Tu eres el visitante No.

lunes, 30 de marzo de 2009

Taller de Evaluación Comunitaria sobre la Política del Banco Mundial en el PArque Eólico Jepirachi

La Red de Mujeres Indígenas sobre Biodiversidad y la Fuerza de Mujeres Wayuu, adelantan una evaluación sobre sobre el Parque Eólico Jepirrachi, proyecto considerado por el Banco Mundial como, un ejemplo de "buenas prácticas" en territorios de los pueblos indígenas.En el Séptimo Periodo de Sesiones del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, llevado a cabo en mayo de 2008, el tema central fue “Cambio Climático”. El informe de la presidencia del Foro, que fue presentado ante este organismo de Naciones Unidas, hizo particular referencia a la implementación de proyectos de MDL - Mecanismo de Desarrollo Limpio y REDD – Reducción de Emisiones por deforestación y Degradación, los cuales se están llevando a cabo en Colombia como buenas prácticas de aplicación además de contar con el apoyo financiero del Banco Mundial.

Dentro de las actividades de la “Campaña por la Eliminación de todas las Formas de Violencia contra Woinmaikat-Nuestra Tierra” cuyo lema es “Porque en Wounmainkat los Únicos Gigantes Somos los Wayuu”, organizaciones de mujeres Wayuu de Colombia y Venezuela, se proponen llevar a cabo el “Taller Comunitario de Evaluación de la Política Operativa del Banco Mundial en el Parque Eólico Jepirachi” el cual tendrá lugar la primera semana de abril de 2009.

El Evento que, reúne a comunidades Wayuu tanto de la zona de influencia del Parque Eólico Jepirachi, como a organizaciones y comunidades Wayuu interesadas en el tema del Cambio Climático, procura reflexionar sobre las Políticas Operativas del Banco Mundial frente a la implementación proyectos en el marco del Protocolo de Kyoto para, supuestamente, reducir la contaminación que produce el desgaste de la capa de ozono, provocado por los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, principal causante del cambio climático, fenómeno que está generando transformaciones sustanciales en los ecosistemas. De igual manera, se plantea el inicio de una serie de actividades que den cuenta de la información necesaria que demandamos las comunidades del pueblo Wayuu, para analizar argumentos que consientan atender de mejor manera la participación indígena en la agenda tanto local y nacional, como internacional.

Los resultados de este encuentro, serán parte de los insumos que alimentarán la investigación que se adelanta por parte de la Red de Mujeres Indígenas para la Biodiversidad conjuntamente con la Fuerza de Mujeres Wayuu en torno a la temática, expondrá los resultados en el Octavo Periodo de Sesiones del Foro Permanente, en Nueva York, así como en otras reuniones relacionadas sobre el tema de la implementación de proyectos de Mecanismo de desarrollo Limpio y la venta de bonos de carbono que, para el caso colombiano, se vienen promoviendo con recursos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo.

Las conclusiones de este Taller de Evaluación sobre las Políticas Operacionales del Banco Mundial, entre otros temas cruciales que serán abordados en la reunión, serán ampliamente difundidas, para motivar las discusiones sobre las llamadas "buenas prácticas" .

Para mayores informes:
Suitsuin Jiyeyu Wayuu – Fuerza de Mujeres Wayuu
Coordinación de Comunicaciones
+0057 300 805 9265
fuerzamujereswayuu@gmail.com

jueves, 26 de marzo de 2009

XIV FESTIVAL DE CINE + VIDEO INDÍGENA AMERICANO

26 – 29 de marzo, 2009


El Festival se realiza en el Museo Nacional del Indígena Americano (NMAI) de Nueva York, y trae sobresalientes producciones independientes y comunitarias en cine y video, presentandos por su realizadores, provenientes de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, México, Paraguay y Venezuela.

Organizado por el Centro de Cine y Video (FVC) del Museo, el festival se lleva a cabo en la sede George Gustav Heye Center del NMAI, en el bajo Manhattan (Metros 1,4,5,R,W, J, Z y M).

Todas las muestras son gratis. Además, ¡este año el Festival cumple 30 años!

Los Selectores

El programa del festival ha sido seleccionado por un jurado compuesto por comunicadores indígenas y personal del FVC. Los selectores invitados este año son: Nanobah Becker (Navajo), Chris Eyre (Cheyenne/Arapaho), Fred Rickard (Cree), y Zezinho Yube (Hunikui).

Noches de estreno

El festival se inicia el jueves 25 de marzo, en el Gustav Heye Center del Museo en Nueva York, con la presentación del nuevo largometraje We Shall Remain: Trail of Tears, del aclamado director Chris Eyre (Cheyenne/Arapaho).

Se estrenarán dos largometrajes bolivianos en el festival: el sábado 28 se presenta El Grito de la Selva, ficción producida por colectivamente por CEFREC-CAIB, y el domingo 29 se estrena Pachamama, del director Toshifumi Matsushita.

*Se recomienda realizar reservas para los programas nocturnos.

El festival continúa hasta el domingo 29 de marzo, con mas de 60 excepcionales cortos, largometrajes, y documentales. Se presentan cuatro documentales de la amazonía brasilera, dos documentales y una ficción de México, y obras que relatan las realidades que enfrentan comunidades indígenas en Chile, Colombia y Paraguay.

El festival cierra con un concierto de música nativa en vivo, junto a las bandas Blackfire, Derek Miller, Laura Ortman, Samantha Crain y su banda Midnight Shivers. Visite nuestra página para mayores informaciones.

30 Años de Cine y Video Indígena en NMAI

Aparte del Festival trianiual del NMAI, iniciado en 1979 como el primer festival indígena hemisférico, el Centro de Cine y Video ofrece muestras diarias todo el año en las sedes del Museo en Nueva York y Washington, D.C. Realiza la serie mensual "At the Movies," presentaciones especiales en el Museo, en Santa Fé, y en otras localidades; y giras de video nacionales e internacionales. A través de su sitio bilingüe "Redes Indígenas/Native Networks," que recibe mas de 1.5 millones de visitas anuales, el Centro provee servicios informativos sobre cine, video, y radio indígena.

