minería = Miseria



La Fuerza de Mujeres Wayuu-Sütsüin Jiyeyu Wayuu, continua con la lucha por defender a Wounmainkat, la Madre Más grande que ha parido a toda la humanidad.

Les invitamos a apoyar nuestras luchas comprando el calendario en contra de la minería.

Gracias por sus aportes.




Colombia: Wayuu de Resguardo de Provincial dicen no a Consulta para desviar Río Ranchería


Guajira 21 de marzo.



Autoridades indígenas Wayuu del Resguardo de Provincial en Barrancas Guajira, en respuesta a citación del gobierno para instalar proceso de consulta previa en relación con el desvío del Río Ranchería, han manifestado que la comunidad ha entrado "en fase interna de reflexión y consulta autónoma" conforme a sus formas, usos y costumbres. Anuncian que al final de la misma informará al estado y a la empresa el resultado de la misma para que sea tenido en cuenta conforme a las normas que amparan el derecho de ese pueblo a decidir sobre aspectos que puedan poner en riesgo su territorio, su vida, su cultura e incluso el derecho de otras etnias, comunidades o personas en la Guajira que serían afectadas con la implementación del megaproyecto.


Informan que esta decisión implica que la comunidad se aparta del trámite estatal de consulta, al que califican como diseñado "con el afán de dinero y lucro de quienes están interesados en la ejecución del proyecto" y que en su lugar desarrollarán proceso interno conforme a la "trascdendencia espiritual de nuestro pueblo que requiere de tiempos diferentes a los de los arijuna para adentrarse en aspectos que, como en este caso, tienen que ver con la pervivencia misma e identidad Wayuu".

En el mismo escrito las autoridades tradicionales denuncian que en su sentir "los contactos que ha buscado el estado y la empresa con nuestro pueblo han carecido de buena fe, de trasparencia y respeto hacia nosotros".

Carta completa:



