Tu eres el visitante No.

domingo, 2 de diciembre de 2007

Normalidad en el comercio fronterizo

Texto: P. Martínez / T. Jaimes

En la zona fronteriza de Zulia y Táchira continúan activas las importaciones y exportaciones de productos. Los comerciantes manifestaron su preocupación por el impasse entre los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe. El clima de tensión no los ha afectado.

Paraguachón / San Cristóbal

En completa normalidad se mantiene el intercambio comercial entre Venezuela y Colombia tanto en la zona fronteriza de Paraguachón, en el municipio Páez del Zulia, como en San Antonio y Ureña, en Táchira, pese a la crisis diplomática que existe entre los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe.

En Paraguachón, la entrada y salida de vehículos y mercancía permanece en completa calma, sin embargo, en un recorrido que realizó ayer PANORAMA, se pudo observar que algunos comercios se encontraban cerrados, pues sus dueños prefieren esperar que pase el referendo aprobatorio de la reforma constitucional que se efectuará en el territorio venezolano, el próximo domingo.

La misma situación se apreció en San Antonio del Táchira, aunque se nota cierta preocupación entre los comerciantes fronterizos.

El pasado miércoles, el Jefe del Estado venezolano expresó que “mientras Álvaro Uribe, sea presidente yo no tendré ningún tipo de relaciones con él, ni con el Gobierno de Colombia”.

Las relaciones entre ambas naciones se encuentran quebrantadas desde la semana pasada, una vez que Uribe decidiera suspender la mediación del canje humanitario de secuestrados por rebeldes de las Fuerzas Armadas de Colombia (Farc).

En un comunicado, el Ejecutivo neogranadino informó que la decisión surgió porque había advertido que Chávez no debía comunicarse directamente con los mandos militares colombianos.
Según el escrito, la senadora colombiana Piedad Córdoba llamó por teléfono al comandante del ejército colombiano, general Mario Montoya, y poco después le pasó la llamada a Chávez, quien le preguntó por el número de militares.
Preocupación

La Cámara Venezolano-Colombiana de Fronteras (Cavecofron) se pronunció sobre la situación y exhortó a ambos mandatarios a preservar la coexistencia pacífica en la zona de integración fronteriza.

Isidoro Teres, presidente de Cavefron, dijo que “a raíz de la polémica entre ambos presidentes, las comunidades fronterizas están preocupadas y alarmadas”.

En Paraguachón, una fuente ligada al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), expresó que el clima de tensión aún no se ha sentido en la zona.

“Por el momento las importaciones y exportaciones siguen sin ningún problema, eso ha registrado la buena recaudación que hemos tenido las últimas semanas. Las cinco empresas almacenadoras que funcionan en el puesto fronterizo mantienen sus actividades normales”, puntualizó.

Rafael Cuello, auxiliar de aduanas colombiano, señaló que “hasta ahora no se ha escuchado ningún llamado a paralización de actividades”.

“El movimiento comercial en la frontera está normal hasta ahora no hemos tenido ningún inconveniente, ni de transporte”, dijo José Paéz, un transportista que cubre la ruta Paraguachón-Maicao.

Por su parte, Isabel Castillo, presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira, destacó que “aspiramos a que ese impasse no llegue a casos extremos”.

Asimismo, los comerciantes coincidieron en que están a alerta ante cualquier medida económica que apliquen los gobiernos ante la tensión existente entre el Palacio de Miraflores, en Caracas y la Casa de Nariño, en Bogotá.

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India