Les invitamos a ver la programación completa en nuestra página web

www.nativenetworks.si.edu (English) o www.redesindigenas.si.edu (Español)

Museo Nacional del Indígena Americano

One Bowling Green, New York, N.Y. 10004

Tel: 212-514-3737

Email: fvc@si.edu

Para mayores informaciones en español sobre el festival, escriba a:

Amalia Córdova

Encargada de Programas Latinoamericanos, FVC

Tel: 212-514-3735/Email: cordovaa@si.edu

PARA PRENSA (EN INGLÉS): Por favor contactar a:

Levi Elder, 917-374-3083/ levielder@gmail.com

Ann Marie Sekeres, 212-514-3823 /sekeresa@si.edu

Quinn Bradley, 212-514-3822/bradleyq@si.edu.

**** SE AGRADECE DIFUSION***



--
David Hernández-Palmar.
Wayuu. Clan IIPUANA
Asociación Indígena Ja'in Wain'jin
shiaakua@gmail.com

miércoles, 25 de marzo de 2009

¿Quien amenaza hoy en Colombia?

Weildler Guerra Curvelo


En las últimas semanas gran parte del país se ha visto inundado de panfletos que contienen amenazas selectivas contra personas a las que se sindica de expender drogas, de ejercer la prostitución, cometer acciones delictivas o tener preferencias amatorias diferentes a la predominante heterosexualidad. Estas acciones de intimidación también se dirigen contra organizaciones sociales ya sean defensoras de derechos humanos, de carácter cívico o se trate sencillamente de asociaciones de mujeres indígenas. El universo geográfico de la coerción es extenso y comprende lugares tan heterogéneos como la localidad de Suba en Bogotá, las calles de Maicao el Bajo Cauca y el Urabá antioqueños, la zona de Tierra Alta, el emblemático barrio arriba de Riohacha y las paredes de la Universidad de Cartagena.


Mientras más exhortaciones a la tranquilidad hacen las autoridades policiales y militares más zozobra y desazón se causa entre la población civil que desconfiada ve como estas amenazas se reflejan de manera coherente en el papel y en la realidad pues son refrendadas por decenas de homicidios selectivos: signos de un siniestro mensaje que debe ser descifrado por la inerme ciudadanía. Esta se pregunta ¿quiénes son los autores?¿porqué los organismos de seguridad parecen negligentes o incapaces ante tales amenazas’?


A diferencia de la espiral de violencia que vivimos en el pasado reciente, cuya dirigencia era identificable y cuyo control poblacional era más o menos claro, esta no tan nueva criminalidad parece carecer de rostro y sus aparatos coercitivos se perciben envueltos en procesos de disputa o consolidación territorial frente a otras agrupaciones armadas. La situación es tan perversa que en algunas zonas hay quienes añoran el antiguo orden paramilitar. Es evidente, sin embargo, que el nivel de coherencia y simultaneidad de estas acciones intimidatorias en todo el país muestra un grado de coordinación, unidad de objetivos, planificación y capacidad de recursos que no está al alcance de un grupo de delincuentes barriales. El narcotráfico tampoco es su único objetivo como nos tratan de hacer creer las autoridades nacionales.


La persecución á drogadictos, activistas, pequeños delincuentes, y prostitutas podría explicarse a través de lo que el politólogo Gustavo Duncan ha llamado “la propiedad de los derechos de ciudadanía”. Estas organizaciones criminales no solo pretenden controlar los flujos migratorios sino que deciden, según sus intereses, los individuos que pueden vivir en sus áreas de influencia. Ellas tratan de mantener el orden social favorable a sus actividades licitas e ilícitas. Enarbolan por ello la defensa de los valores y conductas que se quieren imponer en el territorio que ocupan y tratan de regular la conducta entre los individuos y el interior de la comunidad midiendo el largo de las faldas de las mujeres y fijando la hora a la que deben acostarse los adolescentes.


Por lo pronto algunas poblaciones como la de Cereté en Cordoba han reaccionado junto con sus autoridades con dignidad y cohesión frente a estas amenazas. En otras latitudes del país algunos organismos de seguridad y autoridades locales muestran, por el contrario, una pasividad tal que parecen haber sido cooptadas o suplantadas por este tipo de poderes. A los colombianos que viven y mueren bajo este régimen de intimidación les queda, al menos, el consuelo de haber escuchado sobre los logros de la seguridad democrática. Seguridad que parece haber sido concebida solo para combatir a las Farc.




jueves, 19 de marzo de 2009

Personas mencionadas en panfletos de Aguilas Negras fueron asesinadas en Maicao y otras ciudades

Foto: Miguel Menéndez V. / Cambio

(Página 1 de 2)

El Gobierno niega la existencia de las 'Aguilas Negras' y en alguna oportunidad el hoy ex asesor presidencial José Obdulio Gaviria dijo que eran "una marca creada para hacer aparecer amenazas cuando convienen las amenazas", pero las bandas emergentes no son ficción. Son reales y tienen aterrorizadas a numerosas comunidades del país.

Por ejemplo, a finales del año pasado, en Maicao, La Guajira, distribuyeron en algunos barrios una lista de 11 personas a las que amenazaban con matar si no dejaban la ciudad en 24 horas, y advertían a las madres que después de las 11:00 p.m. sus hijos no podían salir a la calle. Algunos alertaron a las autoridades, pero mientras estas verificaban la veracidad de las denuncias tres personas que figuraban en la lista fueron asesinadas. Entre ellos, el indígena wayúu Miguel Ángel Ospina Boscán, hermano de una activista del movimiento Fuerza de Mujeres, cuyo cadáver fue encontrado el 9 de diciembre del año pasado. Las amenazas no han parado y llegan por medio de panfletos, correos electrónicos, mensajes de texto en los celulares u hombres en moto que van hasta sus casas. "Lo vamos a matar h.p. ¡Piérdase!", les dicen. Muchos están firmados por las llamadas 'Autodefensas Gaitanistas', pequeños ejércitos de hombres armados que usan prendas militares y se mueven en las áreas rurales de varios pueblos de la Costa Caribe. "Nos recomiendan guardar silencio y quedarnos quietos", dicen algunos amenazados. Otros mensajes critican al Gobierno, dicen que traicionó el proceso de paz con las Auc y llaman a recuperar territorios perdidos por el avance de la guerrilla.