attachment.jpg


attachment.jpg


attachment.jpg
attachment.jpg

CONAIE: Carta al Pueblo Ecuatoriano


Estando en la provincia de Chimborazo Territorio de Nación Puruhua, cuna Fernando Daquelema, he sentido la necesidad de dirigirme a los Ecuatorianos y a las Ecuatorianas como una forma de entablar un diálogo fraterno, no sólo para explicar nuestras razones de lucha en esta “Marcha Plurinacional por el Agua, por la Vida y la Dignidad de los Pueblos del Ecuador”, sino también para incentivar la conversación social entre todos los habitantes del país, especialmente entre todos quienes luchan por otro mundo posible, otro mundo mejor, otro mundo más humano y respetuoso de la Vida de la Pacha Mama, más allá de las fronteras, porque destruirla con el extractivismo capitalista es destruirnos a nosotros mismos, y condenar a nuestros hijos a que viven en un planeta destrozado por la codicia de poder y riqueza de políticos insensibles a la vida planetaria.
En diciembre del pasado año, en un acto público y publicado, nada clandestino, como deben ser los actos políticos, la CONAIE debatió y anunció la realización de una movilización nacional, cuyos objetivos, apegados a los mandatos de la Constitución de Montecristi, son: 1) la redistribución del agua mediante la urgente aprobación de una nueva ley de aguas; 2) una revolución agraria para cuyo inicio es urgente la aprobación de la Ley de tierras y la realización de la reforma agraria, tomando como base la soberanía alimentaria; 3) el cambio del modelo minero-extractivista que hoy se impone por un nuevo modelo, el del Buen Vivir-Sumak Kawsay; 4) la no aceptación de nuevos impuestos que afecten a los pequeños propietarios y productores; y, 5) el cese inmediato de la criminalización de la protesta social y la anulación de los juicios por sabotaje y terrorismo a los 194 líderes y lideresas comunitarias. 
Con este fin llamamos a la unidad con todos los sectores sociales organizados, y no con afanes golpistas o desestabilizadores como nos acusa maliciosamente el presidente Correa.
La respuesta obtenida superó nuestras expectativas. De esta decisión colectiva surgió la “Marcha Plurinacional”, recogiendo prioritariamente la iniciativa de las comunidades afectadas por la mega minería, alarmadas por la anunciada firma de las concesiones y por el inicio del primer proyecto minero a cielo abierto en Zamora Chinchipe.
Desde entonces venimos realizando reuniones con nuestras organizaciones de base y con aquellas que se plegaban a la movilización. En estas reuniones recogíamos propuestas, sentires, necesidades, adiciones y se planificaba. Así surge el tipo de movilización y la fecha. Repito nuevamente: una acción política nada clandestina ni oculta; ni en sus objetivos ni en sus acciones a desarrollarse, que reitero nunca tiene como fin propiciar un golpe de estado o desestabilizar al gobierno.
No es solo una movilización o un reclamo indígena. Amplios segmentos de la población urbana y rural, mestiza, indígenas y de afros han coincidido en la elaboración de una plataforma conjunta y en la movilización plurinacional.
Por eso nuestro asombro ante la reacción del gobierno, de la prensa oficial-pública y de sus partidarios, que en lugar de dar respuesta claras sobre los objetivos de la marcha se apresuró a calificarla de “golpista”, de “intento de desestabilización del régimen” y “desestabilizar la democracia”, de estar “aliada y financiada por la vieja derecha”.
Con esos falsos criterios iniciaron una inmensa campaña nacional e internacional, llegando incluso a convocar, a través de las Embajadas ecuatorianas, movilizaciones en respaldo del régimen, supuestamente amenazado. Nuestras primeras reacciones no fueron de enojo, sino de risa: ¿la respuesta del presidente es por incapacidad de comprender las movilizaciones autónomas de los pueblos organizados, o será que la tan publicitada encuesta del 80% de respaldo al gobierno es una mentira propagandística?
Nosotros nos preguntamos: ¿cuándo la crítica, la movilización popular y las propuestas alternativas han desestabilizado la democracia? A los únicos que la crítica, la movilización y las propuestas han desestabilizado, son a los regímenes autoritarios y a las dictaduras. A las democracias, solamente las han fortalecido.
Porfiado y dejando de lado respuestas objetivas y responsables a nuestras propuestas, el presidente Correa se dedicó a la innoble tarea de activar todo el aparato del Estado, y digo del Estado y no de su Movimiento Alianza País porque casi todos sus “militantes” son funcionarios gubernamentales, para intentar dividir a las organizaciones de base. Al no darle resultado esta estrategia, termina convocando a “contramarchas”, como lo hicieron gobiernos de la oligarquía; recordemos las contramarchas de Lucio Gutiérrez.
Pero la verdad prevalece con la acción. Una vez iniciada la marcha plurinacional el 8 de marzo, la ciudadanía ecuatoriana se ha ido sumando, tanto a la marcha como a las movilizaciones en las ciudades por donde los caminantes cruzan. En Loja, San Lucas, Saraguro, Oña, Nabón, Cuenca, Azogues, Cañar, Guamote, Colta, Riobamba, la movilización y el apoyo están superando todas nuestras expectativas. En todos estos lugares la solidaridad y el respaldo han coincidido con los objetivos de la marcha. En ningún lugar se ha dicho, y menos hecho acciones que tengan como propósito desestabilizar el gobierno. Ante esta realidad, el gobierno, incapaz de reconocer sus errores y desbordado por sus propias mentiras, responde con insultos y agresiones racistas, así como con permanentes provocaciones por parte de las fuerzas llamadas a asegurar el orden y la democracia, es decir el derecho constitucional que tiene el pueblo ecuatoriano a expresarse y movilizarse.
También es evidente que a lo largo de la marcha ningún acto de violencia ha sido provocado por nosotros; todo lo contrario, conforme avanzamos en nuestro caminar entablamos diálogo con los y las ecuatorianas, les explicamos las razones de nuestra lucha, ellos nos comparten sus situaciones, problemas y necesidades; nos escuchan y les escuchamos, así avanzamos y la marcha crece y se fortalece.
Ya hemos recorrido la mitad del camino; y pese a los ataques, desinformación y descalificación de parte del gobierno y de funcionarios serviles que en otros tiempos se consideraban nuestros compañeros, y ahora por jugosos sueldos y cargos públicos se han convertido en sirvientes de un gobierno capitalista, racista y enemigo de las organizaciones indígenas y populares. Pero la verdad se va imponiendo, nuestra propuesta está siendo escuchada y alimentada. Cuando lleguemos a Quito, la fiesta democrática será multitudinaria, frente a la cual todo el gobierno deberá dar respuestas claras, concretas y urgentes. Y la lucha por la Vida y la justicia continuará, porque es un clamor en todo el mundo.
Ecuatorianas y Ecuatorianos, la marcha iniciada el 8 de marzo, como justo homenaje a las mujeres luchadores, crece gota a gota, ya es un torrentoso rio que sigue aumentando. Nosotros no regalamos equipos deportivos o balones, no compramos los votos con el bono de la miseria, no sobornamos a dirigentes, no utilizamos millones de dólares del pueblo para movilizar gente, no tenemos dinero para confundir al pueblo en cadenas de televisión. Nuestra propaganda es el ejemplo de nuestros taitas y mamas que fueron dignos ante los opresores de turno. El fuego que nos mueve a marchar y luchar por la vida planetaria no son los dólares, sino el fuego de las ideas libres y libertarias. La fuerza que nos lleva a luchar es el latido del corazón de la Pacha Mama que grita: ¡basta de extractivismo¡ ¡Basta de tratarme como a una mercancía! ¡Basta de tratarme con tanta ignorancia y codicia!
Sin embargo, nuestra lucha es insuficiente sin la participación de todos y todas. Hoy, al igual que en las victoriosas luchas contra el TLC, nuestro grito de combate sigue siendo: ¡Para todos todo, nada sólo para los indígenas! Concluyo recordando las palabras de Taita Leonidas Proaño, que también nos alienta en para continuar defendiendo a la Pacha Mama:
“Busco en todas partes luchadores por la Paz y por la Vida. Debemos actuar antes de que sea demasiado tarde, antes de que la ambición y la locura de unos hombres conviertan a nuestro planeta tierra en una luna muerta, en un cementerio del espacio”
Leonidas Proaño. 
“Quito Luz de América, cuna del general Rumiñahui, llegaremos el 22 de marzo”

