Tu eres el visitante No.

lunes, 2 de marzo de 2009

La guerra entre “Los Paisas” y alias “Don Mario” por el control de La Guajira

Alias “Don Mario”, y alias “Los Paisas” y antiguos miembros del Bloque Norte de las AUC se han enfrascado en una guerra por el control de la media y alta Guajira, en una disputa por las rutas del narcotráfico. En la región se asegura que estas bandas continúan asesinando y extorsionando a las comunidades y comerciantes.

Por: Fundación Ideas para la Paz para Verdad Abierta

Según información de inteligencia conocida por Verdad Abierta, los narcotraficantes Arnulfo Sánchez alias “Pablo”, un paramilitar del Frente Contrainsurgencia Wayúu de las AUC y Daniel Rendón Herrera, mas conocido con el alias de “Don Mario” son socios y han iniciado una guerra contra la banda de “Los Paisas”, de la llamada “Oficina de Envigado”, en la alta y media Guajira por el control de las rutas de narcotráfico en esta zona del país.

Estos dos narcotraficantes han realizado una serie de asesinatos contra hombres de “Los Paisas” y de los que consideran son sus aliados locales. El epicentro de esta disputa ha sido el municipio de Dibulla, pero ha llegado hasta Maicao.


En lo corrido de febrero, la Policía ha capturado a varios integrantes de “Los Paisas”, entre ellos, Héctor Antonio Restrepo Villa, alias “El Cucho”; Arturo Basante Pulgarin, alias “Plancha”; Octavio Ortiz Serrano y Edison Alfonso Montero Barraza, alias “El Cachaco’. Alias “El Cucho” y alias “El Cachaco” han sido señalados como antiguos miembros del Bloque Resistencia Tayrona que comandó el extraditado Hernán Giraldo Serna, y que tuvo dentro de sus zonas de influencia las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El propio comandante de la Policía de La Guajira, Coronel Carlos Alberto Suzunaga, ha reconocido que “Los Paisas” esporádicamente se trasladan desde el departamento del Magdalena a los corregimientos de Mingueo y Palomino, municipio de Dibulla (La Guajira), donde se dedican a actividades de narcotráfico, el cobro de extorsiones y el homicidio selectivo. Pero Suzunaga niega que este enfrenamiento sea un rearme paramilitar en La Guajira.


Los Wayúu en medio del fuego

La comunidad que más se ha visto afectada con el enfrentamiento de estas bandas criminales ha sido el pueblo Wayúu.

El 7 de enero de este año, según un informe de ACNUR, un grupo de 86 indígenas de la etnia Wayúu tuvo que huir hacia Venezuela después de que su asentamiento ubicado en Taparajín, municipio de Uribia, fuera atacado por hombres armados quienes quemaron sus hogares y amenazaron con asesinar a los líderes de la comunidad.

Algunos Wayúu, le dijeron a Verdad Abierta, que, ante la persistencia de los ataques por parte de las bandas delincuenciales, y la poca respuesta de las autoridades, indígenas han decidido enfrentar de manera directa a la banda de alias “Pablo”, quien ha recrudecido los ataques contra esta comunidad, generando una ola de desplazamientos como el ocurrido en Taparajín.

La comunidad también están temerosa a colaborar con la Unidad de Justicia y Paz y la de Derechos Humanos de la Fiscalía porque han sido objeto de amenazas cuando lo han hecho.

En septiembre de 2008, la Defensoría del Pueblo denunció que indígenas que acompañaron a una comisión de Derechos Humanos de la Fiscalía, que buscaba fosas comunes, guiados por el ex paramilitar alias “Lucho” del Frente Contrainsurgencia Wayúu, fueron amenazados por gente del mismo paramilitar.

De este modo y en medio de la disputa entre “Los Paisas”, alias “Don Mario” y alias “Pablo”, es notable la pasividad de autoridades militares y civiles para controlar la situación y garantizar el cese de la violencia en la región.

La alianza de alias “Pablo” y alias “Don Mario”

Verdad Abierta conoció informes de inteligencia de las autoridades de la región que ponen en evidencia una alianza entre bandas controladas por alias “Pablo” y alias “Don Mario” para hacerse con el control total de las actividades ilícitas de la región.

Una de las evidencias fue el asesinato en Maicao de seis personas de origen Wayúu el 8 de noviembre de 2008, al parecer en venganza de alias “Pablo” por la colaboración de los Wayúu para combatir a las bandas criminales.

Un mes después, en Valledupar fue asesinado Juan Segundo Mejía Barros, sobreviviente de la masacre de Maicao.