Las amenazas vienen desde el año pasado, y aunque la Defensoría del Pueblo alertó al Gobierno, ninguno de los amenazados recibió protección y por eso algunos fueron asesinados o huyeron hacia Venezuela o se desplazaron a otros lugares del país. Otros más permanecen a cal y canto en sus casas. Ya son 45 los muertos y 200 los desplazados. Se desconoce cuántos salieron del país.

Según la Defensoría, los paramilitares están usando el nombre de 'Águilas Negras' 'Frente Contrainsurgencia Wayuú' y 'Autodefensas Gaitanistas de Colombia' para intimidar a la población de Maicao. Los más afectados son comerciantes de origen árabe, la mayoría de ellos musulmanes, a quienes amenazan por "radicales, islamistas y terroristas" y los conminan a dejar la ciudad. Y mujeres que reclaman tierras, sindicalistas, indígenas wayúu, estudiantes y desplazados, lo mismo que directivos de la cooperativa Ayatawacoop, autorizada para distribuir gasolina de Venezuela.

Si por allá llueve...

Situaciones similares a la de Maicao se repiten en algunos sectores de Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cartagena, y en el Urabá antioqueño. Muchas amenazas tienen que ver con la mal llamada "limpieza social" y sus objetivos son drogadictos, prostitutas, ladrones, expendedores de droga, homosexuales. Pero otras tantas van dirigidas contra líderes de desplazados, defensores de derechos humanos, miembros del Polo, estudiantes y sindicalistas.

En Barranquilla, por ejemplo, circulan panfletos firmados por las 'Águilas Negras', 'Los Paisas' y 'Los 40'. Uno de los primeros lo recibió en su casa el profesor Gustavo López el 2 de mayo del año pasado. En él amenazaban a 11 personas vinculadas a la Universidad del Atlántico. Luego fue amenazado el representante de los estudiantes en el Consejo Superior de la Universidad. Algunos se fueron de la ciudad, otros salieron del país.

En Bogotá, 60 defensores de derechos humanos están amenazados, y según Jorge Rojas, director de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), "17 defensores de derechos humanos han sido asesinados en los últimos dos años y 600 más están desplazados o en el exilio". En Ciudad Bolívar circulan panfletos que dicen: "Los niños buenos se acuestan temprano, los demás los acostamos nosotros".

En Cartagena, en noviembre del año pasado se intensificaron las amenazas contra los sindicalistas y defensores de derechos humanos. Por ejemplo, en la reja de la casa de uno de ellos en el barrio Torices colgaron un pollo degollado y quemado, con un letrero que decía: "Lista negra, los sapos y chismosos la pagan..." Y a dos sindicalistas les llegó el siguiente mensaje: "Seguimos declarándolos objetivos militares y plan de exterminio contra aquellos guerrilleros que bajo el paradigma de defensores de derechos humanos están ocultos y en contra de la política de nuestro presidente de seguridad democrática obstaculizando estos procesos. Declaramos amenazas de muerte a este par de h.p..."

En Medellín, las autoridades dan poca credibilidad a unos panfletos que circulan desde hace tres semanas en Santo Domingo, Castilla, Manrique y Moravia, y que se multiplican por Internet. Anuncian que habrá "limpieza social" y toque de queda. "Ese tipo de panfletos ya se ha visto aquí y en otras ciudades para generar zozobra y de-sinformación y por eso pedimos a la comunidad no reproducirlos", dice el secretario de Gobierno Jesús Ramírez.

Pero la gente siente miedo. La semana pasada 30 estudiantes de la Universidad de Antioquia recibieron amenazas por correo electrónico. "Declaramos objetivo militar a todos los que les llegue este correo y a todas sus oficinitas estudiantiles, grupitos, comités -decía el mensaje-. Los tenemos plenamente identificados, les advertimos que si permanecen en la universidad, se mueren todos". En algunos barrios, algunos pocos se abstienen de salir en la noche. "Así era que amenazaban antes los 'paras' -dice una señora-. Ya tuvimos experiencias muy duras en el pasado".

¿Qué ha hecho el Ministerio del Interioro frente a las alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo? Todo parece indicar que muy poco o nada. Mientras tanto, las amenazas se cumplen. Las bandas emergentes son una realidad.

Por nueva amenaza, llamamos a mil gritos de solidaridad

Nuevas Amenazas en contra de
Sutsuin Jiyeyu Wayuu – Fuerza de Mujeres Wayuu

El 27 de enero de 2009, fue emitido por el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, el Informe de Riesgo No. 002-09, en el cual se focaliza entre otros sectores como la comunidad árabe, los comerciantes y los dirigentes de las Juntas de Acción Comunal, a las comunidades Wayuu del área rural de Maicao ubicadas en los corregimientos de Montelara, La Majayura, Carraipía y, a la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, esta última dedicada entre otras actividades, a la denuncia de los crímenes cometidos por actores armados en contra de comunidades Wayuu localizadas en Maicao.

A pesar que algunas autoridades e instituciones citaron a un consejo de seguridad, para supuestamente, atender a las recomendaciones emitidas en el Informe de Riesgo, la Fuerza de Mujeres Wayuu, no fue convocada para acudir a esta reunión, como tampoco lo fueron, las comunidades Wayuu que, aparecen mencionadas en dicho documento.

Es preciso señalar que, en las últimas semanas, han dejado a la entrada de las comunidades Wayuu, una serie de panfletos que advierten a la población, de la limpieza social que se implementará en el municipio fronterizo, la cual ha generado que se esté atendiendo a las restricciones impuestas sobre la movilidad, en el sentido de que después de determinadas horas, todos deben confinarse en sus residencias.