¡Viva la lucha de los pueblos!
HUMBERTO CHOLANGO
Presidente de la CONAIE

Enviado por:  CONAIE

Aplazan lectura fallo sobre nulidad caso Tame


Escrito por Humanidad Vigente   
Miércoles, 21 de Marzo de 2012 15:52
El Tribunal Superior de Bogotá (TBS) aplazó la lectura del fallo sobre la nulidad presentada por la defensa del subteniente acusado de doble acceso carnal violento y triple homicidio agravado, por el caso de los niños y niñas de Tame.

Pese a que la audiencia estaba programada para este jueves 22 de marzo, el despacho informó que la sala del tribunal que tiene a consideración la decisión sobre la nulidad no pudo concluir la sesión en la cual iba a tomarse la decisión de fondo, por lo que la audiencia de lectura de fallo se suspende hasta la próxima semana.

El TSB intervendrá por tercera vez en el proceso esta vez fallará sobre una solicitud de nulidad elevada en segunda instancia por Sergio Rodríguez Alzate, abogado defensor del subteniente Raúl Muñoz Linares, luego que la jueza del caso Martha Artunduaga le negara la petición al considerarla improcedente e impertinente.

Atendiendo los principios de celeridad que merecen los casos en los que se encuentran involucrados niños y niñas, el TSB en cabeza del magistrado José Joaquín Urbano Martínez oficializará el fallo de este alto tribunal.

Más información
Caso Tame: a la espera del Tribunal Superior de Bogotá

jueves, 8 de marzo de 2012

La FMW en solidaridad con Leiqui Uriana por los abusos cometidos en su contra


La Fuerza de Mujeres Wayuu, se solidariza con la compañera y amiga Leiqui Uriana.

Rechazamos los hechos ocurridos en su contra y exigimos a las autoridades competentes, que se penalice a los responsables de los abusos físicos, sicológicos que atentaron contra la dignidad de Leiqui Uriana.  

Consideramos que los hechos ocurridos  además de ser intimidatorios y amenazantes, son también actos de violencia, para lo cual se impusieron por parte de las autoridades, quienes valga la pena decir,  abusaron de su condición,   estrategias de manipulación y menoscabo a una mujer indígena,  no solo por su género, sino también por su condición étnica, lo cual a todas luces es discriminatorio.  

Las mujeres y hombres Wayuu de la Fuerza de Mujeres Wayuu, nos sumamos al Manifiesto de Solidaridad con Leiqui Uriana y exigimos justicia y castigo para los responsables.  



