Tu eres el visitante No.

miércoles, 16 de abril de 2008

PRIMER FORO INTERNACIONAL DED MUJERES INDIGENAS DEMANDA SOLIDARIDAD CON LAS MUJERES INDÍGENAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA

Las 220 mujeres indígenas, representantes de organizaciones de 13 países, reunidas en el Primer Foro Internacional de Mujeres Indígenas con el objeto de “Compartir Avances para Nuevos Retos, teniendo en cuenta la importancia de garantizar respeto por nuestros derechos y autonomía de los Pueblos Indígenas, nos manifestamos preocupadas por lo siguiente:

Alarmadas por la continua implementación de grandes proyectos relacionados en su mayoría con la extracción de recursos naturales, existentes en nuestros territorios, los cuales se ejecutan con la amplia aprobación de nuestros gobiernos, denunciamos las continuas violaciones a nuestros derechos humanos e infracciones al DIH, y las afectaciones provocadas a nuestro entorno, que contribuyen a incrementar el empobrecimiento de nuestras formas tradicionales de vida.

Cada vez es más evidente el abuso en contra de nuestros pueblos en donde las mujeres indígenas debemos enfrentar el atropello a nuestra dignidad, como en el caso de la comunidad Charco La Pava del pueblo Ngobe, en Panamá, donde la indígena Ana Castillo fue arbitrariamente desnudada, torturada y golpeada en frente de toda la comunidad, arrastrada y puesta en prisión por parte de la policía nacional y la empresa AES de capital sueco, que implementa la construcción de una hidroeléctrica en territorio Ngobe. Estos hechos ocurrieron con total respaldo de la policía nacional, así como de la alcaldesa Virginia Abregu, la gobernadora Esther Mena Echú y el representante de la Autoridad Nacional del Medio Ambiente, Valentín Pineda, quienes desde realizada la acción, han impedido la entrada o salida de personas en la comunidad afectada.

La imposición de políticas neoliberales, acuerdos de libre comercio, militarización, el desmonte sistemático de la Constitución Política frente al tema de derechos de los pueblos indígenas y sectores vulnerables en Colombia, planes de guerra supuestamente antiterroristas como el Plan Colombia y Plan Patriota que patrocina la seguridad democrática, la implementación de megaproyectos en nuestros territorios, vulneran nuestros derechos individuales y colectivos y provocan numerosos desplazamientos aunado al exterminio de nuestros pueblos, han conducido a que cada vez más mujeres indígenas habiten espacios urbanos, se alejen de de sus raíces aún cuando no quieran, aún cuando se nieguen, porque no hay alternativa para las mujeres indígenas colombianas.

La posición que mantiene el presidente Alvaro Uribe Vélez en cuanto a ofrecer recompensas por los dirigentes hombres y mujeres Indígenas que luchan por la liberación de la Madre Tierra en el departamento del Cauca, a todas luces señala la criminalización de otras formas de construcción de paz. Este tipo de acciones afectan gravemente a las mujeres indígenas quienes ocupando importantes espacios dentro de la dirigencia del 2movimiento indígena a nivel nacional, somos perseguidas, sindicadas y señaladas por parte del gobierno nacional de pertenecer a la insurgencia de las guerrillas, como es el caso de la compañera Luz Mary Bartola del Pueblo Emberá Chamí de Caldas retenida desde el año 2006 sindicada de rebelión.

En este momento, las persecuciones amenazan la vida de nuestros dirigentes del Cauca tras atentados comentidos en contra de algunos de sus lideres, hechos que ocurrieron el día 14 de abril de 2008, pone de manifiesto la vulnerabilidad de nuestras condiciones para garantizar el derecho a la vida. A esto se suman la falta de atención a brindar soluciones a las comunidades Indígenas de Tierradentro las cuales se encuentran en estado de alerta Roja por la actividad del volcán Nevado del Huila.

Por otra parte, las supuestas desmobilizaciones ocurridas dentro del marco de la Ley de Justicia y Paz (Ley 975 de 2005), en Colombia, han resultado una farsa que abiertamente ha permitido la legalización de nuevas estructuras que continúan delinquiendo para obtener control político, económico y geográfico de áreas estratégicas, todo esto con el fin de lograr sus intereses. Las verdades que se han escuchado no corresponden a las que las mujeres indígenas en Colombia queremos develar, y mientras se otorgan grandes beneficios a nuestros victimarios, las garantías brindadas a las víctimas y sobrevivientes de los Pueblos indígenas han sido inexistentes durante todo este proceso.

Por lo anterior, las mujeres indígenas presentes en el primer Foro Internacional de Mujeres Indígenas nos solidarizamos con las graves situaciones que están ocurriendo tanto en Panamá como en Colombia, de la misma manera hacemos un llamado a otras organizaciones a solidarizarse con todos los pueblos indígenas que sean objeto de violaciones de sus derechos fundamentales, por lo cual consideramos que la pervivencia de los pueblos indígenas está en juego, y consideramos y declaramos lo siguiente:

1. Que requerimos protección urgente e inmediata para las mujeres y hombres dirigentes indígenas que se encuentran expuestos a las amenazas y atentados en su contra.
2. Que las mujeres indígenas exigimos respeto por nuestros territorios y por los procesos de los Pueblos Indígenas que reclaman la liberación de la Madre Tierra.
Demandamos a los gobiernos a aunar esfuerzos para frenar la persecución, los atentados y los crímenes en contra de los dirigentes de las organizaciones de los pueblos indígenas.
3. Que se detengan las acciones entreguistas de los gobiernos a las grandes multinacionales, que violan sistemáticamente los derechos humanos y colectivos de nuestros pueblos.
que se concerte la definición de políticas de forma inmediata con las autoridades tradicionales indígenas de Tierradentro, así como el establecimiento de acciones urgentes y de largo plazo para atender la emergencia social y económica ocasionada por la actividad del volcán nevado del Huila.
4. Se hace un llamamiento a las agencias del Sistema de Naciones Unidas (SNU), a los organismos de cooperación internacional y a las embajadas acreditadas en Colombia, para que apoyen la iniciativa que, desde diversas comunidades del pueblo Wayúu, se viene trabajando en la perspectiva de reconstruir la memoria del conflicto en La Guajira, sobre el cual realmente es muy poco lo que se conoce actualmente.
5. Que estando presentes en este primer FIMI nos mantendremos en pie de lucha y unidas para construir formas que contribuyan a la consecución de la paz.


Finalmente, hacemos un llamado a la Cumbre de presidentes a realizarse próximamente en Lima Perú, exhortando a los gobiernos a garantizar y respetar los derechos y la autonomía de las mujeres y pueblos indígenas.


Lima, Perú 16 de abril de 2008

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India