El temor se hace más intenso cuando los mensajes, rumores y advertencias que llegan a las comunidades, intimidan y condicionan a los Wayuu que atienden procesos para procurar la verdad, la justicia y la reparación. En este sentido se viene amedrentando a las comunidades, con el propósito de que no participen en las actividades que desarrolla la Fuerza de Mujeres Wayuu en torno a las víctimas del conflicto armado, ya que se pretende accionar un plan para atentar contra la vida y la integridad personal de algunas de sus dirigentas.

Enfatizamos que, además de las amenazas proferidas en contra de las Mujeres Wayuu, se han venido cometiendo asesinatos selectivos en contra de sectores poblacionales que habían sido ya identificados en el Informe de Riesgo de la Defensoría del Pueblo, por lo cual, subrayamos que, en caso de concretarse las amenazas hacia alguna de las dirigentas de la Fuerza de Mujeres Wayuu, hacemos exclusivamente responsable, al gobierno nacional por omisión, ya que ha evadido la atención a las recomendaciones emitida por el Sistema de Alertas Tempranas.

Por lo anterior, hacemos un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos - CIDH, para que estime seriamente, la ampliación de las Medidas Cautelares tanto a la Fuerza de Mujeres Wayuu, como a las comunidades Wayuu del municipio de Maicao-La Guajira, que especialmente hemos venido denunciando y participando en actividades relacionadas con los derechos de las víctimas del paramilitarismo y del conflicto armado colombiano.

Solicitamos una reunión con las entidades gubernamentales concernidas en el Informe de Riesgo y las organizaciones y comunidades Wayuu de Maicao que adelantamos el proceso de denuncia por las violaciones a los derechos humanos en el marco del conflicto armado, con el objeto de discutir la ruta a seguir en materia de prevención y protección, las cuales deben ser concertadas de manera inmediata.

Finalmente, hacemos un llamado fraternal a las organizaciones de derechos humanos, y a la opinión pública nacional e internacional, para que acompañen el proceso de consolidación de las comunidades Wayuu que nos hemos declarado en reconstrucción.

“Porque en Wounmainkat, los Únicos Gigantes Somos los Wayuu”
Campaña por la Eliminación de todas las formas de Violencia contra Wounmainkat – Nuestra Tierra

Casa de la Fuerza de Mujeres Wayuu
Cuatro Vías, Maikou (Wajiira)

19 de marzo de 2009


lunes, 16 de marzo de 2009

Solidaridad de Amnistía Internacional


Desde Canadá, Amnistía Internacional, en sus jornadas de solidaridad para conmemorar el Día Internacional de La Mujer, adelantó acciones de apoyo diferentes organizaciones de mujeres indígenas, entre ellas, la Fuerza de Mujeres Wayuu.

Como una de las acciones implementadas, una carta en la cual se pide la implementación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, resolución que se refiere a las mujeres en medio de conflictos bélicos, y como los Estados Miembros, deben interactuar para la implementación de estrategias que permitan a las mujeres la construcción de paz y de reconstrucción en medio del conflicto, fue enviada al Presidente de Colombia, para presionar la atención en este sentido.

De la misma manera, una carta enviada al Ministerio de Asuntos Exteriores en Canadá, en donde se expresa la gran preocupación por las mujeres Wayuu que hacen parte de la Sutsuin Jiyeyu Wayuu – Fuerza de Mujeres Wayuu, y su protección, fue entregada el pasado 8 de marzo de 2009.

Amnistía Internacional, además hace un llamado al Gobierno de Canadá, para apoyar el trabajo legítimo de esta organización de mujeres Wayuu que enfrenta una grave situación de hostigamiento y amenazas que evidencian infracciones al DIH y violaciones a los Derechos Humanos, por la labor de denuncia y sensibilización que adelantan en torno a su pueblo y a los pueblos indígenas en general.

domingo, 15 de marzo de 2009

Los wayuu se defienden en “Nuestra tierra”


Publicado en el Diario Panorama de Venezuela
Texto: Ricardo Pineda


Videastas indígenas hacen documental binacional sobre el atropello a las mujeres y sus comunidades.

No es suplicio, más bien exigen respeto a sus vidas, creencias y tierras soberanas con el orgullo y la dignidad de un “gigante”, a pesar de las adversas en el presente. El movimiento en defensa de las comunidades ubicadas en el Alta Guajira será abordado en “Wounmainkat” (Nuestra tierra), una proyecto audiovisual que ya se encuentra en fase de producción. Cuenta con la dirección de tres videastas wayuu: los venezolanos Leiqui Uriana (del Clan Sijonno) y David Hernández Palmar (Clan Ipuana), junto con el colombiano Miguel Iván Ramírez (Clan Epinayu).

“Lo pensamos proyectar el año próximo. Nuestra misión es informar, capacitar y sensibilizar a todos nuestros pueblos hermanos de todas estas problemáticas. Queremos ayudar a agrupar a los indígenas en un solo movimiento”. Así lo anunciaron los jóvenes cineastas a este rotativo, en compañía de las productoras, todas representantes de la Fuerza de Mujeres Indígenas Wayuu (Colombia) y la Asociación Indígena Ja’In Wain’Jin (Venezuela).

La realización surge en el marco de una caravana indígena que se realizó el 25 de noviembre, Día de la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer (al igual que su tan amada tierra-madre). También se realiza en apoyo a la Minga, una movilización social que el pasado 12 de octubre (Día de la Resistencia Indígena) demandó al actual gobierno —y congreso— neogranadino sobre la entrega de tierras a empresas que amenazan su autonomía y condición de vida. “Si no hay pueblo wayuu, no hay patria. No nos vendemos ante las empresas capitalistas y nuestra campaña es verbal, un alerta a los hermanos colombianos”, manifestó Ángela González, organizadora indígena.

Sandra Boscán, perteneciente al cabildo wayuu del campamento Maicao, añade lo siguiente: “Con el conflicto armado a cuestas, nos agreden en todos los aspectos. Y cuando llegan las multinacionales, nos arrebatan todo (agua, tierra y soberanía), porque somos los más pobres”.