_______________________________________________________________


Manifiesto de solidaridad con Leiqui Uriana

El Colectivo Creador de la Muestra de Cine Indígena de Venezuela, extiende su solidaridad y en virtud de la misma denuncia lo vivido por nuestra Productora General y Cineasta Leiqui Uriana Henríquez cuando se dirigía a mostrar su trabajo de la Serie “Ser un Ser Humano” Un retrato colectivo de la Humanidad y participar en la Mesa Redonda “El rol de las y los documentalistas en la protección de la diversidad cultural” en el Festival Internacional de Cine Invisible de Bilbao, al cual fue invitada por parte de la ONGD Kultura, Communication y Desarrollo KCD.

En ocasión a dicho viaje,  Uriana fue victima de los procedimientos que se vienen implementando en el mundo en el marco de la supuesta lucha antiterrorista. Los cuales atentan en general contra los derechos de todos, porque le permiten a las autoridades sospechar que cualquiera puede actuar en contra de la seguridad global, realizar actos terroristas o transportar sustancias ilícitas. La selección suele –como en este caso fue- visar a personas  de acuerdo con su pertenencia étnica y condiciones socioeconómicas y a las presunciones injustas que en virtud de estas se construyen.

Es así que sucedieron los hechos a los cuales nos referimos cuando Uriana pretendía tomar un vuelo de Caracas a Madrid, el dia  3 de marzo de 2012 a las 2.30 de la tarde desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía. Uriana se disponía a chequearse en el “counter” de la aerolínea Iberia, momento en el cual fue abordada por funcionarios de la Guardia Nacional que le indicaron que debían acompañarla a revisar su equipaje y procedieron  a interrogarla sobre el motivo de su viaje y sus actividades cotidianas, a lo cual Leiqui, presentó su documentación (pasajes, carta de entrada a España, Carta de invitación del Festival, Credencial Estudiantil, Visado, Programación del Encuentro, entre otros).

Luego de eso y según el propio relato de la compañera :  fuimos a sistema de rayos x, allí me pasan unas 3 veces y los soldados no me dicen nada sino que comienzan a interrogarme, a dónde vas? Cuánto dinero llevas? A que te dedicas? Dónde vives? Y me determinan hacerme una placa.
El soldado que me custodia me dice cuando me lleva a la oficina “ve que si escondes que llevas algo eso cabe penalidad,¿ lo sabes?” Allí me puse nerviosa, porque sabia que no llevaba nada, pero cuando me dicen que tengo algo extraño en el estomago me asustó y me asombró porque pensé que me intentaban criminalizar por algo…. Para colmo cuando llegamos a la oficina como 4 o 5 tenientes o oficiales, sin presentarse ni identificarse comenzaron a interrogarme, a preguntarme lo mismo, a prohibirme hacer llamadas, recibir llamadas o escribir texto. Me sentía tan sola y tan vulnerable.
En ese momento, Leiqui Uriana fue victima de varios excesos por parte de los funcionarios, lo cual consideramos contrarios a los valores de nuestra sociedad y causados por valoraciones fundadas en la discriminación.

Luego de haber sido sometida a los rayos X, le fue indicado por uno de los funcionarios que debía hacerse una placa en una clínica privada y que ella debía pagarlos “la placa hay que hacerla en una clínica y tienes que pagarla, porque la guardia nacional no tiene los equipos médicos ni los recursos para hacer ese tipo de exámenes”. Lo cual Uriana no acepta en un primer momento porque no  tenía dinero destinado para tales efectos. En un segundo momento, le es indicado que debe  practicarse un enema, el cual debe pagar (100 bolívares) y que no puede ponerse ella misma sino que ha de ser colocado por una tercera, no identificada como miembro de la Guardia Nacional sino como una trabajadora de limpieza  del aeropuerto y que cumpliría el rol de testiga.

