Tu eres el visitante No.

domingo, 13 de mayo de 2007

CHOCÓ + HECATOMBE WAYÚU

Por:
LIBARDO MUÑOZ
libardopress@yahoo.com

La alimentación y la salud, dos conquistas de la inteligencia humana, se privatizan bajo el capitalismo salvaje que todo lo convierte en mercancía.
La tragedia humanitaria del Chocó, que parece asunto recurrente en Colombia, es una realidad que resulta de un Estado aberrante, donde el crecimiento económico va al bolsillo de los monopolios y a la burocracia dilapidante.
Indígenas y afrodescendientes, concentrados unos en la península de La Guajira y otros en la zona pacífica colombiana, viven en pobreza extrema y protagonizan una escena propia de una nación señalada de no cumplir sus compromisos comunitarios.
En La Guajira, poco a poco se conoce la hecatombe Wayúu, por el hambre, la desnutrición y los asesinatos de hombres y mujeres, hoy en la impunidad.
Entre 1998 y 2007, las estadísticas de las etnias guajiras cuentan 200 asesinatos en la impunidad que no son reseñados siquiera en las páginas de los periódicos.
La Guajira es uno de los departamentos que más aporta a la nación y sólo recibe transferencias entre 80 mil y 100 mil millones de pesos.
“El 12,6% de los niños Wayúu, menores de cinco años, presentan desnutrición crónica, es decir, el doble del promedio nacional, generando discapacidades permanentes, además de que la tasa de mortalidad infantil alcanza la devastadora suma de 18 por mil” (abril de 2006, Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes, Colombia).
La Guajira envió al exterior, entre diciembre de 1982 y diciembre de 2000, 250 millones de toneladas de carbón, que a precio de la última década es de US 45 tonelada, es decir, US 9.000 millones, equivalentes a $ 20,3 billones de pesos. (Fuente: Orsinia Polanco Jusayú).
En cuanto a las muertes por desnutrición infantil, el problema no es sólo del Chocó, sino de un conjunto de departamentos vecinos.
El Observatorio de la Salud de la Universidad Nacional (OBSAN) dice que en la zona chocoana "hay índices de desarrollo inferiores en muchos casos a países del África subsahariana o de Haití, con niveles de pobreza que harían preocupar a cualquier sociedad. “Más del 50% de las familias de poblaciones rurales de este país, declaran que uno de sus niños se acuesta con hambre”.
El OBSAN afirma que el caso chocoano no es una situación crítica aislada “sino una mala utilización de los recursos del departamento, el problema es nacional”.
El Observatorio de Infancia de la Universidad Nacional y la Alianza por la Infancia, enviaron a Ginebra un informe donde se dice que “el Estado colombiano no es garante del derecho a la alimentación de miles de niños colombianos”.
El mismo informe citado incluye un dato que se le ocultó a los colombianos: “el Ministerio de la Protección Social dejó morir el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y Nutricional”.
Nada parece detener, pese a esta tragedia humanitaria, la privatización de la salud y el avance de la sociedad colombiana hacia una hambruna sin precedentes en nuestro país.

Tomado de: http://colombia.indymedia.org/news/2007/05/64630.php

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India