Por su parte Arelis Uriana, de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), argumenta que en la Guajira ha llegado un “pulpo” que arrasa con todo. En 45 minutos Nuestra tierra, el documental, buscará fortalecer las alianzas por esta lucha al estilo de David contra Goliath. Nada imposible de lograr.

Asesinan a tres personas en Nazareth (La Guajira)

Dos murieron degolladas, entre ellas una indígena wayuu, y otra fue baleada en este corregimiento localizado a cinco horas de Uribia, en la Alta Guajira.

Los crímenes se registraron entre la noche del miércoles y la mañana de ayer.

Según el alcalde (e) de Uribia, Víctor Hugo Mejía, las causas que rodean estas muertes no son claras.

Algunas versiones apuntan a que un grupo de empleados de una subcontratista de la empresa de energía El Ebro UT, encargada de la instalación de las redes eléctricas en Nazareth, estaba consumiendo licor en una tienda del pueblo, y dos de ellos se emborracharon e intentaron violar a la propietaria, a quien degollaron y le cercenaron un seno.

La mujer fue identificada como Arelis Iguarán Suapana, de 33 años, cuyo cadáver fue encontrado tirado en el portón del negocio.

En el hecho también fue asesinado Manuel Fernando Guasca Vivas, de 23 años, quien al parecer trató de defender a la mujer de sus compañeros. A éste le cortaron el cuello.

Su cuerpo fue hallado a unos 60 metros de la tienda. Guasca era oriundo de Medellín y trabajaba como mecánico diesel. Hace un mes, lo habían contratado para que reparara una grúa en Nazareth.

El otro crimen fue cometido en la mañana de ayer. La víctima es Pedro Antonio Urbina Villa, de 27 años, sobrino del dueño de la casa donde se hospedaban los contratistas, quien fue baleado, al parecer, por familiares de Iguarán en represalia por su asesinato.

"La empresa subcontratista tenía a cuatro personas trabajando allá y dos de ellos están involucrados en el crimen. Uno está muerto y el otro parece que está desaparecido", dijo Mejía. La persona desaparecida sería el hijo del contratante, Samuel Baquero, quien presuntamente viajó en la madruagada con rumbo a Riohacha.

El funcionario indicó que los otros empleados y el dueño de la vivienda permanecen en el hospital de Nazareth, bajo protección de la Policía Antinarcóticos hasta que se esclarezcan los hechos.

Una comisión de la Policía Judicial se desplazó ayer, vía aérea, hasta el lugar de los hechos para hacer el levantamiento de los cadáveres. El Ejército también hizo presencia en la población.

RIOHACHA

sábado, 14 de marzo de 2009

Mujeres wayuu denuncian amenazas en su territorio

Jueves, 12 de marzo 2009

SIEC. Alianza Fuerza de Mujeres Wayuu. La Guajira, Colombia. Cada amanecer es distinto y trae consigo nuevos aprendizajes. Y cada día nuestra vida cuenta con amaneceres llenos de amenazas, incertidumbre y calamidades.


En cada sueño está la protección para lo que nos espera en el diario vivir wayuu, pero cada día son nuevas las amenazas con la que nos encontramos los wayuu en nuestro territorio. Desde hace mas de diez años notamos que en el territorio wayuu la dinámica ha venido cambiando, debido a la situación que vive el país. Situación que involucra contar con la presencia de actores armados en el territorio, vivir en constante amenaza y miedos e impactos culturales.

Una dinámica y cambios que en la actualidad ha traído consigo lamentables consecuencias, porque cada vez más nos encontramos con casos de wayuu asesinados, amenazados, desplazados o en la mira de hacer asesinados. Lo cual logra al interior del pueblo wayuu una constante preocupación e incertidumbre.

El departamento de La Guajira, que se caracteriza por contar con resguardos indígenas entre ellos el wayuu, encontramos que hay municipios donde la población manifiesta que cada día es preocupante el diario vivir, por contar con la presencia de “personas extrañas”, que la mayoría de las veces llegan en motos robando, asesinado e intimidando; lo cual logra que la población se sienta amenazada.

Uno de estos casos lo encontramos en el municipio de Uribia al norte de Colombia, donde su población Alijunas (no wayuu) y Wayuu), se siente amenazada por hechos como los ocurridos los días 19 y el 28 de febrero del año en curso. En los cuales dos wayuu estuvieron apunto de ser asesinados. Al primero al frente de su casa donde se encontraba arreglando un carro, pero contando con la suerte de que el arma del sicario se le atascara. Y al segundo, quien se disponía a salir se su casa con la familia en su carro. Recibió dos impactos de bala en su vehículo; contando con la suerte que su agresor fallara en su objetivo. Hechos que han originado en la población de este municipio una voz de alarma, preocupación y de solidaridad.

Así como estos hechos, nos encontramos con otros más en varios municipios en la Guajira, que en su mayoría resultas ser confusiones o formas de mostrar un poder e intimidar. Ahora las preguntas que nos suscita cada vez al interior de nuestro pueblo son ¿Cuál será nuestra realidad mas adelante? ¿Cuál es el papel de la fuerza publica?

Lo que si sabemos es que hoy un pueblo esta unido ante tantos hechos de intimidación y de amenazas, por los que hoy quieren llamar “delincuentes comunes”; aún teniendo conocimiento que es otra la realidad. Y muy a pesar de las actitudes de la fuerza publica, quienes reaccionan señalando a las victimas y no actúan ante estos hechos. Hoy la decisión tomada es, defender al pueblo y a su territorio.

Es por ello que hoy es el llamado a los amigos, amigas, instituciones públicas, ONGs, Agencias y programas de Naciones Unidas, medios de comunicación y organizaciones amigas, a solidarizarse y a visibilizar estos hechos.


En las voces del pueblo se siente el dolor y la indignación, pero sobre todo la fuerza y valor para decir no más, no más.

Consejo de Seguridad este lunes Se analizará el asesinato de tres personas.

