Tu eres el visitante No.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Colombia: El presidente Uribe se lanza contra los indígenas


(Por Apolinar Díaz – Callejas)

Argenpress, 30 de octubre.- El gobierno del Presidente Colombiano Álvaro Uribe Vélez se quita cada día más la careta de demócrata e independiente.

Desde el inicio de su gobierno hasta hoy, ha venido ejecutando acciones represivas contra el pueblo, campesinos, indígenas, obreros, sindicatos, contra la autonomía de los trabajadores, universidades públicas y contra la antigua e importante industria nacional colombiana, pues ha abierto y entregado las antiguas empresas nacionales a inversiones y capital extranjero.

Esto ha sido una dramática desnacionalización de la economía. El presidente Uribe Vélez es el vocero más agresivo de las tendencias neoliberales del mundo capitalista preferencialmente en América Latina. Además, es el aliado regional más importante que ha logrado el Presidente Bush de los Estados Unidos. En estos momentos Colombia descubre una ola de asesinatos que se vienen realizando a lo largo y ancho del país.

El papel del Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, antiguo propietario del diario liberal El Tiempo, vendido a un grupo español de ultraderecha, sale permanentemente a legitimar o engañar sobre la realidad de los crímenes que se cometen.

Así ocurrió en el caso del secuestro y asesinato de un grupo de jóvenes (19) que fueron secuestrados y asesinados al pie de Bogotá en la región de Soacha, cuyos cadáveres fueron despedazados y enterrados a miles de kilómetros de Bogotá, al norte de Colombia, en el departamento de Santander. El Ministro trató de engañar a Colombia pero los hechos fueron más poderosos que su empeño.

No solamente en ese caso sino en muchos más que han aparecido en estos momentos. Colombia ha descubierto la más poderosa ola de crímenes que se cometen en las regiones, que sólo recogen los periódicos locales. El gobierno Uribe Vélez le ha dado tremendo dinamismo al FUCUR (Fuerza de Control Urbano) y el ESMAD (Escuadrón Antimotines y Antidisturbios), que despliegan permanentemente su represión en las ciudades y los campos.

Pero la mayor movilización de masas de Colombia en estos momentos es la de los indígenas de los departamento del Cauca y Valle, sobrevivientes de la política de exterminio del sistema colonial español y del avance de las nuevas capas sociales en Colombia desde la independencia, que intentaron y han logrado en gran parte apoderarse de las tierras de los indígenas y de los propios campesinos colombianos.

Por eso la represión oficial del gobierno Uribe se ha agolpado contra ellos. Ha habido numerosas víctimas de la actual agresión militar, policiaca y de narcotraficantes contra los indígenas, que han multiplicado sus marchas por las vías públicas, calles y plazas de los pueblos de las regiones. Pero el gobierno y el propio presidente negaron estos crímenes.

Es el caso del joven dirigente indígena Taurino Ramos Taquinas, de 23 años de edad, quien murió de un disparo de fusil en la cabeza cuando participaba en una guardia indígena en su marcha por las carreteras públicas en mediaciones de Piendamó. Al menos 90 nativos han resultado heridos en los choques con la fuerza pública en esta región.

A su vez, los indígenas de toda Colombia, al norte del país, en Antioquia y otras regiones, se han lanzado a la protesta y solidaridad con sus compañeros del Cauca y Valle.

Los indígenas han pedido por todos los medios la acción del gobierno y la toma de decisiones concretas sobre sus demandas, pero el presidente Uribe Vélez se ha dedicado a caramelearlos, a tal punto que no ha cumplido uno solo de los acuerdos con los indígenas para reunirse y resolver la crisis. El presidente Uribe Vélez, ya lo escribimos antes, ha exigido que los indígenas le pidan perdón.

Es la conducta de un farsante de la época colonial que se creía santo y obligaba a los indígenas nativos a pedirle perdón por los agravios que él les causaba. En estos momentos, octubre 28, el país esta escandalizado porque el presidente Uribe Vélez incumplió una cita en Cali con los indígenas, porque se ocupó en asuntos relativos a la liberación y fuga del dirigente político óscar Tulio Lizcano, quien estaba en poder de las FARC y se fugó.

Uribe Vélez creyó que tenía el derecho de burlarse de los indígenas, incumpliendo el gobierno colombiano el compromiso de reunirse el propio presidente con los indígenas en la ciudad de Cali. Los indígenas en protesta regresaron a la zona de su residencia, y resolvieron que si Uribe quería hablar con ellos tendría que ir a La María en la región de Piendamó.

El senador indígena Jesús Enrique Piñacué, filósofo, de notable cultura y gran combatiente indígena, ha declarado que el presidente Uribe Vélez con su agresividad y altanería ha desafiado a la población indígena colombiana, que está dispuesta a afrontar la lucha en todo el país.

Al, tiempo las organizaciones sindicales ,de estudiantes, de juristas y demócratas colombianos estamos expresando nuestro total apoyo a la causa de los indígenas frente a un gobernante que como Uribe Vélez irrespeta a la nación, al pueblo entero , a las razas autóctonas y de origen africano que forman parte de la población de Colombia•


Tomado de http://www.prensaindigena.org.mx/Noti139.html

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India