“Yo les digo que no tengo plata. Y ellos no me dicen nada, me dejan allí sentada en la oficina y todo soldado que entraba me preguntaba cosas y se iba. Hasta que finalmente como 7pm me dicen que me deben aplicar un enema para sacar el cuerpo extraño que tengo en mi estomago, sino no me podrán dejar ir. Ya de quererme ir y de no responder más las mismas cosas,  accedí al enema y me asignaron una custodia femenina de apellido Flores con ella fui al baño y delante de ella y de una testigo, una mujer que limpia los baños me hicieron defecar dentro de una bolsa en un pote. Pero no bastó una vez, me hicieron esperar y volver a defecar otra vez. Ya a las 8pm, el avión se va la soldado dice “sin novedad” y me saca del baño corriendo a firmar un documento en blanco en un libro de actas, ella me decía: “ apurate, ¿no te quieres ir?”,  y me custodió hasta subirme en el avión”

Son los anteriores hechos los que este Colectivo denuncia, en tanto violentaron claramente los derechos constitucionales que acompañan a todas las personas como derivados de su dignidad.

El proceder sin justificaciones, y siendo que esta no es la primera vez que un miembro de nuestra comunidad es blanco de practicas contrarias al decoro y a la dignidad que toda persona tiene, y, que consideramos evidente que la selección de Leiqui Uriana para ser sometida a estos controles se derivó de su pertenencia étnica y a su condición de mujer, nos motiva a manifestar públicamente nuestra solidaridad y a exigir sean redoblados los esfuerzos para la construcción de una sociedad pluricultural y multiétnica donde los derechos individuales y colectivos de todos y de todas sean respetados.

Estas realidades contrastan las declaraciones emanadas en la Decimosexta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizada en Ginebra, Suiza, donde se aseveró que los venezolanos tienen garantizados de manera "permanente y absoluta" sus derechos humanos en la Constitución, Venezuela es un Estado Social de derecho y de justicia” (Ginebra 1 Marzo 2011).  Igualmente el 7 de Octubre de 2011 en la 12da Reunión para el Examen Periódico Universal de Derechos Humanos, la vocería venezolana indicó que impulsaría una política más ambiciosa en materia de derechos humanos y se destacó que para Venezuela, la presentación de este informe ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, sería la oportunidad de “revisar y profundizar las políticas públicas en materia de promoción de Derechos Humanos para la construcción del Poder Popular”. Este discurso fue ratificado en laDecimonovena sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, el 29 de Febrero de 2012, citando los Principios de París.

Es necesario apuntar que toda la Administración Pública se encuentra al servicio de la comunidad y que debe actuar para garantizar los derechos de esta, y que debe abstenerse de practicas discriminatorias. Mandato que rige igualmente a los cuerpos de seguridad, entre ellos a la Guardia Nacional Bolivariana, que sigue practicando actos inconstitucionales y que hacen flaco favor a una iniciativa de proceso de cambio, sobre todo cuando se acerca de nuevo el examen electoral  para Venezuela.


En virtud de lo cual se exige:

-       Que los funcionarios públicos adopten códigos de ética intercultural,  ya que en muchos casos gana terreno la ignorancia, el desconocimiento y la discriminación que existe en la cotidianidad por parte de estos servidores públicos y que excluyen al otro a través de la humillación y denigración.
-       Que los funcionarios públicos entiendan, que ser indígena o parecer indígena siempre plantea unos estereotipos, pero que no es regla para determinar (sin miedo a equivocarse), que nuestros pueblos indígenas estén vinculados a la “migración ilegal”, el contrabando de productos ilícitos, y que dichas realidades, que no son positivas, no pueden pasar por encima de la humanidad y atropellar sin razón a alguien.
-       Que los funcionarios públicos, en este caso la “Guardia del Pueblo” deberían respetar la movilidad humana, dar un trato digno y no concluir que todas las personas son "narcotraficantes", "narcomulas" o "inmigrantes ilegales".
-       Que presenten las disculpas que corresponden y que no extendieron a Leiqui Uriana.
-       Que expliquen las causas que los llevaron a actuar de este modo y denunciamos el hecho que le fuese presentado a Leiqui un documento en blanco, puesto que es un derecho fundamental conocer el estado jurídico para poder ejercer en el momento presente y a futuro un derecho a la defensa efectivo y a solicitar las reparaciones que podrían causarse de un manejo irresponsable, discriminatorio o excesivo en el cumplimiento de una función publica, tal como el resguardo del orden y la seguridad.

Finalmente la labor que hace nuestra hermana Leiqui Uriana seguirá contribuyendo desde diferentes escenarios a la eliminación de estos estereotipos, la erradicación todas las formas de discriminación y a la construcción de un país que reconozca a sus originarios padres y madres indígenas.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India