El Informador
mensajes@el-informador.com

El asesinato de tres personas en la localidad de Nazareth en la Alta Guajira, motivo un consejo de seguridad este lunes, presidido por la alcaldesa Cielo Redondo.

La funcionaria, dijo que acompañada de los altos mandos militares, e instituciones como la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, se analizará las circunstancias que rodearon el asesinato de tres personas entre ellas una mujer wayuu, recientemente en el corregimiento de Nazareth. Explicó que de acuerdo a las informaciones, se descarta que los autores del triple crimen sean las organizaciones armadas que operan en esa zona de la península.

La alcaldesa del municipio de Uribia, Cielo Redondo, anotó que los pobladores de Nazareth, se muestran preocupados por ese hecho de violencia, pues se atento de forma salvaje contra una mujer wayuu.

Precisó, que la localidad se encuentra militarizada, para tranquilidad de la comunidad que sigue preocupada por el último hecho de violencia que enlutó a tres hogares.

Por su parte, el Secretario de gobierno, Víctor Hugo Mejía, aseguró que la situación se encuentra controlada, y solicito a la comunidad que revelen algún tipo de información que permita esclarecer los hechos.

Dijo, que por primera vez en Nazareth se vive una tragedia de tal magnitud, razón suficiente para tomar todas las medidas que prevengan otros hechos de violencia.

En tanto, las autoridades militares continúan con los operativos, para garantizar la tranquilidad que la comunidad está exigiendo.

En el consejo de seguridad, se tiene previsto la participación del gobernador de La Guajira, Jorge Pérez Bernier, quien también se muestra preocupado por los últimos hechos de violencia que han sucedido en el departamento de La Guajira.

Recordó que el índice delincuencial va en aumento, de allí que las autoridades militares deben reforzar su plan de seguridad.

Líder wayuu denuncia atropellos

En Riohacha
Líder wayuu denuncia atropellos
El Informador
mensajes@el-informador.com


Muy temprano más de 20 hombres, irrumpieron de manera brusca al interior de la residencia, de la líder wayuu Antonia Larrada Arpusana, buscando al parecer algo que no encontraron.

Los hombres, de acuerdo al relato de Antonia Larrada, se identificaron como de la Sijin, registrando cada rincón de la residencia.

Explicó que ingresaron por la parte trasera de la vivienda, y de inmediato violaron los escaparates.

Dijo la afectada que en el desarrollo del operativo, se le perdieron dos collares de Tuma heredados de su madre, herencia que viene de generación en generación.

Argumentó que su deseo es lograr que le devuelvan ese regalo de su madre, pues es un recuerdo que para ella y su familia tiene gran valor sentimental.

Precisó en tono enérgico, “esto lo voy a llevar hasta las últimas consecuencias”.

En su relato, dijo que no entiende que buscaban en su casa, porque es una persona de bien, sin ninguna clase de enemigo.

Pidió una investigación a las autoridades competentes, con el deseo de saber porque allanaron su residencia y que buscaban esas personas, quienes finalmente se fueron sin brindar una explicación de peso.

Por su parte, los moradores del barrio Villa Fátima, donde reside la líder indígena, también mostraron su preocupación por la situación, porque ella es una mujer conciliadora, y la reconocen como persona de bien.

Argumentan que Doña Antonia, es la persona que buscan para arreglar los conflictos, porque le reconocen su liderazgo y seriedad.


La familia de la wayuu, también exige una explicación a lo que ellos consideran un atropello contra su ser querido.

Fuente: http://el-informador.com/detgua.php?id=46804

sábado, 7 de marzo de 2009

Caravana de mujeres wayuu colombianas recorre estado Zulia en Venezuela

El objetivo es visibilizar problemática de su pueblo, que ha salido huyendo de su territorio por la violencia y que permanece refugiado en el vecino país.

La movilización es liderada por la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, y ha sido denominada 'Caravana por Wounmaikat (nuestra tierra en lengua wayuu)'.

Salió ayer del sector de Cuatro Vías, en la carretera que comunica a Riohacha con Maicao, permanecerá en los municipios de Mara y Páez, y tendrá como destino final Maracaibo.

Allí se hará una gran concentración para elaborar un documento colectivo que muestre la situación por la que atraviesan los indígenas wayuu que habitan en Colombia y Venezuela.

Este documento será presentado ante las Naciones Unidas.

"El tema de los refugiados en Venezuela es preocupante, y la idea es que las mismas comunidades nos digan cómo se ve este fenómeno allá. Este es un tipo de desplazamiento diferente porque no es dentro del territorio sino que es permanente", dijo una de las organizadoras de la caravana que pidió la reserva de su nombre.

Agregó que el desplazamiento forzoso del pueblo wayuu es consecuencia de la presencia de grupos armados al margen de la ley en su territorio.

El caso más reciente se registró el 7 de enero en el sector de Taparajín, en la Alta Guajira.

Ese día, la incursión de varios hombres armados que llegaron haciendo disparos y lanzaron una granada provocó que 41 indígenas wayuu huyeran hacia el estado Zulia (Venezuela), donde se encuentran en calidad de refugiados, según la Defensoría del Pueblo.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en el vecino país reportó que son 86 los indígenas refugiados.

En esta caravana, la segunda que realizan en el marco de una campaña por la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer y la tierra, también se discutirá el impacto de los megaproyectos en los resguardos indígenas.

La primera experiencia se llevó a cabo en noviembre del año pasado.

RIOHACHA


Tomado de: El Tiempo


jueves, 5 de marzo de 2009

Hoy se inicia en Maicao la Segunda Caravana Internacional por Wounmainkat

Por: El Informador - La Guajira - 5 de marzo de 2009
mensajes@el-informador.com
Segunda Caravana por territorio Wayúu, organizada por el movimiento Fuerza de Mujeres Wayúu.