Lo más preocupante de esta disputa se encuentra en el velado intento por parte de alias “Pablo” de querer expandir sus tentáculos a la comercialización de coca de manera directa, y no sólo como comandante de un ejército privado que brinda seguridad a narcos que sacan la droga por la Alta Guajira. El asesinato del narcotraficante Fabio Javier Gutiérrez Pacheco, alias “Cañarete”, en agosto de 2008, es una de las pistas al respecto.

El cadáver de alias “Cañarete” fue encontrado junto a otros seis cuerpos en el paraje Ojo de Agua, cerca de la ciudad de Baní, en el sur de la República Dominicana. Alias “Cañarete”, un reconocido narcotraficante de La Guajira que tenía su base de operaciones en el Cabo de la Vela, había decidido negociar y transportar directamente la droga por países del Caribe rumbo a Europa.

Según la Policía Nacional dominicana, un cargamento de 200 kilos de coca que pretendía transportar desde Colombia hacia República Dominicana fue interceptado gracias a una delación hecha por sus competidores colombianos. Una vez en tierra, los ocupantes de la embarcación y quienes debían recibirla, fueron asesinados. Desde ese momento, testaferros y colaboradores de alias “Cañarete” han sido asesinados en Riohacha y Maicao, al parecer por orden de alias “Pablo”, creen las autoridades.

De la mano con la guerra por las rutas de droga, estos grupos armados han continuado extorsionando y amenazando a comerciantes de la comunidad árabe y han atacado a miembros de Juntas de Acción Comunal de Maicao. Además la Defensoría del Pueblo ha denunciado el asesinato de indigentes, cobradiarios, vendedores ambulantes, que los grupos armados han tratado de justificar como campañas de “limpieza social”.

Según el Informe de Riesgo No. 002-09 de la Defensoría del Pueblo, en zonas urbanas de Maicao, en especial en los barrios de la Comuna 3 y 4, así como en la región ubicada entre los corregimientos de Montelara, La Majayura y Carraipía, la presencia de los hombres de alias “Pablo” es constante.


Otra de las preocupaciones de la Defensoría también son las mal llamadas campañas de “limpieza social” en sectores deprimidos de Maicao. Entre septiembre de 2008 y enero de 2009 se registraron una veintena de casos de desapariciones, desplazamientos y homicidios en este municipio.


El bloque que no se desmovilizó


En marzo de 2006, el Bloque Norte al mando de alias “Jorge 40” desmovilizó a 4.759 hombres que tenían presencia en los departamentos de Cesar, Magdalena, Atlántico y La Guajira. Sin embargo, el núcleo básico del denominado “Frente Contrainsurgencia Wayúu” que operó en la Alta Guajira nunca se desmovilizó y fuentes de la comunidad que pidieron el anonimato por motivos de seguridad afirman que siguió actuando y controlando los puertos naturales ubicados en la zona para el tráfico de narcóticos, el ingreso de armas y de gasolina de contrabando, valiéndose de la intimidación y la violencia para obtener control social.

Esta estructura que tuvo su centro de operaciones en Maicao, quedó al mando de Arnulfo Sánchez González, alias “Pablo”, un mando medio que progresivamente fue adquiriendo importancia y a quien hoy todos reconocen como el jefe de los grupos rearmados que operan en la región.

Alias “Pablo” fue el encargado desde el año 2006 de conservar la zona de la Alta Guajira como una de las regiones predilectas de narcos y paramilitares para exportar grandes embarques de coca hacia el exterior. Luego de la desmovilización formal del Bloque Norte, y de la venta de la zona a los “Mellizos", alias “Pablo” se apoderó del control de la zona y siguió trabajando con los narcos del “Cartel de La Guajira”.

Con la llegada de los hombres de alias “Don Mario” en junio de 2008, alias “Pablo” y sus hombres establecieron un pacto de no agresión y hoy en día todo parece indicar que se convirtieron en aliados. En la zona sus hombres han sido conocidos bajo el nombre de “Águilas Negras”, “Frente Contrainsurgencia Wayúu” o “Autodefensas Gaitanistas de Colombia”. Para la Policía Nacional se trata de la banda criminal de la Alta Guajira.

El año pasado su comando central estaba en las estribaciones del Cerro La Teta, municipio de Uribia (Guajira), en donde muy cerca funciona una unidad de Caballería adscrita al Grupo Blindado Gustavo Matamoros D’Costa, con responsabilidad operacional en Uribia, Maicao y Albania. Pese a que continúa en la zona, alias “Pablo” y algunos de sus hombres se mueven con total tranquilidad entre Maicao y Maracaibo (Venezuela) y en algunas ocasiones se traslada hacia Valledupar (Cesar). Todo parece indicar que en Maracaibo, Estado de Zulia, “Pablo” anda como por su casa y actualmente tiene su centro de operaciones.
2 de marzo de 2009

Tomado de: http://www.verdadabierta.com/web3/conflicto-hoy/50-rearmados/941-iquien-controla-la-guajira

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India