Tu eres el visitante No.

viernes, 7 de septiembre de 2007

A JUICIO EX FISCAL POR TORCER CINCO PROCESOS EN BENEFICIO DE PARAMILITARES DE 'JORGE 40'

Por:
EL TIEMPO – Redacción Justicia
[5 de septiembre de 2007] El acusado es el ex fiscal de derechos humanos de Barranquilla Luis Francisco Becerra Araque, detenido hace 4 meses en Bucaramanga, y a quien la Fiscalía llegó gracias al testimonio de un reinsertado.

Se trata del abogado Rafael Darío Palomino que hace un año supo que se había convertido en una piedra en el zapato para el grupo que por años le pagó por sus servicios: el frente 'Contrainsurgencia Wayúu', uno de los grupos 'paras' que le rendían cuentas a 'Jorge 40' en la Costa Atlántica.

Algunos de sus contactos le confirmaron que varios sicarios ya le estaban siguiendo los pasos. Sin dudarlo abandonó Barranquilla, donde residía, y viajó a Bogotá. Desde ese momento está en el Programa de Protección de Testigos de la Fiscalía General.

Lo que ha venido contando Palomino le ha servido a la justicia para armar uno de los capítulos todavía ocultos del poder 'para' en la Costa: las relaciones que por años mantuvieron las Auc con fiscales, jueces e investigadores para garantizar la impunidad por sus crímenes.
Fueron tan graves las acusaciones de Palomino que el propio fiscal general, Mario Iguarán, ordenó al grupo contra la corrupción en la Fiscalía y la Rama Judicial que asumiera el caso de manera preferente.
Esas investigaciones llegaron por primera vez a manos de un juez el martes pasado.
El caso del ex fiscal de derechos humanos de Barranquilla recuerda el de la ex fiscal de Cúcuta Ana María Flórez, a quien la justicia busca por proteger a los 'paras' del 'Bloque Catatumbo' de Salvatore Mancuso.
Mensajes de texto delatores
Palomino, como prueba de sus negocios con el fiscal Becerra, entregó la tarjeta de registro de su celular. En ella quedaron consignados los mensajes de texto que el funcionario le envió para pedirle dinero, preguntarle por expedientes y hasta amenazar.
Según las investigaciones, Becerra se esforzó a fondo para frenar un proceso contra Carlos Alberto Sosa Castro, 'Ramiro', jefe del 'Contrainsurgencia Wayúu', que operaba en el norte de la Sierra Nevada de Santa Marta.
'Ramiro' está sindicado de narcotráfico, decenas de extorsiones, secuestros y masacres como la de la finca La Esperanza, en la vía a Maicao, donde murieron cinco indígenas, y la de la vereda El Limón, de donde se llevaron a varios indígenas wiwa de los que no se sabe nada.
El expediente contra 'Ramiro' estaba en el despacho de Becerra en Barranquilla. Y entre las pruebas estaban los testimonios de José Angulo y José Álvarez, dos reinsertados de las Auc.
Angulo ya había hecho una descripción de 'Ramiro' que sirvió para hacer un primer retrato hablado, pero sorpresivamente cambió todos los datos en una nueva entrevista con el fiscal Becerra.
La Fiscalía encontró que el propio Becerra le ofreció plata para que describiera a otro hombre. Así, Ramiro, que tenía ojos verdes, terminó con ojos negros. También le cambió la nariz y la estatura.

Entre septiembre del 2005 y diciembre del 2006, en la misma cuenta en la que Angulo recibía su estipendio como reinsertado fueron consignados tres millones de pesos. Pruebas grafológicas a las consignaciones demostraron que fueron hechas por el fiscal Becerra. El otro testigo, según la acusación, también recibió dinero y por eso terminó cambiando la versión contra 'Ramiro'.
Estos 'cambios' le dieron a Becerra motivos para dejar quieto el caso. La Fiscalía también descubrió que del expediente original 'desaparecieron' los retratos hablados de 'Ramiro' y de 'Juan', otro 'para' de la Sierra.
A 'para' lo dejaron libre
En otro proceso, esta vez por la desaparición de tres comerciantes en septiembre del 2003 en Maicao, fue detenido Rolando Gutiérrez, señalado comandante 'para', junto con Pablo Peinado.
En este caso también hubo testigos que se retractaron y por eso el fiscal Becerra dejó en libertad a Gutiérrez. A Peinado le cambió el cargo de desaparición forzada y le dejó concierto para delinquir.
La Fiscalía dice que entregaba información a abogados de los 'paras' y que sobornó a un testigo para que no identificara en fila de sindicados a 'Palomo', comandante de las Auc que había sido detenido.
En el 2004, Becerra era fiscal en El Banco (Magdalena). En la administración de Luis Camilo Osorio lo ascendieron y llegó a fiscal especializado en Barranquilla. Él asegura que es inocente y que siempre actuó ceñido al derecho.
Los mensajes al celular del testigo
Según la Fiscalía, desde un celular el fiscal le envió al abogado mensajes de texto para averiguar por el dinero que le iban a dar por desviar un caso.
Las 'piñas' y 'camisetas' que menciona en los mensajes son en realidad millones de pesos. Todo quedó grabado en la SIM card del celular del abogado.
Febrero 2006: "¿Cuándo me entrega mis 15 camisetas?"
"¿Qué delito le imputan?"
"¿Hay platica para mañana?"
"Tras su irrespetuoso silencio, ha surgido una nueva oportunidad Xra (para) el 28 de febrero y 1 de marzo".
"Yo no voy a dejar perder mis 15 camisetas, se ponen a paz y salvo este viernes o se pierde el expediente y ordeno (...) reconstruirlo como verdaderamente es, no me gusta que me tomen del pelo".
"Necesito saber si me devuelvo a Barranquilla".
Abril 2006: "¿Me gasto las 8 piñas? Me acaban de llamar de Bogotá y acabaron de matar al testigo. ¿Qué hacemos con las camisetas? ¿Las devolvemos?".

"El fiscal llegó al hotel en Barranquilla donde estaba el testigo que iba a declarar contra 'Palomo'. Se le metió a la pieza, le pasó plata y le dijo: 'Tome huevón, pa' que usted no reconozca a ese man'", dice uno de los investigadores sobre lo que confesó después el testigo.


Tomado de:

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India