Escuche reporte de Mayra Alejandra González para RNV (MP3, 497 KB, 2m, 05s)
Haga click para escuchar el audio

(Número de descargas: 19)

En el marco del día internacional de la mujer, del 5 al 8 de marzo del presente año, se realizará la Segunda Caravana por Wounmainkat, la cual tendrá como punto de partida la casa de la Fuerza de Mujeres, ubicada en Cuatro Vías (Maicao), con llegada en la Escuela Fe y Alegría en Paraguaypoa, Estado Zulia.

Los activistas de la caravana han cursado invitación a las organizaciones de mujeres indígenas, de mujeres arijunas y otros sectores a participar en las actividades que apoyan la Minga por la Resistencia Indígena y Social.

Esta Segunda Caravana por Wounmainkat culminará el próximo 8 de marzo en la ciudad de Maracaibo, con una visita a los diferentes medios de comunicación del Estado Zulia, partiendo a las seis de la mañana de la comunidad de Kassusain-El Socuy.

Esta Campaña también va encaminada a la eliminación de todas las formas de violencia contra Wounmainkat.

Tomado de: el-informador.com/detgua.php?id=46274

Organizaciones de Venezuela y Colombia realizan gran caravana


Por: Prensa Web RNV

Organizaciones de Ve...
En el marco del Día Internacional de la Mujer, organizaciones indígenas de Colombia y Venezuela con sede en la frontera con ambos países, específicamente en la península de La Guajira, preparan la segunda gran caravana por Wounmainkat "Nuestra Tierra" en el estado Zulia.

Esta Gran Caravana se realizará desde los poblados de Cuatro Vías con regimiento de Maicao en el departamento de La Guajira colombiana hasta el sector El Mamón en el Municipio Maracaibo.

Desde el 4 hasta el 9 de marzo, las poblaciones indígenas tienen como objetivo principal, realizar un documento colectivo en el que quedará plasmado los problemas y posibles soluciones del pueblo indígena Wayuu, así lo resaltó José David González, miembro del comité organizador.

Asimismo, informó que se espera un número importante de visitantes de Venezuela y Colombia, así como diversos visitantes de diferentes etnias y de varias organizaciones que están promoviendo esta caravana.

González agregó también que se convocó a líderes en derechos humanos del Municipio Páez para que acudan a este importante llamado, que se efectúa por vez primera en La Guajira con el fin de promover el derecho de la mujer, el de pertenencia de tierras y la defensa de los derechos humanos.

Escuche reporte de Mayra Alejandra González para RNV (MP3, 497 KB, 2m, 05s)
Haga click para escuchar el audio

(Número de descargas: 19)

4 de marzo de 2009.
Tomado de. www.rnv.gov.ve/noticias/?act=ST&f=&t=91877

lunes, 2 de marzo de 2009

La guerra entre “Los Paisas” y alias “Don Mario” por el control de La Guajira

Alias “Don Mario”, y alias “Los Paisas” y antiguos miembros del Bloque Norte de las AUC se han enfrascado en una guerra por el control de la media y alta Guajira, en una disputa por las rutas del narcotráfico. En la región se asegura que estas bandas continúan asesinando y extorsionando a las comunidades y comerciantes.

Por: Fundación Ideas para la Paz para Verdad Abierta

Según información de inteligencia conocida por Verdad Abierta, los narcotraficantes Arnulfo Sánchez alias “Pablo”, un paramilitar del Frente Contrainsurgencia Wayúu de las AUC y Daniel Rendón Herrera, mas conocido con el alias de “Don Mario” son socios y han iniciado una guerra contra la banda de “Los Paisas”, de la llamada “Oficina de Envigado”, en la alta y media Guajira por el control de las rutas de narcotráfico en esta zona del país.

Estos dos narcotraficantes han realizado una serie de asesinatos contra hombres de “Los Paisas” y de los que consideran son sus aliados locales. El epicentro de esta disputa ha sido el municipio de Dibulla, pero ha llegado hasta Maicao.


En lo corrido de febrero, la Policía ha capturado a varios integrantes de “Los Paisas”, entre ellos, Héctor Antonio Restrepo Villa, alias “El Cucho”; Arturo Basante Pulgarin, alias “Plancha”; Octavio Ortiz Serrano y Edison Alfonso Montero Barraza, alias “El Cachaco’. Alias “El Cucho” y alias “El Cachaco” han sido señalados como antiguos miembros del Bloque Resistencia Tayrona que comandó el extraditado Hernán Giraldo Serna, y que tuvo dentro de sus zonas de influencia las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El propio comandante de la Policía de La Guajira, Coronel Carlos Alberto Suzunaga, ha reconocido que “Los Paisas” esporádicamente se trasladan desde el departamento del Magdalena a los corregimientos de Mingueo y Palomino, municipio de Dibulla (La Guajira), donde se dedican a actividades de narcotráfico, el cobro de extorsiones y el homicidio selectivo. Pero Suzunaga niega que este enfrenamiento sea un rearme paramilitar en La Guajira.


Los Wayúu en medio del fuego

La comunidad que más se ha visto afectada con el enfrentamiento de estas bandas criminales ha sido el pueblo Wayúu.

El 7 de enero de este año, según un informe de ACNUR, un grupo de 86 indígenas de la etnia Wayúu tuvo que huir hacia Venezuela después de que su asentamiento ubicado en Taparajín, municipio de Uribia, fuera atacado por hombres armados quienes quemaron sus hogares y amenazaron con asesinar a los líderes de la comunidad.

Algunos Wayúu, le dijeron a Verdad Abierta, que, ante la persistencia de los ataques por parte de las bandas delincuenciales, y la poca respuesta de las autoridades, indígenas han decidido enfrentar de manera directa a la banda de alias “Pablo”, quien ha recrudecido los ataques contra esta comunidad, generando una ola de desplazamientos como el ocurrido en Taparajín.

La comunidad también están temerosa a colaborar con la Unidad de Justicia y Paz y la de Derechos Humanos de la Fiscalía porque han sido objeto de amenazas cuando lo han hecho.

