Tu eres el visitante No.

viernes, 22 de junio de 2007

En La Guajira: ¿Quién dejó volar a Mancuso y a 'Jorge 40' hace diez años, tras asesinar a dos personas?

La tarde del 4 de mayo de 1997, ocho hombres que se movilizaban en un campero Toyota rojo asesinaron a sangre fría a Celin Suarit Núñez y a su compañera Elizabeth Araújo Vega.
Las dos víctimas eran presuntos invasores de una pequeña parcela en Villanueva (La Guajira), que hacía parte de los predios de un poderoso terrateniente de la región.



Dos de los señalados homicidas resultaron ser Salvatore Mancuso Gómez y su entonces subalterno, Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', quienes, en ese momento, iniciaban su carrera delictiva y la avanzada paramilitar en esa zona del país.



El episodio no pasaría de ser otro de los cientos de asesinatos por los que los 'paras' deberán responder y pagar, de no ser porque el propio Mancuso decidió detenerse en este caso.



Dentro de su versión libre dijo que, en esa ocasión, él y '40' lograron salir de la cárcel a las pocas horas por orden del entonces director de la Policía y hoy embajador en Austria, general Rosso José Serrano.



El favor del alto oficial -agregó- se debió a que era muy cercano a la organización y amigo del desaparecido jefe de las Auc Carlos Castaño.



Tras sus declaraciones, el propio Serrano le solicitó al fiscal Mario Iguarán, que lo investigara y aseguró que las acusaciones de mancuso son una retaliación de la mafia.



Pero ya, por su propia iniciativa, la Fiscalía -con el apoyo de organismos de seguridad del Estado- viene investigando cada una de las afirmaciones que los 'paras' han hecho en sus versiones libres.



El propósito: tener elementos de juicio para contrapreguntarles, explorar la posibilidad de abrir indagaciones contra las personas que están siendo señaladas o notificarles a los fiscales de justicia y paz que los 'paras' están mintiéndole al país. Sin embargo, aún es una incertidumbre si por este tipo de 'imprecisiones' pueden perder beneficios de ley.



En este caso -que de haberse evitado habría salvado a cientos de víctimas de estos dos ex 'paras'- EL TIEMPO se anticipó y para reconstruir lo sucedido buscó expedientes y testigos.




El arsenal 'ganadero'




Según consta en el acta 450 de esa fecha, firmada por el entonces comandante de la estación de Fonseca (La Guajira), teniente Enrique Vásquez Rodríguez, los 8 hombres fueron detenidos luego de que esa unidad recibió una alerta radial de sus compañeros acantonados en Villanueva.

El teniente Vásquez montó un retén cerca al corregimiento de Distracción, y detuvo el campero de placas MLZ-025, y una camioneta verde, de placas QEC-487, que lo escoltaba.

Los agentes Carlos Novoa, Wílmer Mercado y José de las Salas revisaron los carros y encontraron 6 subametralladoras Colt, 2 pistolas Pietro Beretta, una pistola Gloc, un revólver Llama, una granada y 629 cartuchos.




La convivir de Mancuso




El arsenal estaba amparado por un permiso otorgado en 1995 a la Convivir Horizonte, de Mancuso, firmado por el entonces superintendente de Vigilancia, Herman Arias.



"Dijeron que eran ganaderos que iban a Maicao", recuerda el entonces teniente Vásquez, hoy mayor de la Policía, quien ordenó trasladarlos al cuartel de Barrancas.



Tras la reseña de rigor, quedaron a disposición del fiscal seccional antiextorsión y secuestro Rodrigo Daza Bermúdez, quien a las pocas horas dejó a seis en libertad, entre ellos a Mancuso y a '40'.

Y a las tres semanas, por petición de Mancuso, el fiscal Daza le devolvió el arsenal que fue recogido por Lino Arias, otro de los retenidos.

Por estos hechos, en noviembre del 2000, el Tribunal Superior de Riohacha condenó a 4 años de prisión al fiscal Daza al hallarlo culpable de los delitos de prevaricato por acción, sentencia ratificada por la Corte Suprema de Justicia.

Este diario buscó a Daza pero lo único que se supo de él es que hoy litiga en algún pueblo de La Guajira.

Lo concreto es que ante sus actuaciones, familiares de los asesinados (acusados por el dueño de la parcela de ser guerrilleros) contactaron al personero de Villanueva, Alberto Pareja Ariza.

"Pareja intentó ejercer funciones de veeduría al proceso, pero fue desaparecido por orden de las mismas personas que realizaron los primeros homicidios", dice un informe confidencial de julio de 1997.

¿Dónde está el cuerpo del personero? ¿Cómo se llama el terrateniente que contrató a los 'paras'? Si se trató de un favor de Serrano, ¿por qué el fiscal Daza no denunció el caso?

Estas serán algunas de las preguntas que la Fiscalía les hará a Mancuso y a '40' para aclarar el oscuro episodio.

Tomado de:
http://www.eltiempo.com/justicia/2007-06-17/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-3598938.html
u.investigativa@eltiempo.com.co

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India