En septiembre de 2008, la Defensoría del Pueblo denunció que indígenas que acompañaron a una comisión de Derechos Humanos de la Fiscalía, que buscaba fosas comunes, guiados por el ex paramilitar alias “Lucho” del Frente Contrainsurgencia Wayúu, fueron amenazados por gente del mismo paramilitar.

De este modo y en medio de la disputa entre “Los Paisas”, alias “Don Mario” y alias “Pablo”, es notable la pasividad de autoridades militares y civiles para controlar la situación y garantizar el cese de la violencia en la región.

La alianza de alias “Pablo” y alias “Don Mario”

Verdad Abierta conoció informes de inteligencia de las autoridades de la región que ponen en evidencia una alianza entre bandas controladas por alias “Pablo” y alias “Don Mario” para hacerse con el control total de las actividades ilícitas de la región.

Una de las evidencias fue el asesinato en Maicao de seis personas de origen Wayúu el 8 de noviembre de 2008, al parecer en venganza de alias “Pablo” por la colaboración de los Wayúu para combatir a las bandas criminales.

Un mes después, en Valledupar fue asesinado Juan Segundo Mejía Barros, sobreviviente de la masacre de Maicao.

Lo más preocupante de esta disputa se encuentra en el velado intento por parte de alias “Pablo” de querer expandir sus tentáculos a la comercialización de coca de manera directa, y no sólo como comandante de un ejército privado que brinda seguridad a narcos que sacan la droga por la Alta Guajira. El asesinato del narcotraficante Fabio Javier Gutiérrez Pacheco, alias “Cañarete”, en agosto de 2008, es una de las pistas al respecto.

El cadáver de alias “Cañarete” fue encontrado junto a otros seis cuerpos en el paraje Ojo de Agua, cerca de la ciudad de Baní, en el sur de la República Dominicana. Alias “Cañarete”, un reconocido narcotraficante de La Guajira que tenía su base de operaciones en el Cabo de la Vela, había decidido negociar y transportar directamente la droga por países del Caribe rumbo a Europa.

Según la Policía Nacional dominicana, un cargamento de 200 kilos de coca que pretendía transportar desde Colombia hacia República Dominicana fue interceptado gracias a una delación hecha por sus competidores colombianos. Una vez en tierra, los ocupantes de la embarcación y quienes debían recibirla, fueron asesinados. Desde ese momento, testaferros y colaboradores de alias “Cañarete” han sido asesinados en Riohacha y Maicao, al parecer por orden de alias “Pablo”, creen las autoridades.

De la mano con la guerra por las rutas de droga, estos grupos armados han continuado extorsionando y amenazando a comerciantes de la comunidad árabe y han atacado a miembros de Juntas de Acción Comunal de Maicao. Además la Defensoría del Pueblo ha denunciado el asesinato de indigentes, cobradiarios, vendedores ambulantes, que los grupos armados han tratado de justificar como campañas de “limpieza social”.

Según el Informe de Riesgo No. 002-09 de la Defensoría del Pueblo, en zonas urbanas de Maicao, en especial en los barrios de la Comuna 3 y 4, así como en la región ubicada entre los corregimientos de Montelara, La Majayura y Carraipía, la presencia de los hombres de alias “Pablo” es constante.


Otra de las preocupaciones de la Defensoría también son las mal llamadas campañas de “limpieza social” en sectores deprimidos de Maicao. Entre septiembre de 2008 y enero de 2009 se registraron una veintena de casos de desapariciones, desplazamientos y homicidios en este municipio.


El bloque que no se desmovilizó


En marzo de 2006, el Bloque Norte al mando de alias “Jorge 40” desmovilizó a 4.759 hombres que tenían presencia en los departamentos de Cesar, Magdalena, Atlántico y La Guajira. Sin embargo, el núcleo básico del denominado “Frente Contrainsurgencia Wayúu” que operó en la Alta Guajira nunca se desmovilizó y fuentes de la comunidad que pidieron el anonimato por motivos de seguridad afirman que siguió actuando y controlando los puertos naturales ubicados en la zona para el tráfico de narcóticos, el ingreso de armas y de gasolina de contrabando, valiéndose de la intimidación y la violencia para obtener control social.

Esta estructura que tuvo su centro de operaciones en Maicao, quedó al mando de Arnulfo Sánchez González, alias “Pablo”, un mando medio que progresivamente fue adquiriendo importancia y a quien hoy todos reconocen como el jefe de los grupos rearmados que operan en la región.

Alias “Pablo” fue el encargado desde el año 2006 de conservar la zona de la Alta Guajira como una de las regiones predilectas de narcos y paramilitares para exportar grandes embarques de coca hacia el exterior. Luego de la desmovilización formal del Bloque Norte, y de la venta de la zona a los “Mellizos", alias “Pablo” se apoderó del control de la zona y siguió trabajando con los narcos del “Cartel de La Guajira”.

Con la llegada de los hombres de alias “Don Mario” en junio de 2008, alias “Pablo” y sus hombres establecieron un pacto de no agresión y hoy en día todo parece indicar que se convirtieron en aliados. En la zona sus hombres han sido conocidos bajo el nombre de “Águilas Negras”, “Frente Contrainsurgencia Wayúu” o “Autodefensas Gaitanistas de Colombia”. Para la Policía Nacional se trata de la banda criminal de la Alta Guajira.

El año pasado su comando central estaba en las estribaciones del Cerro La Teta, municipio de Uribia (Guajira), en donde muy cerca funciona una unidad de Caballería adscrita al Grupo Blindado Gustavo Matamoros D’Costa, con responsabilidad operacional en Uribia, Maicao y Albania. Pese a que continúa en la zona, alias “Pablo” y algunos de sus hombres se mueven con total tranquilidad entre Maicao y Maracaibo (Venezuela) y en algunas ocasiones se traslada hacia Valledupar (Cesar). Todo parece indicar que en Maracaibo, Estado de Zulia, “Pablo” anda como por su casa y actualmente tiene su centro de operaciones.
2 de marzo de 2009

Tomado de: http://www.verdadabierta.com/web3/conflicto-hoy/50-rearmados/941-iquien-controla-la-guajira

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India